Allana policía Universidad de Hong Kong
Fuerzas policiacas irrumpieron haciendo uso de gas lacrimógeno y cañones de agua; los manifestantes respondieron con bombas incendiarias, ladrillos y flechas.
(Fotos: Reuters)

En un intento por desocupar el campus universitario, autoridades policiacas irrumpieron en las instalaciones de la Universidad Politécnica de Hong Kong con gas lacrimógeno y cañones de agua, a lo que los manifestantes respondieron con bombas incendiarias, ladrillos y flechas en un enfrentamiento que culminó en la madrugada.

Previo al choque violento, la policía de Hong Kong dio un ultimátum a quienes mantienen tomada la universidad para que se dispersaran. Los estudiantes respondieron que no se iban a rendir, por lo que los cuerpos de seguridad continuaron avanzando e ingresaron a la institución.

Conforme los enfrentamientos siguieron, cientos de estudiantes fueron rodeados mientras vecinos y voluntarios intentaban rescatarlos de los uniformados. Los jóvenes se defendieron con todos sus recursos a la mano y al menos un policía resultó herido durante los enfrentamientos.

La población de Hong Kong ha declarado a varios medios que se podían ver grandes incendios en los alrededores de la universidad, por lo que temen la intensificación de la violencia en los próximos días si no se llega a un acuerdo entre ambos bandos.

Los manifestantes sostienen que el gobierno de China no ha cumplido el acuerdo de dar más libertades políticas a Hong Kong, región semiautónoma dirigida bajo el esquema de “un país, dos sistemas”.

La policía sostiene su postura de que los manifestantes han escalado sus ataques hasta un nivel de “terrorismo” por el tipo de armamento que han construido y no niegan la posibilidad de comenzar a utilizar balas reales para recuperar los espacios tomados por jóvenes.

Además, la autoridad hizo un llamado a la población y a los voluntarios para que no se acerquen a las zonas de conflicto con la finalidad de salvaguardar su integridad, además de pedir que tampoco apoyen a los participantes en la protesta social.

La policía tenía el objetivo de reabrir las principales autopistas de la ciudad y el túnel de Cross-Harbor que conecta a Kowloon con Hong Kong; sin embargo, el bloqueo se mantiene hasta el momento, dichos recintos quedaron dañados y las casetas de peaje sufrieron afectaciones graves.

Esta situación ha comenzado a generar estragos para el ingreso de mercancías y el flujo de la economía, lo cual aumenta presión a las autoridades que buscan el desalojo de los sitios tomados por estudiantes.

Frente a la sensación de incertidumbre que se vive en toda la ciudad, las escuelas continuarán cerradas y diversas instituciones, como la Biblioteca Pública de Tsim Sha Tsui, el Museo de Historia de Hong Kong y el Museo de Ciencias, situadas cerca de la Universidad Politécnica, han confirmado la suspensión de actividades para proteger a los visitantes, según el Departamento de Servicios Culturales de Hong Kong.



Temas relacionados:
Hong Kong
Manifestaciones





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.