Con Lenín Moreno vivimos “lo típico de una dictadura”: excanciller de Ecuador en México
Desde el pasado 2 de septiembre, el gobierno de México le concedió el refugio por razones políticas all excanciller de Ecuador en México, Ricardo Patiño.
Foto: Reuters /Guillermo Granja

Desde el pasado 2 de septiembre, el gobierno de México reconoció que el excanciller de Ecuador en México, Ricardo Patiño, es un perseguido político de la administración encabezada por Lenín Moreno y le concedió el refugio por razones políticas.

En entrevista con #AristeguiEnVivo, el político ecuatoriano señaló que en su país le han querido iniciar un juicio por el delito de instigación, pero que no lo han logrado porque no ha estado presente.

Indicó que la acusación deriva luego de que el 28 de octubre de 2018, mediante un discurso en Latacunga, llamó a la militancia a acompañar al pueblo ecuatoriano en las calles para que se defendieran los derechos que se habían alcanzado durante los 10 años del gobierno de Rafael Correa: “justicia, estabilidad, progreso, bienestar y muchos derechos que antes solo estaban escritos en la Constitución y que se hicieron reales, particularmente salud, educación, trabajo y adecuados ingresos laborales”.

“Lo que yo plantee en la reunión fue: vamos a acompañar a nuestro pueblo a las calles y me acusaron de instigación para cometer delitos, esto es lo típico de una dictadura y estaban evidentemente cercándome para girar una orden de aprehensión. Yo salí un día antes de que esto sucediera y en efecto la consumaron”.

Acusó que ha existido una “persecución implacable” hacia los opositores del gobierno de Lenín Moreno. “Han querido iniciar un juicio por haber dicho que a nuestro pueblo hay que acompañarlo en las calles y si hay que tomarse instituciones públicas, nunca dije cerrar el servicio público porque eso está prohibido en nuestro país”, aseveró.

“La banca nos había robado millones de dólares por seguros no contratados y habían sucedido cosas terribles, eso es lo que yo hice, llamar a la gente a que saliéramos a las calles a luchar y lo dije textualmente, sin el uso de la violencia”, abundó.

Detalló que México le dio el refugio porque no había una razón jurídica y se habían violado todas las convenciones sobre derechos humanos. “En nuestra Constitución existe el derecho a la resistencia. Uno puede resistirse ante acciones u omisiones del gobierno que afecten los derechos de los ciudadanos. Yo no he cometido ningún delito, yo he sido toda mi vida un luchador social”.

Afirmó que los afines al “correísmo” no tuvieron nada que ver con las acciones violentas suscitadas en la manifestaciones de Ecuador. Esto, pese a que Lenín Moreno señaló al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y al expresidente Rafael Correa, como los responsables de las violentas protestas en el país.

“Cada vez que hace una cosa muy grave y quiere evitar reacciones populares, él pone una cortina de humo. Cuando entregó a Julian Assange, una de las cosas más vergonzosas que hemos vivido nosotros como país, ese día anunció que yo junto con un hacker alemán y ruso estábamos desestabilizando el gobierno a través de meternos a sus sistemas electrónicos, y que hemos viajado por todo el mundo”, expresó.

“Nunca han podido sacar un solo pasaje, foto, nada porque no es cierto, pero ellos acostumbran hacer eso porque cuando hacen alguna trastada entonces se inventan una cortina de humo para que la gente hable de eso y se distraiga de lo que ellos han hecho”, añadió.

Al referirse a los episodios en los que los ecuatorianos han salido a las calles para rechazar las medidas económicas impuestas por Lenín Moreno, Ricardo Patiño expuso que el movimiento indígena es el que ha estado al frente y que muchos de esos dirigentes no concuerdan con el grupo afín a Rafael Correa. “Entonces, ¿nosotros los mandamos?, ¿nosotros los organizamos?”, cuestionó.

“Nosotros hicimos cuatro manifestaciones: en el año 2018 tres, y en el 2019 una. Yo estuve personalmente al frente de todas ellas y en ningún caso hubo un acto de violencia como los que se produjeron ahora”. declaró.

Incluso dijo que no se había algo así desde la dictadura de los años 70 y calificó el hecho como una “batalla campal”.

Esto sucede porque el gobierno de Lenín Moreno, que entró con nuestro plan de gobierno, finalmente decidió aplicar el plan de gobierno de la derecha. Nosotros manejamos el estado 10 años y en ese tiempo nunca hubo algo como esto porque nunca tomamos medidas en contra de nuestro pueblo, sino a favor”. 

Lamentó que el Fondo Monetario Internacional (FMI) se haya convertido en el principal asesor del gobierno junto con el embajador de Estados Unidos en Ecuador, Michael J. Fitzpatrick, de quien dijo “es un asiduo visitante de la casa presidencial”.

“Esa es la razón de lo que estamos viviendo porque ya se terminó la soberanía. Una entrega a las cámaras de la producción que han recibido privilegios enormes y que ahora se lo quieren hacer pagar a nuestro pueblo”.

Sobre la mesa de diálogo entre el gobierno y el movimiento indígena, la cual tuvo su primer encuentro en la sede Ecuador de Naciones Unidas, Ricardo Patiño se dijo contento por la culminación de la violencia, pero no está convencido de los buenos resultados que esto pueda arrojar. “Sinceramente, yo no creo que eso vaya a funcionar bien”.

Ve la entrevista completa:








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.