Rusia en guerra... de propaganda - Aristegui Noticias
opinión*
Rusia en guerra… de propaganda
Buscasendas por Témoris Grecko

Por Témoris Grecko

Los discursos sin matices no son información, son propaganda.

La guerra siria no sólo se libra en las calles de Alepo: también en los medios de comunicación y en las redes sociales. Mucha gente en México, está cayendo en el juego del engaño y contribuyendo sin querer a esparcir mentiras.

Uno: En el conflicto en Siria, ¿hay algún bando que sea bueno, bueno, impoluto, que no se haya llenado las manos de sangre? No. Si el medio de información que sigues te dice que sí, no es de información, es de propaganda.

Dos: En la batalla por Alepo, ¿todos tienen las mismas capacidades y responsabilidades? No. Uno de los bandos está utilizando aviones ultramodernos, un portaaviones, varios cruceros de guerra, bombas de racimo, misiles Scud como los que tenía Saddam Hussein, y un número superior de soldados, mientras que el otro tiene artillería semipesada, fusiles automáticos y menos combatientes. Si el medio de información que sigues te dice que el más fuerte lucha como osito de peluche, respetando cuidadosamente los derechos humanos y a todos los civiles, mientras que el más débil provoca destrucción inaudita, no es de información, es de propaganda.

Tres: Los civiles, ¿están todos de un lado y en contra del otro? ¿Están todos tranquilos y serían incapaces de lanzar, por iniciativa propia, llamados de auxilio al mundo? No. Como es natural, hay divisiones profundísimas tras más de cinco años de guerra, y si unos celebran porque su bando está ganando, otros sólo están buscando cómo escapar y mantenerse vivos. Si el medio de información que sigues te dice que todo el pueblo sirio está festejando, sin excepciones, y que los videomensajes que han emitido no podrían haber sido hechos por personas corrientes, y que por lo tanto “casi parecen una campaña coordinada de relaciones públicas”, no es de información, es de propaganda.

Cuatro: En una guerra brutal como ésta, con bombardeos masivos, ¿es necesario falsificar fotos de niños muertos? ¿No es más barato y fácil salir a la calle a tomarlas? Ya lo sabes: propaganda.

Cinco: Si quieres tener información confiable de lo que está ocurriendo en una guerra, ¿buscarías la que te ofrece el vocero de uno de los gobiernos en conflicto, o la del canal que lo representa? Por ejemplo, ¿confiarías y reproducirías lo que dice el Departamento de Estado de Estados Unidos? ¿O Fox News? ¿O el portavoz de Vladimir Putin? ¿O el canal RT?

TRUCOS DE LA PROPAGANDA PRO-RUSA

La maquinaria de propaganda de Putin está a todo lo que da. Es una operación que incluye las técnicas usuales (medios de comunicación masiva, como su órgano oficial de propaganda, la cadena de televisión RT -Russia Today-, creada y financiada por el gobierno ruso para sostener “un punto de vista ruso sobre los eventos mundiales”; columnistas plantados en medios de varios países, incluido México; diseminación de medias verdades o de plano mentiras, y abundantes teorías de la conspiración) y que cuenta con el apoyo de personas que han sido convencidas de sus argumentos.

Yo estuve en Alepo en medio de la guerra. Incluso sufrí un secuestro ahí con dos colegas periodistas, que fue ampliamente documentado (tengo que aclarar esto último porque una de esas técnicas de propaganda incluye desacreditar a quienes no siguen la línea rusa, y ya antes han aparecido algunos que aseguran que fingí ese durísimo episodio de mi vida). Conozco de primera mano lo que ha sufrido la gente de la ciudad. Sé que hay gente pro-régimen. También que hay gente pro-rebeldes en sus diversas denominaciones. Y sé muy bien que decenas de miles de personas han sido atrapadas por los diferentes bandos en conflicto, y son las víctimas más numerosas.

