Celebra AMLO aprobación de revocación de mandato, pero lamenta que Senado no haya dado más facilidades
El presidente sugirió que con la aprobación de esta iniciativa, sus opositores, que dicen que está mal el gobierno, tendrán la posibilidad de reunirse para decir que quieren cambiarlo.
FOTO: ANDREA MURCIA /CUARTOSCURO.COM

El presidente Andrés Manuel López Obrador celebró que el Senado haya aprobado la revocación de mandato porque se va a pasar de una democracia imperfecta representativa a un democracia participativa.

“Se elegía por 3 o 6 años y aunque la autoridad electa se desempeñara mal, aunque se demostrara que era ineficiente y corrupta, mediocre y ladrón, se le tenía que aguantar seis años, ya se sabía desde el primer año, segundo, cuando mucho el tercero y se tenía que sostener a ese gobernante y se agravaba el daño”, sostuvo durante la conferencia matutina.

“Ahora el ciudadano puede a la mitad del mandato decidir si continúa ese gobernante o renuncia, el pueblo pone y el pueblo quita, esto está establecido en la Constitución en el artículo 39, el pueblo tiene en todo momento el derecho de cambiar la forma de su gobierno, el pueblo debe tener en todo momento las riendas del poder en sus manos”, agregó.

Con 98 votos a favor, 22 en contra y una abstención, la noche del martes el Senado avaló la iniciativa, pero con cambios de fondo, ya que la revocación de mandato no podrá ser convocada por el presidente, sino por los ciudadanos; se realizará en el 2022 para no coincidir con ninguna elección y será organizada por el Instituto Nacional Electoral (INE).

Sobre esto, López Obrador señaló que pese a que esto es un avance, los legisladores debieron dar más facilidades. Esto porque los ciudadanos interesados en pedir la revocación del Ejecutivo federal, tendrán que recopilar las firmas del 3% de la Lista Nominal de Electores, que correspondan a al menos 17 entidades; equivalente a dos millones 697 mil 610 de ciudadanos.

Así como el porcentaje de participación, el cual consideró muy alto y dijo “debieron bajarle un poco”. De acuerdo con lo aprobado, el día de la consulta tendrá que participar el equivalente al 40% de la Lista Nominal, es decir 35 millones 968 mil 145 ciudadanos. Solo si la mitad más uno de esos votantes decide revocar la elección, es decir, 17 millones 986 mil 145 ciudadanos, procederá la salida del mandatario federal.

“Yo quería que fuese el 2021 más que el 2022, pero pusieron muchas trabas y al final los del partido opositor conservador votaron en contra, pero son de esas cosas que los dibujan muy bien”.

Sostuvo que “los conservadores” piensan que esto se está haciendo para buscar la reelección, pero aseguró que es todo lo opuesto.

“Es darle la oportunidad a los opositores, es un acto democrático de primer orden para que en tres años puedan convocar por vía legal al cambio de gobierno, que se terminen de articular como lo que son, una reacción conservadora; que se organicen y ayuden también a conseguir las firmas y a votar”.

Sugirió que sus opositores, que dicen que está mal el gobierno, tendrán la posibilidad de reunirse para decir que quieren cambiarlo. “Nada más que no conspiren, que actúen con transparencia que se organicen, que digan queremos cambiar al gobierno y de manera pacífica y legal, sin sobresaltos, se logra este cambio”.

Y manifestó que si la gente decide que la autoridad se quede, esta autoridad “va a gobernar en el último tramo con fortaleza”.








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.