PGR me envió citatorio sobre caso Etilenio XXI como testigo, no como denunciante; es intimidatorio: Díez Gargari
El abogado de Infraiber ve un probable acuerdo entre la Procuraduría y los presuntos delincuentes "para que todo mundo se vaya tranquilo a casa".

El abogado Paulo Díez Gargari dio a conocer que recibió un citatorio de la Procuraduría General de la República (PGR) para comparecer el próximo viernes sobre la denuncia penal que interpuso contra el ex candidato presidencial, José Antonio Meade, el presidente Enrique Peña Nieto y quienes resulten responsables por su probable participación en “la trama corrupta Etileno XXI“.

En entrevista para #AristeguiEnvivo detalló que al recibir el documento le sorprendió la agilidad con la que ha actuado la PGR en este caso, pero llamó más su atención que haya sido requerido como testigo y no como denunciante. “Uno empieza a sospechar que estos señores están jugando un juego oscuro y perverso“.

Desde su punto de vista, también es extraño que el asunto haya sido enviado a la Dirección General de Asuntos Especiales, “una unidad fantasma” de la PGR que no existe jurídicamente.

“Me parece que puede tener la intención de premeditadamente viciar la investigación desde un principio para que más adelante los involucrados digan ‘como esto se hizo a través de un área que no existe jurídicamente, todo el procedimiento está viciado, se violaron las garantías del debido proceso y no hay nada qué hacer’. Esto es gravísimo”, añadió.

Además, el abogado recordó que esta misma unidad se encargó en su momento de llevar a cabo su detención ilegal luego de que le sembraron un arma en septiembre de 2015.

Es decir, apuntó, “la misma área que se ocupa de sembrarle un arma de fuego a un abogado es la misma que pretenden que se encargue de llevar el tema de Etileno XXI, cosa a la que por supuesto me voy a oponer, no por otra cosa sino porque todos los actos de esta dirección pueden estar viciados de nulidad, y lo que no quiero es que una investigación tan importante se ponga en riesgo para abrirle la puerta a los presuntos delincuentes para que se vayan contentos a su casa“.

Díez Gargari señaló que otra peculiaridad del citatorio es que le piden acudir al mismo edificio de la Procuraduría de la colonia Nápoles, a donde lo llevaron detenido hace más de dos años.

“Más allá del tema personal que sí es una cuestión molesta, me parece que es un acto de intimidación muy claro, es un asunto gravísimo porque esta dirección no tiene fundamente normativo, los actos que celebre están viciados de nulidad y esto me parece que es un acuerdo entre la Procuraduría y los presuntos delincuentes para que a partir de esto todo mundo se vaya tranquilo a casa“, agregó.

A continuación la entrevista completa:






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.