Proceso para elegir al nuevo ministro; la experiencia de Ebrard, y las protestas en San Lázaro, en columnas políticas (18/12/18)
Este martes, los espacios de opinión de la prensa nacional destacan la falta de transparencia en la elección para suceder a José Ramón Cossío en la Suprema Corte; y el PAN, PRI y MC se unieron en San Lázaro para protestar contra el Presupuesto 2019.

“Bajo reserva”, en El Universal :

Madruguete por el nuevo ministro

“Se prepara un madruguete en el Senado, para la designación de la nueva o nuevo ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. A pesar, nos dicen, de las constantes críticas al proceso del nombramiento, los legisladores emitirán sus votos sin publicar los expedientes de los tres integrantes de la terna enviada por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador. Los expedientes debían establecer si los candidatos cumplen con todos los requisitos solicitados por ley para aspirar a ocupar un lugar en el máximo tribunal y se publicarían en la página web del Senado, por lo menos 24 horas antes de las comparecencia de los candidatos ante comisiones. Pero el procedimiento avalado señala que la votación se dará sin la publicación. ¿Y la transparencia republicana?”.

“Templo Mayor”, en Reforma

“VAYA que los senadores de Morena le pusieron la vara muy bajita a los tres nominados para suceder a José Ramón Cossío en la Suprema Corte. El proceso consistirá en una pasarela ante la Comisión de Justicia y, quienes pasen a la siguiente ronda, irán a otra pasarela ante el Pleno para explicar porqué son la mejor opción… así, sin preguntas ni debates. EN CONTRASTE, cuando los hoy ministros Alberto Pérez Dayán y Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena fueron elegidos, el Senado los sometió a un verdadero proceso de evaluación que incluyó presentar tres sentencias de la Corte que consideraran relevantes y explicar sus implicaciones jurídicas y sociales”.

“Estrictamente Personal” de Raymundo Riva Palacio en El Financiero:

“Sin aspavientos, con la cautela de un político florentino, Marcelo Ebrard ha ido avanzando y conquistando terreno en el traicionero laberinto donde se mueven los distintos equipos del presidente Andrés Manuel López Obrador. Personaje para observar y seguir, Ebrard ha cuidado las formas con el Presidente, sabedor de lo difícil que es contraponerse a sus ideas, y lo fácil que es que los mande a hibernar por largas temporadas porque cuestionan sus decisiones. Al mismo tiempo, ha ido acomodándose dentro de un equipo por años homogéneo y poco refractario a quienes no han sido parte del kitchen cabinet de López Obrador, y donde algunos cercanos en la vieja izquierda social lo ven con suspicacia”.

“Arsenal” de Francisco Garfias, en Excélsior

“La transformación que vivimos se reflejaba en la tribuna de la Cámara de Diputados, durante la comparecencia de Carlos Urzúa, titular de la SHCP, con motivo de la discusión del Presupuesto para el 2019. Lo nunca visto: Rubén Moreira, Enrique Ochoa, René Juárez, Fernando Galindo y toda la bancada del PRI, pancarta en mano, tomando la tribuna en San Lázaro junto a panistas, perredistas y emecistas. Protestaban por los recortes al campo, a las universidades, a las causas de las mujeres, a la cultura, a los pueblos mágicos, al ramo 23, mientras gritaban “¡Títeres! ¡Línea 12! o ¡Bejaranos!” a sus pares de Morena”.






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]