Reinauguran el “Paraguas” del Museo Nacional de Antropología
Tras cuatro meses en proceso de limpieza y restauración, el "monumento de monumentos" está de nuevo en funcionamiento.

Luego de cuatro meses de los trabajos de limpieza y restauración, se reinauguró este martes el “Paraguas” del Museo Nacional de Antropología, monumento que enriquece el espacio museístico desde hace 54 años.

Antonio Saborit, director del Museo Nacional de Antropología, comentó en ceremonia protocolaria, que el “Paraguas” recuperó el esplendor que tuvo el 17 de septiembre de 1964 cuando abrió por primera vez sus puertas.

En la reinauguración de la estructura que fue sometida a un proceso de limpieza con hielo seco, Saborit dijo: “Estamos muy orgullosos todos de este trabajo”.

Destacó que contaron con la ayuda de un comité de expertos que los acompañó a lo largo de todo este camino para hacer las cosas del mejor modo posible, finalmente el Patronato cierra y además éste estuvo atrás de la limpieza, con el apoyo de otras empresas.

“Es una locura, pero es una locura que nos debe de llenar de orgullo, estamos muy orgullosos de este trabajo, y solamente me resta decir gracias, muchas gracias”, expresó Saborit.

Diego Prieto, director general del Instituto Nacional Antropología e Historia (INAH), agradeció la limpieza y restauración del gran “Paraguas monumental” del recinto cultural.

“Qué mejor manera de celebrar los 54 años del museo que con la presentación de este trabajo que también nos permite celebrar la colaboración del Patronato del recinto cultural y de las tres empresas que conjuntaron esfuerzos para hacer este gran trabajo”, afirmó.

Ante la mirada de los visitantes al espacio museístico que caminaban por el gran patio hacia las salas, el titular del INAH resaltó que fue un trabajo monumental como corresponde a lo que Jaime Torres Bodet llamó “Monumento de Monumentos”.

“En ese sentido conjuntar las capacidades, la experiencia y los saberes de Karcher, Praxair y Powerwash, me pareció un acierto muy importante, que apunta a la presencia creciente de una empresa responsable, social y culturalmente que mucha falta le hace a este país, sobre todo con miras a las transformaciones”, manifestó Prieto.

Momentos después se reinauguró el “Paraguas”, que vistosamente volvió la fuente de agua, dándole ese resplandor único que uno se encuentra al paso hacia las salas del museo.

El “Paraguas”, fuente invertida ubicada en el patio central del recinto cultural, volvió a lucir impecable tras cuatro meses de labor de conservación con una limpieza profunda con la técnica alemana ice-blaster, que consiste en disparar pellets de hielo seco aplicados con presión controlada.

Esto permitió eliminar en su totalidad la suciedad y sales acumuladas a lo largo de 53 años. La fuente, diseñada por el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez, está construida con una columna principal de concreto armado y una losa que se sostiene con 20 vigas radiales de acero y 80 tensores.

La techumbre mide 4 mil 500 metros cuadrados, y el acabado de la cara inferior está realizado con perfiles de aluminio, formando el plafón, cuya altura en la parte central es de 12 metros y 17 metros en la parte distal. (Con información de Ntmx)



Temas relacionados:
Cultura
INAH





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.