“Lozoya vs Lozoya” y ¿AMLO, en la Convención Bancaria? | Columnas Financieras 17/02/2020
"El Cobro Digital o CoDi, como se le conoce por su abreviatura, ya es una realidad operativa, pero falta convertirlo en una verdadera red de pagos", escribe Marco Mares, en El Economista.

Los diarios de circulación nacional presentan este lunes opiniones y editoriales con información y trascendidos relevantes en materia económica.

Capitanes, en Reforma:

Fiesta de bancos

A menos de un mes de la tradicional Convención Bancaria, la Asociación de Bancos de México (ABM) aún no revela el programa de su edición 83, pero es casi seguro que el presidente Andrés Manuel López Obrador esté presente. No se podrá negar que en ese encuentro ha tenido sus momentos y tal vez no quiere desaprovechar la oportunidad. 

Por cierto, Luis Niño de Rivera, líder de los banqueros, ya cumplió un año en el cargo y luego de algunos sustos por posibles reformas al cobro de comisiones propuestas por Morena, entregará cuentas a su gremio sin mayores sobresaltos. Es más, la Convención podría declararse en fiesta ya que aunque en 2019 la economía se estancó, el sector bancario obtuvo 163 mil 78 millones de pesos de ganancias, 3.83 por ciento más que el año previo.

Coordenadas, de Enrique Quintana, en El Financiero:

Pues sí había otros datos…

De acuerdo con los datos de la ENOE, se puede estimar en el cuarto trimestre del año pasado un ingreso promedio de 7 mil 337 pesos mensuales para los 55.7 millones de ocupados en México, mientras que 12 meses antes era de 6 mil 963 pesos. Esto significa un crecimiento real de 2.5 por ciento el año pasado. Si consideramos el aumento de 2.7 por ciento en la población ocupada total, se puede estimar que hubo un incremento real del ingreso de los hogares en México de 5.2 por ciento.

Estas cifras son consistentes con los datos que la semana pasada dio a conocer el Coneval, que reportó un incremento de 5.9 por ciento en el ingreso laboral real per cápita en el último año. Muchos no perciben este incremento porque se concentró en los sectores de menores ingresos. Dudo mucho que estos sean los “otros datos” a los que se refiere el presidente López Obrador cuando señala que sabe que la economía va mejor de lo que dicen las cifras macroeconómicas… entre otras cosas, porque las cifras acaban de publicarse la semana pasada.

La Cuarta Transformación, de Darío Celis, en El Financiero:

Lozoya vs Lozoya

A Emilio Lozoya Austin “lo pusieron”. El exdirector de Pemex, como aquí le hemos informado, estuvo muy bien protegido en Rusia durante los 9 meses que duró su paradero. Pero “alguien” o “algo” forzó al ex amigo de Peña a dejar su zona de protección y a trasladarse a España a finales del año pasado, concretamente a Málaga, donde fue aprehendido el miércoles pasado.

Hay indicios de que fue su propio padre, Emilio Lozoya Thalmann, el que, forzado por el Fiscal General de República (FGR), propició el relajamiento de las medidas de seguridad de su hijo. Algo que se guardaba con mucho sigilo y lo que habría sido el conducto por el cual Lozoya Austin cayó fue un número telefónico. Solo dos personas lo tenían: el propio penalista Coello Trejo y la hija de Lozoya Thalmann. Se sospecha que éste último, o la hermana del ex director de Pemex, pudieron hacer contacto con el prófugo.

Ricos y Poderosos, de Marco Mares, en El Economista:

CoDi, ¡ya casi!

El Cobro Digital o CoDi, como se le conoce por su abreviatura, ya es una realidad operativa, pero falta convertirlo en una verdadera red de pagos. Los bancos y las sofipos ya cuentan con la plataforma tecnológica, pero falta que los comercios habiliten sus terminales para poder recibir los pagos y hacer los cobros a través del CoDi.

Para decirlo en términos claros, el CoDi ya casi está listo y es cuestión de semanas para que su uso se generalice. Así lo reconoce el gobernador de Banco de México, Alejandro Díaz de León, quien dice que los bancos ya hicieron su tarea, pero falta que la hagan los comercios para completar los procesos que permitan que finalmente opere la novedosa red de pagos.

Desde el piso de remates, de Maricarmen Cortés, en Excélsior:

Razones de la baja de pobreza laboral

Interesantes los resultados del índice de pobreza laboral que reportó el Coneval porque, al cierre del cuarto trimestre de 2019, en relación al mismo periodo en 2018, la llamada pobreza laboral disminuyó de 39.8% a 37.3 por ciento. José Nabor Cruz Marcelo enfatizó que esta mejoría se debió, fundamentalmente, a la inflación controlada abajo del 3% en 2019 y el incremento al salario mínimo que venía de dos años anteriores. El ingreso laboral real aumentó 5.9% en el año y 1.4% en el último trimestre de 2019.

En cuanto al impacto de los programas sociales gubernamentales, Cruz Marcelo destaca el hecho de que los tres estados con mayor reducción trimestral en pobreza laboral fueron Veracruz, Chiapas y Sinaloa. Destaca el caso de Veracruz porque disminuyó, de un índice de 53.4% de la población con ingreso laboral inferior al costo de la canasta alimentaria, a 49.7%. Se mantiene una gran disparidad a nivel regional porque Chiapas, Guerrero y Oaxaca son las tres entidades donde el 60% de la población se mantiene en pobreza laboral, mientras que en Nuevo León, Baja California y Baja California Sur están abajo del 20%.








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.