Lo que la propaganda pro-rusa asegura es que no hay tragedia en Alepo atribuible a Moscú. Que los aviones rusos no han provocado una destrucción inaudita sobre zonas pobladas por civiles. Que las tropas del régimen no han lanzado un asalto brutal. Que las milicias chiíes no están masacrando a centenas de civiles suníes. Que las declaraciones finales de quienes ven su ciudad caer son una fabricación orquestada y que la coincidencia de tono al señalar que ése puede ser su mensaje final no podría tener origen en la sensación de que están rodeados, porque el círculo se estrecha y quizás viven sus últimos días, sino que se trata de meras relaciones públicas. Como si cualquiera de nosotros que estuviera atrapado en una zona que está siendo devastada militarmente, y que no pudiera hacer nada más que enviar videos al mundo, no fuera a hacer lo mismo, con desesperación similar.

sirio

He cubierto la guerra de Gaza y enfrentado campañas de propaganda pro-israelí tratando de desacreditarme. He cubierto el golpe de Estado facilitado por Estados Unidos (que instauró una dictadura apoyada por el gobierno de México) en Egipto. He mostrado la ruindad de la intervención de Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña en varios países africanos. A quienes me acusarán de estar al servicio de Washington y del sionismo -como ya lo han hecho- deberían saber que conmigo ese cuento no funciona.

Es curioso que la propaganda pro-rusa esté recurriendo al mismo, mismísimo truco que el gobierno israelí de Binyamin Netanyahu en la guerra de Gaza: para desacreditar las imágenes que los periodistas sacábamos al mundo de niños palestinos masacrados, aseguró que muchas de ellas eran falsas y se quejó de que Hamás “utiliza palestinos telegénicamente muertos” (telegénicamente, en el sentido de que resaltan mucho en televisión). Tuve una discusión con Pedro Meyer al respecto.

Ahora, los pro-rusos dicen lo mismo: que las imágenes de niños muertos en Alepo son puro cuento.

Vean esta imagen:

sirio-dos

La usuaria de Facebook Natalia Prado asegura que “los Medios Otanistas” (o sea, los que ella considera que son favorables a la OTAN) realizan “montajes propagandísticos; contra el legítimo Presidente de Siria: Bashar al-Ásad.
Defendiendo a los terroristas cortacabezas, creados por el Imperialismo y sus Aliados.
– Le cortamos la cabeza a unos pollos, tumbamos al chaval y decimos que se lo han cargado Asad y los Rusos.
– Portada del New York Times.”

¿Portada del New York Times? ¿Dónde está? No la muestra. Sólo esta composición, de la que no podemos saber quién la hizo, cuándo ni por qué. Ella quiere que le creamos porque sí. Y que, a partir de ello, asumamos que son invenciones las denuncias de la matanza de niños en Alepo.
Su problema es que está reciclando fotos de la primavera pasada:

NIÑO SIRIO 2

El 31 de marzo, el usuario de Twitter Haidar Sumeri publicó la composición para denunciar que Estado Islámico, en Irak, en la ciudad de Faluya, la había montado para acusar al ejército de Irak. Nada qué ver con los rebeldes de Alepo. Vean el tweet aquí.

El 10 de diciembre, se difundió en YouTube la charla que dio una periodista canadiense, Eva Bartlett (colaboradora de RT), en la sede de la ONU, en un evento pro-régimen sirio. Su participación ha sido difundida viralmente como evidencia de que todo está bien con Assad y Putin, y mal con el resto de la gente. Aseguró que los sirios están abrumadoramente a favor del gobierno. Como evidencia, dijo que Assad obtuvo el 87% de los votos en las últimas elecciones. Unos comicios en los que no tuvo opositores, no hubo campañas y sólo se realizaron en las zonas controladas por los soldados del ganador.

También negó que hubiera bombardeos de hospitales, como si destruir la infraestructura de salud no hubiera sido una táctica utilizada regularmente por el ejército –yo vi hospitales bombardeados en Alepo-.

Además, aseguró que los rebeldes estaban reciclando víctimas infantiles. Probablemente, ella entiende que a partir de un solo caso no se puede establecer una regla. Como le dio igual, utilizó el de una niña de nombre Aya, que es mencionada en dos lugares y momentos distintos, para sostener que los reportes de niños heridos “no son creíbles”. El sitio web Snopes.com, especializado en analizar las declaraciones de políticos y las leyendas urbanas de la web, revisó ésta y otras de las declaraciones de Bartlett y las calificó con una calificación de “falsas”.

