Tlahuelilpan, lo más triste que hemos padecido en este gobierno: AMLO
"Esto del huachicol es producto de la desatención, de no dar opciones ni alternativas", señaló el presidente.
FOTO: Presidencia

El sábado 18 de enero se cumple un año de la explosión de una toma clandestina en Tlahuelilpan, Hidalgo. Al respecto, en la conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró que este hecho fue muy doloroso.

Considero que fue lo más triste que hemos padecido desde que estamos en el gobierno. Muy lamentable lo que sucedió y tenemos el compromiso de seguir atendiendo las causas de fondo, sobre todo la desatención y abandono a la gente, pueblos, familias, jóvenes”, dijo.

Desde Palacio Nacional, expresó que con el paso del tiempo, se creó “una subcultura o un proceder de informalidad, ilegalidad” alrededor del robo de combustible, ya que a través de esta actividad, la gente arriesga la vida para sobrevivir.

Te puede interesar: Tlahuelilpan, con daños irreversibles por explosión: Profepa

Esto del huachicol es producto de la desatención, de no dar opciones ni alternativas. Desde luego manejado por grupos de delincuentes, pero con una base social de apoyo. Se había convertido en una práctica el destruir un ducto, hacer una toma clandestina, extraer gasolina, los jefes de las bandas llevarse pipas, distribuir la gasolina, sacar mayor provecho y a la gente de las comunidades por donde pasan los ductos, dejarles algo. Hacer zanjas para recoger combustible y venderlo”, abundó.

López Obrador afirmó que el huachicol tuvo la tolerancia de las autoridades porque ellos también estaban haciendo lo mismo, “nada más que con otro tipo de actividades. También huachicol, pero en contratos, sobornos. Entonces, los de abajo, viendo que esto sucedía arriba, no sentían ninguna mortificación ni culpa”.

“Esto llevó a esta situación tan difícil y esta tragedia”, manifestó.

Te puede interesar: La tragedia de Tlahuelilpan en imágenes (Galería)

Reconoció que el robo de combustibles sigue presente, pero ya no como antes. Sostuvo que Hidalgo continúa siendo el estado con más tomas clandestinas, seguido del Estado de México.

Por lo anterior, hizo un llamado a todos los ciudadanos, sobre todo a las comunidades que viven cerca de los ductos para evitar caer en este delito. “No es lo que se roben de combustible, son las vidas. Es un riesgo altísimo”.

“Es un llamado a toda la población a que cuidemos este asunto y el compromiso nuestro, de seguir dando opciones a los jóvenes, que no falten los apoyos, que haya trabajo. El que argumente que tiene que hacer estas actividades, que nos informe, tenemos nosotros manera de emplearlo”, aseveró.

Te puede interesar: Hora por hora: así fue la tragedia en Tlahuelilpan

Por su parte, Diana Álvarez Maury,  subsecretaria de Desarrollo Democrático, Participación Social y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación (Segob), dio a conocer los datos definitivos que dejó esta tragedia: 150 personas afectadas de las cuales, 137 murieron –69 en el lugar de los hechos y 68 en hospitales–; los 13 restantes, fueron dados de alta.

De las 137 personas fallecidas, 127 eran hombres –nueve de ellos menores de edad de entre 12 y 17 años– y 10 mujeres.

Adelantó que para conmemorar el primer aniversario de este suceso, el día de mañana en Ciudad de México se realizará foro sobre riesgos asociados al manejo de combustibles y a las 10:30 horas en el lugar de los hechos ella acudirá en representación del presidente López Obrador para acompañar a los familiares de las víctimas.








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.