Aumentar penas por feminicidio es una solución machista: Alfredo Figueroa
Además de la creación de una fiscalía y de acciones punitivas, Estado y sociedad deben construir mecanismos que defiendan preventivamente a las mujeres ante esta pandemia.

Esta última semana ha sido de extraordinario dolor y conmoción para los mexicanos, pues días después de conocer el asesinato de Ingrid Escamilla, recibieron otra lamentable noticia: la muerte de Fátima, una niña de 7 años, encontrada en la alcaldía Tláhuac, al sur de Ciudad de México, consideró Alfredo Figueroa, exconsejero del IFE, al hablar sobre el problema de feminicidios que enfrenta el país.

El también analista político-electoral señaló que esto era una muestra de la incapacidad del Estado y la sociedad para enfrentar este tema, que lamentablemente no ha estado exento de la polarización.

Durante la Mesa de Análisis de Aristegui En Vivo, Figueroa lamentó las frases y reacciones que ha tenido el presidente Andrés Manuel López Obrador ante esta situación, pues utiliza un lenguaje en el que no nombra a las personas y, por tanto, no establece empatía con las víctimas y con un país que está conmocionado.

“Me preocupa mucho que no haya un buen diagnóstico del Poder Ejecutivo respecto del gravísimo problema”, expresó.

Al mismo tiempo consideró que ante un asunto de esta gravedad, se debe suspender la agenda que el mandatario federal impone a través de las conferencias matutinas.

Te puede interesar: Morena y PAN impulsan acciones contra feminicidios | Video

“Sin culpar al neoliberalismo, producir soluciones… Tendría que pensarse no solo en una fiscalía, sino en lugares de refugio. Ante esta pandemia y terror necesitamos que Estado y sociedad reaccionemos para construir mecanismos que defiendan preventivamente a las mujeres además de la parte punitiva”, manifestó.

Asimismo, criticó que la reacción del Poder Legislativo haya sido aumentar la pena por cometer un feminicidio, cuando el problema está en cómo se tipifica, en que hay jueces incapaces de comprender lo que significa la violencia contra mujeres, en que los Ministerios Públicos son ineficaces al momento de hacer una investigación y en que el Poder Ejecutivo no acaba de entender que se necesitan acciones excepcionales.

No es la prisión preventiva oficiosa, ni con aumento de penas como vamos a enfrentar los feminicidios, estas siguen  siendo respuestas machistas a un problema que debe enfrentarse desde otra perspectiva, con acciones concretas institucionales y en favor de que mejoren las condiciones de vida y luchando contra la desigualdad”, acotó.

Figueroa afirmó que los ciudadanos, en especial las mujeres, esperan una respuesta institucional concreta de soluciones y no un decálogo de buenas intenciones que se han escuchando desde hace mucho tiempo.

“Si no lo entiende pronto (AMLO), entrará seguramente en una de sus crisis más importantes en términos de su legitimidad y vinculación con la ciudadanía”, advirtió.

Te puede interesar: Esta es la cronología de la desaparición y feminicidio de Fátima

Ante este problema, agregó, no debería haber declaraciones en las que se ponga al centro algún tipo de ventaja política y tampoco debe tratarse a partir de constituciones morales.

“Tiene que ver más con un compromiso solidario y ético”.

Por su parte, Gabriel Reyes Orona, exprocurador fiscal, expuso que culpar al neoliberalismo, que no gobierna en México desde hace más de 20 años, por los feminicidios es una total falta de seriedad y es irresponsable.

Opinó que el caso de Fátima es una clara evidencia de que la sociedad es la que está resolviendo los crímenes.

Esta situación se tiene que atender con recurso no con discurso. Vemos con preocupación como una vez más ‘Ciudad Segura’ no existe. El sistema, que fue abandonado por Miguel Ángel Mancera, hoy en día no representa ninguna garantía y seguridad para los que habitamos en la capital. Fue un video privado el que condujo a identificar a esta persona”, comentó.

“Los políticos siguen pensando que es un tema de discurso y lo que se necesita es una acción concreta y decidida para que estos crímenes se acaben”, abundó.

Te puede interesar: Llaman a paro nacional contra el feminicidio para el 9 de marzo 

Consideró que con la tecnología actual, se podrían almacenar las imágenes de las cámaras instaladas en diversos puntos de Ciudad de México, ya que solo las conservan por cinco días y luego son eliminadas. Y sugirió que no solo fuera la administración capitalina la encargada de custodiar estos instrumentos.

“El caso Fátima es un gran fracaso de Ciudad de México. Si no hubiera video de un particular y los medios de comunicación no hubieran intervenido, nada habría pasado como en muchos otros casos”, subrayó.

“La preocupación es que dejemos a los políticos hacer su show diciendo que esto es un tema de discurso cuando no quieren admitir que el problema es de recursos destinados a establecer programas concretos que lleven a resultados concretos”, apuntó.








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.