Les pegan un baile a los “Colchoneros” en Anoeta
Héctor Moreno fue titular con la Real Sociedad, jugó todo el encuentro y paró en seco a los delanteros del Atlético de Madrid, para amarrar una merecida victoria de 3-0.
(Foto: Twitter @LaLiga)

Real Sociedad, con Héctor Moreno como titular, hizo este jueves un fantástico partido para vencer 3-0 al Atlético de Madrid en Anoeta, duelo correspondiente a la Fecha 33 de la Liga de España.

Se mantiene el efecto Imanol Alguacil, técnico de los Txuri-Urdin, que desde su arribo en lugar de Eusebio Sacristán ha empatado uno y ganado tres sin encajar un solo gol.

Sensacional actuación de Januzaj, al igual que un Héctor Moreno, titular, completando un partido perfecto frenando a los delanteros del Atlético.

Los “Colchoneros” ofrecieron un partido muy pobre. Sin chispa y sin recursos. No encajaba un 3-0 desde el 12 de diciembre de 2016.

La Real Sociedad anda con ganas de fiesta. Ha llegado al baile cuando estaba a punto de acabar, pero ni siquiera por ahí renuncia a echarse unas piezas. Después de mostrarse tímida durante buena parte de la velada, y eso siendo generosos, ha bastado que cambiara la música para que se exhiba en la pista.

Da la impresión incluso de que se llevará un disgusto cuando en breve pongan la última, lamentando lo que pudo haber sido y no fue. Al Atlético, mientras, le sucede todo lo contrario: está deseando marcharse.

Tiene cita en otro sitio, Londres nada menos, y no sabé qué hacer para salir sin parecer maleducado. Pone caras, no atiende a los diálogos… se aburre de aburrirse. ¿Dónde andaba esta Real Sociedad durante buena parte de la campaña? ¿Dónde estaba Januzaj, quien abusó de la mejor defensa del campeonato?

Porque Atlético de Madrid jugaba sin lateral izquierdo, sí (ni siquiera se trata de que los habituales de la plaza fueran baja, que también, sino de que los encargados ocasionales decidieron que con ellos no iba la cosa), pero a partir de ahí lo del belga fue tremendo.

Buscando las cosquillas de Vrsaljko, primero, y de Saúl, después, se adueñó de Anoeta como pocas veces un futbolista se adueña de un partido. Luego Willian José y Juanmi se encargaron de poner los sellos, pero la carta era suya. Absolutamente suya.

De hecho resultó fundamental para encabezarla, con un servicio donde sólo lo esperaba el 12 local, que había perdido metros para ganar espacio, allá donde los centrales no acudieran a buscarlo.

El zapatazo consiguiente entró dando un beso al poste: ni siquiera Jan Oblak podía buscarlo en ese rincón. En realidad ésa era la primera ocasión clara que tenía en el partido la Real Sociedad, que en todo caso se había adueñado de la pelota atendiendo al trato grosero que la dispensaba el rival.

Abrió plaza Oyarzabal y enseguida tomó su relevo Januzaj, en lo que el Atlético sesteaba con toques cortos y casi siempre imprecisos. Antes del gol apenas encontró un cabezazo de Godín a la salida de un córner para comprobar que, efectivamente, Rulli había regresado.

Después del gol hizo su única maniobra digna, pero el asistente tiró de bandera sin razón después de que Koke habilitara a Gameiro para que se marchara a buscar el mano a mano. Por lo demás, desidia. Un páramo.

Diego Simeone intentó alterar un rumbo inalterable. Tras el descanso con Torres por Correa, lo que retrasó a Griezmann. Poco después con Vitolo por Juanfran, lo que desplazó de carril a Vrsaljko situando a Saúl por el izquierdo.

En lo que se ajustaban piezas Gameiro volvió a marcharse en vertical, pero esta vez fue el propio árbitro quien anuló la acción por supuesta mano previa de Torres. Definitivamente no iba a ser posible que el punta tuviera un encuentro en condiciones con el portero.

El Atlético, en todo caso, apuró sus opciones de meterse en el partido con sendos cabezazos desviados del “Niño” Torres, a pase del mencionado Vrsaljko y del propio Vrsaljko a la salida de una falta. Hasta ahí llegó. Porque si Thomas andaba mal, que lo andaba, Gabi entró peor todavía.

Su primera pérdida estuvo a punto de provocar el segundo en una contra, pero sobre todo convenció a la Real Sociedad de que convenía cerrar cuanto antes la cuestión, no fuera a ser.

Y, a partir ahí, decidió exhibirse también por lo físico para ganar todas las carreras sin por ello prescindir del toque y para que Juanmi se luciera con un doblete, primero tras vaselina en el mano a mano, después con cabezazo completando combinación colectiva. Anoeta era una fiesta y corre el rumor ahora de que la Real Sociedad pedirá una ampliación de campeonato. Unas jornaditas más vendrían de perlas: ay, Eusebio; ay, Imanol…

El séptimo puesto está ahí, y son muchos los que lo pretenden, pero este equipo estaba para más. Si lo hizo esta vez, podía haberlo hecho unas cuantas. Por complicarse, mientras, Atlético de Madrid se ha complicado hasta el Zamora.

Se trata de su peor derrota del curso, pero, como lo pasado pasado está, la cuestión ahora es que no deje huella. Porque el Arsenal, a la que pueda, también querrá marcarse un baile. Y el de Donosti, en clave rojiblanca, se antoja más que suficiente.

(Con información de Marca Claro)
banner-deportes



Temas relacionados:
Deportes
España
Futbol



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]