Advierten expertos de UNAM daños ecológicos por el Nuevo Aeropuerto
La bióloga Patricia Escalante expuso que existen una enorme cantidad de aves, "(ellas) no se pueden defender, es nuestro deber proteger a nuestras especies hermanas".

Investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) exhortaron a la población a informarse sobre las consecuencias por la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México en el lago de Texcoco.

Durante la charla “El aeropuerto a revisión”, que se llevó a cabo en la Facultad de Arquitectura, advirtieron sobre los daños ecológicos y sociodemográficos que, señalaron, está causando la obra.

En la opinión de Patricia Escalante, bióloga de la UNAM, la construcción de la nueva terminal aérea significa un “ecocidio”, un término no usado antes, “pero que ahora se utiliza por la magnitud del daño a un área natural”.

“Es importante que rescatemos este lago y todos los beneficios que da a la vida silvestre y a todos los habitantes de la Cuenca (…) Este es un lago que se restauró y debe conservarse“, planteó.

La especialista de la UNAM, quien ha trabajado durante 18 años en el tema, dijo que el lago de Texcoco no era un sitio conveniente porque es un santuario de vida silvestre y además existe el problema de la convivencia de aviones y aves.

Señaló que en esa área, donde se construye el aeropuerto, conviven al año 250 especies de aves, de la cuales la mayoría son migratorias de Estados Unidos y Canadá; además, hay otras que son endémicas y que están amenazadas.

“Es una playa rica y hay una enorme cantidad de aves“, indicó al tiempo que invitó a los estudiantes a informarse sobre las consecuencias que tendría esta obra aeroportuaria.

Escalante consideró que hay opciones para el aeropuerto en otros lugares, sin embargo, para cualquier proyecto de infraestructura se debe compensar lo que se quita, de lo contrario se irán perdiendo las áreas naturales hasta que ya no quede nada.

Las aves no se pueden defender y es nuestro deber proteger a nuestras especies hermanas (…) no creo que se pueda recuperar todo pero hay zonas que sí podrían recuperarse”, planteó.

A su vez, Fernanda Paz, antropóloga de la UNAM, indicó que cualquier daño ambiental implica una afectación para las personas que viven en la zona.

La extracción de tezontle de las minas para rellenar el lago, advirtió, afecta a la zona oriente del Estado de México, donde hay 43 municipios con poco más de cinco millones de personas.

En un principio, dijo, se iba a extraer material de seis minas; sin embargo, hay más de 180, por lo que se están registrando daños a viviendas de los habitantes, quienes han denunciado afectaciones en las estructuras y lozas de sus hogares. Además de que la extracción de este material, trae daños a la salud. (Ntx)






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]