3 opiniones de expertos sobre caso Canitec vs Aristegui
Las reacciones de analistas al comunicado del presidente del gremio cablero contra la periodista fueron, entre otras, análisis sobre las telecomunicaciones, monopolios y televisión en México.
"Los monopolios están tratando a toda costa de que no se afecten sus intereses, acusar a Carmen de ser pagada por Carlos Slim atenta contra la libertad de expresión": Fernando Schutte

Analistas y columnistas profundizaron sobre el desplegado publicado en diversos diarios nacionales del presidente de la Canitec, Alejandro Puente, contra Carmen Aristegui, donde cuestiona el desarrollo de la entrevista al candidato del PRI-PVEM: “lo que escuchamos (en la entrevista) fue a una cabildera de Telmex y Telcel debatir con el hombre a quien considera va a ganar las elecciones presidenciales”.

A continuación se mencionan algunas de las columnas publicadas en diversos medios nacionales que abordan el tema más allá de la acusación directa contra la periodistas y lo vinculan contra la forma en que las televisoras están tratando a toda costa de que no se afecten sus intereses:

Carlos Fuentes, Aristegui y los medios
Por Fernando Schutte

El Financiero

Pasando a otro tema, quiero referirme al insultante desplegado que Televisa, por medio de su testaferro en representación de la Canitec hizo en contra de Carmen Aristegui. Evidentemente los monopolios están tratando a toda costa de que no se afecten sus intereses, acusar a Carmen de ser pagada por Carlos Slim atenta contra la libertad de expresión y si algo tiene Aristegui es un compromiso con la información y no con la comunicación, ¡vaya diferencia!

Muchos sabemos que la entrevista a Peña Nieto fue dura y que le cuestionó acerca de su relación con Televisa y que cuando Peña dice que nada le debe a la televisora lo hace teniendo que prometer que se mantendrá firme a posteriori, aunque personalmente lo dudo, esto puso los nervios de punta a Televisa, eso y la posibilidad, como lo ha señalado innumerables veces Andrés Manuel López Obrador, de abrir a los medios a una mayor competencia para que se vuelvan democráticos y dejen de servir a intereses personales sin importarles lo que pase con nuestro país, manipulando la información y utilizando hasta publicidad subliminal a favor o en contra de un candidato u otro.

México atraviesa por una crisis de valores, por eso extrañaremos a Carlos Fuentes y también por ello nos enojamos cuando se ataca sin fundamento a periodistas como Aristegui, quien muchas veces ha puesto el dedo en la llaga. Después del manejo mediático de EPN en el posdebate y de ver cómo se minimizó el rechazo a este encopetado candidato en la Universidad Iberoamericana, no puedo sentir más que intentan a toda costa tratarnos como si fuéramos los mexicanos retrasados mentales, ¡qué vergüenza!

Ir a texto en El Financiero

*

La mano que mece
Por Purificación Carpinteyro

Reforma

Cualquiera que haya osado atentar en contra de Televisa, ha sido honrado con una o varias medallas de honor. Las preseas se otorgan en diferentes formatos: envueltas en escándalos difundidos por los principales noticieros de la televisora; persecuciones legales, y, en muchos casos, en desplegados publicados en los principales periódicos del país, generalmente firmados por cámaras de la industria y asociaciones, cuya dependencia y control por el grupo mediático es incuestionable.

Tengo al menos dos de esos reconocimientos: un desplegado publicado por la Cámara Nacional de la Industria de Telecomunicaciones por Cable, en tiempos de la subsecretaría de Comunicaciones; y otro con dedicatoria para este diario y para mí, suscrito por el vocero de Televisa.

Por ello, a nadie hubiera sorprendido el desplegado publicado el martes pasado por la Canitec en contra de Carmen Aristegui -que ya colecciona varios- si no fuese porque el texto, firmado por el presidente de la citada cámara, la ataca porque durante la entrevista que le realizó a Enrique Peña Nieto, en su programa radiofónico en MVS del 11 de mayo, se atrevió a hacerle las preguntas que muchos nos hacemos y para las que queremos respuesta.

Si no fuese por la rispidez del desplegado, seguiría pensando que Peña Nieto salió bien librado de la entrevista. Pero, dada la agresividad de la reacción y las acusaciones, no puedo más que develar quién está detrás de Canitec y cuestionar el porqué de su indignación.

Ostentándose como el órgano de representación empresarial que agrupa a los concesionarios de redes públicas de telecomunicaciones que proveen servicios de televisión por cable, internet, telefonía y transmisión de datos en México, la Canitec es uno de los mecanismos de cabildeo y presión de la televisora.

Aunque en su origen pudo ser una verdadera “cámara de la industria”, actualmente la Canitec se encuentra bajo el dominio total de Televisa, como resultado de la compra de empresas cableras que le han permitido concentrar más del 60 por ciento de la operación de televisión por cable en México. Así se refleja en su consejo directivo: quien firma el desplegado, el presidente, es Alejandro Puente, socio de Televisa por lo menos en Cablemás (también candidato plurinominal del partido Movimiento Ciudadano al Senado); y tres de los cuatro vicepresidentes de la cámara son accionistas o altos funcionarios de empresas de la televisora: Jean Paul Broc Haro, director general de Cablevisión; Javier Alejandro Álvarez Figueroa, accionista de Cablemás, y Jorge Adrián Azzario Hernández, director general de Cablevisión de Monterrey. Y si bien otras empresas cableras pertenecen a dicha cámara, las que no son de Televisa están aliadas con ella en la oferta de paquetes de servicios.