BARTLETT

Es cierto que los medios han reportado tres veces la existencia de una niña lastimada de nombre Aya. Sin embargo, según la investigación de Snopes, “las tres son niñas claramente diferentes, como se puede juzgar por sus apariencias y descripciones. A pesar de las afirmaciones de Bartlett, la existencia de múltiples niñas llamadas Aya no indica un ‘reciclaje’ de víctimas ni prueba que los reportes de violencia del gobierno sirio contra civiles son falsificados. Lo único que demuestra es la popularidad del nombre Aya entre las familias sirias”.

Estos montajes de propaganda deben justificarse en un motivo: ¿por qué harían lo que decimos que hacen? Una y otra vez, a lo largo de la guerra, los pro-rusos han acusado a Estados Unidos de fabricar excusas para intervenir en Alepo. Curiosamente, quien intervino en Alepo no fue Estados Unidos. Fue Rusia.

Es Rusia. Pero a Putin no lo denuncian.

No sé qué pensarán quienes hacen lo posible por enmascarar el sufrimiento de la gente de Alepo. Aquí abajo, en la sección de comentarios, podrán leer a muchos, porque las ofensivas de bots y de usuarios que se han dejado convencer se van a lanzar a llenar de ofensas esta página, como han hecho antes.

Para muchos, hay un solo villano en este planeta: Washington. Y los enemigos de Washington son, en este pensamiento simple, buenos y amables, y realizan sus ofensivas bélicas con cañones de terciopelo para no despertar a los niños. Algunos se llaman anti-imperialistas, a pesar de que se colocan al servicio del imperialismo ruso, tan brutal como el estadounidense.

La gente en Alepo está sufriendo increíblemente. Pocos entre quienes lean estas líneas pueden alcanzar a imaginarlo. Muy pocos. Sufren porque han vivido bajo el régimen militarizado de todos los bandos: nunca han faltado las denuncias de graves abusos cometidos por rebeldes, como tampoco los realizados por el régimen. Los civiles son víctimas de todos, no sólo de unos. La diferencia está, principalmente, en la capacidad de destrucción, y hay un lado que es claramente más fuerte que el otro. Quien haya estado en tierra en la zona que un avión militar va a atacar, y haya escuchado el ruido del vuelo de la aeronave que se aproxima, como me ha ocurrido a mí, comprenderá lo que escribo.

Cada vez que hay una masacre de proporciones gigantescas, en los foros internacionales se repite que no volverá a pasar. Ahora, de nuevo, el mundo atestigua una que fue largamente anunciada, que ocurre frente a sus ojos: como Srebrenica en Bosnia, como Grozny en Chechenia, como Ruanda. A lo largo de los días, los meses y los años, irán apareciendo nuevas, horrorosas informaciones sobre lo que están haciendo en Alepo. En este momento, prosigue la cacería, la tortura y las ejecuciones.

¿Nunca más? Otra vez.

Sígueme en Facebook.

Témoris Grecko

Témoris Grecko es un periodista independiente que ha realizado reportajes en 91 países de todos los continentes y completado tres vueltas al mundo. Ha publicado cuatro libros, con temas como la guerra en Siria, una insurrección en Irán, el racismo y el sida en África y la ultraderecha en México. Acaba de estrenar la película "Mirar Morir. El Ejército en la noche de Iguala", está escribiendo un libro sobre el mismo tema y trabaja en un documental sobre censura y violencia contra periodistas en México. www.temoris.org

*La opinión aquí vertida es responsabilidad de quien firma y no necesariamente representa la postura editorial de Aristegui Noticias.


Temas relacionados:
Opinión
Rusia
Siria
Escribe un comentario

Nota: Los comentarios aquí publicados fueron enviados por usuarios de Aristeguinoticias.com y han sido editados en orden de llegada. Invitamos a los usuarios a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]