TE RECOMENDAMOS
Oposición y Morena negocian sobre la marcha cambios a creación de Guardia Nacional (Documento)
El diálogo para que la Guardia Nacional tenga un mando civil avanza de manera discreta, pese al avasallamiento de Morena al bloque opositor en las comisiones legislativas del Senado

Por Juan Omar Fierro

Las reformas legales y negociaciones para la creación de la Guardia Nacional entraron en su fase final y será el próximo jueves cuando se vote el dictamen final en el Pleno del Senado de la República.

El proceso parlamentario entró en una etapa de aparentes contradicciones de los grupos parlamentarios que buscan el diálogo mientras denuncian imposición y viceversa, los senadores que se dicen listos para la negociación pero no para el chantaje.

Por un lado, los senadores de Morena y sus aliados del PT avasallaron a la oposición en la sesión de las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales y Estudios Legislativos Segunda para la aprobación de un dictamen que prevé una Guardia Nacional con mando militar y la permanencia de las fuerzas armadas en las calles.

Por el otro, los senadores del PRI, PRD, PAN, Movimiento Ciudadano y el senador sin partido, Emilio Álvarez de Icaza, que abandonaron la sesión de comisiones denunciando la negativa de Morena y el PT de escuchar las propuestas que la sociedad civil y los propios opositores realizaron durante el llamado Parlamento Abierto sobre el tema de la Guardia Nacional.

Sin embargo, su postura pública ante los medios, aparentemente beligerante, se suavizó casi de inmediato, puesto que su salida de las comisiones que aprobaron el dictamen solo fue para regresar a una mesa de negociación paralela que comenzó ayer por la tarde y que se prolongó casi al filo de las nueve de la noche.

Para Morena y el PT, imponerse en las comisiones fue un mecanismo para forzar la negociación de aquí al próximo jueves, puesto que se niegan de manera tajante a prolongar la discusión aún más tiempo.

El senador de Morena, Félix Salgado Macedonio, acusó a la oposición de rehuir el debate, a sabiendas de que el dictamen de la Guardia Nacional será modificado en las últimas horas.

En contraste, para los senadores del bloque opositor la aprobación del dictamen fue una forma de darle la espalda a las recomendaciones de más 80 expertos en materia de seguridad que durante el llamado Parlamento Abierto hicieron un llamado a no militarizar la seguridad pública del país, pero también a la negociación de última hora en la que participan la Consejería Jurídica de la Presidencia y la Secretaría de Gobernación.

El senador de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado, condenó la decisión de Morena de aprobar un dictamen que va a ser modificado en las próximas 48 horas, por lo que incluso habría solicitado un receso o una sesión permanente de las comisiones legislativas que iban a aprobar el dictamen, con el fin de avanzar en las negociaciones.

La negociación para modificar el dictamen de la Guardia Nacional incluyó la presentación de una documento con las reservas que el colectivo #SeguridadSinGuerra presentó al dictamen aprobado por Morena y el PT. Se trata de un documento de 13 páginas que enumera los cambios que allanarían los caminos del consenso.

El senador sin partido, Emilio Álvarez Icaza, explicó que entre los artículos más impugnados se encuentran la aplicación del fuero militar para los elementos de la Guardia Nacional, la existencia de una Junta de Jefes para dirigir esa nueva corporación, con voz y mando de militares y marinos, aunque también tendrían participación en esa instancia comisarios de la Policía o de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

Además, se impugna el artículo transitorio que prevé la permanencia de las fuerzas armadas en labores de seguridad hasta que no esté funcionando la Guardia Nacional en un 100 por ciento. La propuesta de la oposición es limitar dicha participación a cinco años, plazo para que las fuerzas castrenses regresen de manera definitiva a sus cuarteles.

A pesar de todas estas discordancias, una vez que concluyó la reunión de comisiones en el Senado de la República con la aprobación de un dictamen que carece de consensos, Morena y el PT reanudaron la mesa de negociaciones con el bloque opositor conformado por PRI, PRD, PAN y Movimiento Ciudadano.

El senador Dante Delgado no quiso adelantar los términos de la negociación, pero confió en que sí habrá acuerdo entre todas las partes, debido a que Morena y el PT carecen de los votos necesarios para la aprobación de una reforma constitucional que requiere de una mayoría calificada de dos terceras partes de los 128 senadores que integran el Pleno.

Reservas al Dictamen de la … by on Scribd

 








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.