Nicaragua: Fuerzas de Daniel Ortega arremeten contra comunidad indígena de Masaya
Luego de la resistencia que ha mostrado el pueblo nicaragüense durante poco más de tres meses, la estrategia del presidente Daniel Ortega parece ser clara en víspera del aniversario 39 del triunfo de la revolución sandinista.
Foto: Reuters

“Ataque inminente de fuerzas combinadas (paramilitares, Policía antimotines y fuerzas de choque) a barrio indígena de Monimbó, Masaya. ¡Alto a la represión! Mi oración por este amado pueblo”, reportó este martes el Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, Silvio José Báez.

Luego de la resistencia que ha mostrado el pueblo nicaragüense durante poco más de tres meses, la estrategia del presidente Daniel Ortega parece ser clara en víspera del aniversario 39 del triunfo de la revolución sandinista: no ceder ante la oposición.

En medio del caos ocasionado por la represión de las autoridades y la negativa de miles de inconformes de cesar las protestas, Ortega ha ordenado terminar con cualquier señal de resistencia antes del próximo jueves, agudizando los enfrentamientos.

Este martes se registró un  nuevo ataque al departamento de Masaya, el bastión de la resistencia de Nicaragua.

Hasta el momento, se contabilizan más de 300 muertos que los opositores atribuyen a la represión y violencia del gobierno de Ortega.

Apenas el pasado fin de semana, el mandatario dio la orden de atacar la sede principal de la Universidad Nacional de Nicaragua (UNAN) en Managua, sitio en donde algunos estudiantes permanecían ocultos, provocando un saldo de 10 personas muertas tan solo en par de días, dos de  ellas estudiantes.

La represión que ejerce el gobierno de Ortega contra sus opositores no solo ha cobrado victimas entre la sociedad civil.  La comunidad religiosa, misma que ha tenido un papel muy activo en las redes sociales y en las manifestaciones en contra del régimen de Ortega, también ha tenido algunos caídos, tal es el caso del propio Obisco Báez, quien estuvo entre los heridos en el ataque a la Basílica de San Sebastián el pasado 9 de julio.

Además, periodistas de medios independientes como Ismael López de La Prensa de Nicaragua, quien atestiguó el sitio de la UNAN y la muerte de uno de los estudiantes, han reportado amenazas de muerte a través de redes sociales.

 

Debido a la crisis de derechos humanos que se vive en la región, los gobiernos de otros países como Argentina, México y Estados Unidos, se han unido a las exigencias del cese a la violencia del gobierno de Ortega.

Incluso esta mañana, Carlos Trujillo, embajador de Estados Unidos ante la OEA, a través de su cuenta de Twitter amenazó con que “los repetidos actos de violencia y de represión del gobierno de Nicaragua, sólo conducirán a un mayor aislamiento y sanciones” en donde también solicitó que “se detenga el genocidio”.

Por otro lado, el Departamento de Estado de Estados Unidos, a través del secretario de Estado adjunto en funciones para Latinoamérica, Francisco Palmieri, exigió el cese inmediato del derramamiento de sangre en contra de los opositores al régimen orteguista.



Temas relacionados:
CIDH
Derechos Humanos
Nicaragua





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.