‘La ira o el seol’, una película esperanzadora sobre el cáncer
A partir de una experiencia personal, el realizador Juan Mora Catlett construye un filme que reúne testimonios con gente que se ha repuesto a la enfermedad.
(Eréndira producciones).

Por Héctor González

Hace unos años Juan Mora Catlett fue diagnosticado con cáncer terminal. Tras un intenso tratamiento, el cineasta recién homenajeado por sus casi 45 años como profesor en la Escuela Nacional de Artes Cinematográficas, salió adelante. Motivado por su experiencia, el director se propuso hacer una película que no tuviera mayor objetivo que dar esperanza a quien padece la enfermedad. El resultado de su trabajo es La ira o el seol, filme que se proyecta en los circuitos culturales.

 ¿Por qué hacer una película como La ira o el seol?

Cuando me detectaron cáncer en etapa terminal me sometí a ocho sesiones de quimioterapia y un montón de trabajo salud mente-cuerpo. Cuando entré en remisión mucha gente se acercó a preguntarme cómo le había hecho. A partir de esta experiencia se me ocurrió hacer una película en la que hablaran personas que hubieran pasado por una situación similar. Mi objetivo es ayudar. No busco premios ni éxito en taquilla, sólo quiero dar un poco de esperanza.

Aunque sí hay una propuesta narrativa en la que mezcla ficción y documental.

El cine es una especie de teclado de piano. En un extremo está la ficción y en el otro documental. En medio hay un montón de posibilidades. Mucho de mi proceso de sanación tuvo que ver con trabajo interior. Visualizaciones, autohipnosis, juegos de la imaginación. Incluir estos elementos en un documental es prácticamente imposible. A fin de dar una imagen más completa me parecía importante incluir estas partes como una ficción. Hablar del cáncer no es fácil, pero yo quería demostrar que no es una enfermedad mortal sino una prueba difícil, como muchas otras, que nos pone la vida.

Una de las historias de ficción se centra en la importancia de escuchar a los enfermos.

Es importante escuchar al paciente y no sólo a un médico que puede creer o no, en sistemas alternativos. En cualquier situación de salud humana, uno busca todas las vías posibles para salir adelante. Los testimonios reflejan diversas problemáticas como el negocio alrededor de la medicina. A un enfermo de leucemia el tratamiento le puede costar hasta 35 mil pesos al mes.

Precisamente el costo de los medicamentos en los últimos meses ha sido todo un tema en México.

La salud es uno de los tesoros de los pueblos y debe ser más importante que la policía y las fuerzas armadas. Corresponde a los ciudadanos presionar a los políticos y legisladores para que se tomen el asunto en serio.

Hay también una reflexión acerca de los problemas que enfrentan los familiares de los pacientes.

En nuestro país falta un sistema de apoyo para quien tiene un familiar con cáncer. No se le dan permisos en el trabajo y adolecemos de un sistema comunitario, social o público de apoyo. Es una problemática que no se ha atendido como se merece.

Al principio de la película dice que en su caso el cáncer fue producto de la ira contenida. ¿Es un convencido de ello?

En mi caso lo veo como una de las causantes, aunque desde luego influye la genética y la contaminación. La ira reprimida, el estrés y el miedo con que vivimos dañan en nuestro sistema inmunológico. Cuando entramos en estados de miedo nos volvemos vulnerables fisiológicamente. Lo peor que se le puede hacer a un paciente es inculcarle temor y hacer que se enoje por un mal tratamiento. La medicina tiene que ser integral y no sólo abocarse a la parte física.

¿De qué manera convivió el recuerdo con la producción de la película?

Me llamó la atención descubrir el ánimo positivo de los sobrevivientes. La mayoría coincidían en que el cáncer no fue una desgracia sino algo que les ayudó a revalorar la vida, a tomar sus propias decisiones y a administrar el tiempo de mejor manera. Hay muchas películas negativas sobre el cáncer y yo quería hacer todo lo contrario.



Temas relacionados:
Cine
Cineteca Nacional
Cultura
Libros





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.