Por eso, ante la pregunta de quién pudiera estar detrás de la Canitec -o de Puente-, la respuesta es incontrovertible: Televisa.

Descrita por Garth S. Jowetty Victoria O’Donnell, en su libro Propaganda y persuasión, Televisa recurre a una conocida técnica de desinformación: ocultar a un público el origen de un mensaje, haciendo que sea transmitido por un tercero como propio, con el objetivo de engañar a dicho público y conferir credibilidad a la desinformación. Así es como lo que la televisora no puede decir, porque carecería de credibilidad o rayaría en el cinismo, lo dice un tercero aparentemente independiente, a quien el público le atribuye credibilidad.

Pero hablando de orejas: si Puente habla por Televisa escudándose bajo la franquicia de la Canitec, ¿por qué Televisa se sintió en la necesidad de lanzar ese vergonzante ataque a una periodista, por utilizar nueve de los 67 minutos de la entrevista, para preguntar al candidato presidencial por el PRI si es cierto lo que tanto se dice: que es el candidato de Televisa?

¿Por qué Televisa se siente tan violentada, y tiene que agredir, cuando una periodista pregunta a un candidato su postura respecto a la concentración mediática y en telecomunicaciones; su compromiso con la competencia en ese sector? O por su opinión respecto a asuntos próximos a resolverse, que son de especial trascendencia para el desarrollo del país, como la potencial aprobación a la sociedad entre Televisa y TV Azteca en Iusacell, y la posibilidad de que Telmex ofrezca televisión de paga.

Ni siquiera el dirigente nacional del PRI, Pedro Joaquín Coldwell, que salió al ataque de los estudiantes de la Ibero por el desastroso resultado de la comparecencia de su candidato en el plantel, se quejó de la entrevista. Tal vez porque no lo necesita, porque tiene de aliado a la mano que mece la cuna, y porque la verdad es que, si bien hace tiempo Puente fue un empresario cablero, hoy Puente no existiría sin la Canitec, la Canitec ya no sería nada sin Televisa -y posiblemente Peña sería un ex gobernador más.

Ir al texto de Reforma

*

Posteando / Politización y polarización política de los medios
Bernardo Barranco
Milenio

A la crisis mediática de la clase política hay que añadir la politización de los medios de comunicación, principalmente electrónicos, que amenazan con polarizarse. La pugna Carlos Slim versus Televisa y TV Azteca ha resurgido en medio de las campañas políticas con nuevos reproches y acusaciones rijosas.

La Caniec, red cablera dominada por Televisa, le reprochó a Carmen Aristegui ser empleada de Slim y presionar al candidato Enrique Peña Nieto atajar el monopolio de la televisión abierta para favorecer la incursión del hombre más rico del mundo. El reproche al trabajo periodístico de Aristegui se produce porque la periodista goza de la más alta credibilidad y altos niveles de audiencia que incide en el ánimo de la opinión pública.

Sendos desplegados en los periódicos de mayor circulación nacional y una avalancha agresiva de twits han marcado esta semana contra la conductora de noticias de MVS. Los medios contra los medios avisan una nueva crisis provocada por los grandes realineamientos de fuerzas en torno a la lucha y conquista por el poder presidencial.

Los medios electrónicos, han dejado, parece, de ser instrumentos de comunicación que difunden un evento como una contienda electoral para convertirse en protagonistas con intereses definidos. Sin duda el abordaje de Aristegui sobre los supuestos cuantiosos recursos públicos del gobierno del Estado de México hacia Televisa ha encendido la ira y los antagonismos de los señores de las pantallas.

Las notables tendencias de los grandes medios a nivel mundial son al menos cuatro: a) La integración multimedia de la Tv, radio, prensa escrita, revistas e internet. b) Internacionalización geográfica, cultural y lingüística como CNN, PRISA y redes europeas. c) Convergencia tecnológica, es decir, la emergencia de las redes sociales en internet, y d) Politización de los grandes medios que han pasado a ser no solo polos de poder sino actores.

Los casos, entre otros, lo ilustran Silvio Berlusconi en Italia que valiéndose de su .influencia mediática alcanzó y se mantuvo en el poder político más de diez años. Sebastián Piñeira presidente en Chile nos muestra otro notable empresario de los medios, Chilevisión TV, que alcanza el poder sustentado en un notable apoyo de medios asociados a su proyecto conservador.

En el seminario “Medios de comunicación y democracia en América Latina” organizado por Instituto Fernando Enrique Cardoso, Brasil, el ex presidente boliviano Carlos Mesa (2003-2005), advirtió que “Los medios y quienes los manejan han entrado en una espiral de pérdida de valores y, aunque la democratización no se consigue sin éstos, los medios se han convertido en protagonistas y han dejado de ser fiscalizadores”.



Temas relacionados:
Medios
Televisa


Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]