Jamiltepec, Oaxaca: amanecer con miedo
Muchos habitantes de la zona del sismo no pudieron dormir porque las réplicas no lo permitireron.
(Foto: Twitter/@Jackye_Rmz)

Por Iván Santiago Marcelo

Jamiltepec, Oax., 17 de febrero.- Los habitantes de este municipio oaxaqueño rico por su cultura, gastronomía y danzas, este sábado amanecieron con mucho miedo ante las réplicas que se registran tras el sismo de magnitud 7.2 ocurrido la tarde de este viernes en Pinotepa Nacional.

Joel Hernández, habitante de Jamiltepec, señala que las réplicas no le permitieron a él ni a su familia “pegar el ojo” durante toda la noche; afortunadamente, dice, pudieron dormir en casa, pero hubo personas que estuvieron en los patios o en la calle, ya que sus hogares son inseguros.

Santiago Jamiltepec está muy cerca de Pinotepa Nacional, donde habitan personas indígenas, quienes muchas de ellas viven en casas de adobe, las cuales resultaron más afectadas por el temblor.

Los daños más visibles, expresa Joel, están en el centro, por lo que ya se preparaba para ir a constatar los daños y ver en qué puede ayudar.

Ayer, a la hora en que ocurrió el sismo de magnitud 7.2, toda su familia se encontraba en casa. Sus hijos viendo la televisión, mientras su esposa descansaba porque acababa de llegar del hospital del municipio, lugar donde labora.

Tan pronto sintieron el movimiento, salieron de casa para buscar un lugar seguro; lo mismo hicieron los miles de personas del municipio, quienes en mucho tiempo no habían vivido una situación así.

Casas y árboles se movían de un lado a otro

En el momento el temblor no les permitía moverse, mientras ellos veían como las casas se movían de un lado a otro, al igual que los árboles, que por el movimiento dejaron caer varias ramas, incluso, algunos cayeron por completo.

Después del sismo, Matilde, esposa de Joel, de inmediato fue solicitada en el hospital, al cual se dirigió lo más rápido que pudo para atender a quienes resultaron lesionados, así como a quienes fueron retirados de las instalaciones del nosocomio.

Una vez estabilizada la situación regresó a casa; sin embargo, más tarde recibió otra llamada para atender otra emergencia en el hospital, el cual también sufrió afectaciones.

Hoy Matilde ya se encuentra laborando, mientras su familia se quedó en casa, pero la mujer sale con la preocupación de que un nuevo sismo sacuda a su pueblo y siga causando daños.

El miedo es dominante entre todos los habitantes de la costa, donde ya se encuentran evaluando los daños para poder determinar las acciones a seguir.

 

La anciana que abrazaba el árbol

Hortencia Vázquez es una mujer de 82 años que vive a media hora de Pinotepa Nacional, Oaxaca, lugar del epicentro del sismo de magnitud 7.2 que este viernes sacudió al país y que dejó varias afectaciones, sobre todo en la entidad.

Este sábado, la mujer indígena amaneció con miedo, pues dice que después del temblor “mi corazón no deja de latir fuerte”.

“No pude dormir toda la noche porque no deja de temblar, estamos esperando a ver a qué hora tiembla otra vez”, dijo la mujer que ha vivido ya varios sismos fuertes registrados en la costa de Oaxaca.

La tarde de ayer, a las 17:39 horas, Hortencia estaba sentada en una pequeña silla afuera de su casa ubicada en el municipio de San Pedro Jicayán cuando empezó el movimiento telúrico, se levantó lo más rápido que pudo y corrió a abrazar un árbol que tenía en frente.

La octogenaria sentía cómo el sismo, que “duró mucho”, se intensificaba, lo que que provocó que las lágrimas se le salieran, pues pensó que no iba a sobrevivir, toda vez que los recientes sismos no habían sido tan intensos.

La mujer indígena oaxaqueña cuidaba a nieto José Luis, quien dormía dentro de la vivienda pero que el sismo lo despertó y salió con su abuela para tomarla de la mano para llevársela del árbol, a un lugar más seguro. (Ntx).



Temas relacionados:
Estados
Oaxaca
Sismo



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]