Juez frena a Lula: no dura ni una hora como ministro en Brasil
“El griterío de los golpistas no va a desplazarme del rumbo y no va a colocar a nuestro pueblo de rodillas”, dijo la presidenta brasileña cunado nombró a Lula ministro.

El juez Itagiba Catta Preta Neto, del Tribunal Federal de Brasilia, anuló este jueves de forma cautelar el nombramiento del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva como ministro de la Presidencia del gabinete de Dilma Rousseff.

La decisión, de acuerdo con fuentes judiciales, anula el acto en el que Lula prestó juramento como ministro hasta que el Tribunal Supremo se pronuncie sobre el tema.

El juez Itagiba Catta ve un posible delito de “responsabilidad” por parte de la presidenta Rousseff al nombrar a Lula ministro, pues al asumir éste el cargo tendrá poder para realizar una “intervención indebida y odiosa” en la policía, la fiscalía y el poder judicial.

El fallo del juez contra Lula responde a una petición de los partidos de la oposición.

Antes de la decisión del juez, este mismo jueves, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva firmó la posesión como ministro en jefe de la Casa Civil en una tensa ceremonia en la que la presidenta Dilma Rousseff acusó al juez de la Operación Lava Jato de querer “convulsionar a la sociedad brasileña” y de violar la Constitución.

Rousseff y Lula llegaron juntos al salón de actos del Palacio del Planalto, sede de la presidencia, y se fundieron en un abrazo público antes de que la jefa de Estado tomara la palabra y, en ese momento, un diputado gritó: “¡Vergüenza, es una vergüenza!”.

De esta forma, el diputado Major Olímpio –quien fue expulsado por la seguridad- se refería al nombramiento de Lula como ministro para obtener fuero privilegiado y escapar de la justicia de primera instancia, una opinión que comparte la oposición, parte de la prensa y de la sociedad civil en Brasil.

Tras el incidente, Rousseff tomó la palabra y apoyó enérgicamente a Lula, a quien elogió y llamó de “compañero”.

“Es una persona que además de gran líder político es un gran amigo y un compañero de luchas y conquistas. Sea bienvenido, querido compañero Luiz Inacio, ministro Lula”, dijo Rousseff, entre aplausos de los presentes, que coreaban “¡Oe, oe, oa, Lula, Lula!!” y “¡El pueblo no es bobo!”.

Rousseff dijo que no habrá cambios radicales en la política económica y que seguirá luchando para reducir el déficit y combatir la inflación, pero también advirtió que quiere luchar contra el desempleo.

(Con información de Xinhua y Notimex)



Temas relacionados:
Brasil



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]