Pussy Riot no podrá ingresar a eventos deportivos por 3 años, tras irrumpir la final de la Copa del Mundo
A pesar de las estrictas medidas de seguridad, tres mujeres y un hombre, miembros de la banda, lograron ingresar al campo de juego durante el segundo tiempo del partido, cuando el marcador se encontraba 2-1, favor Francia. 
Foto: Reuters

Tres de los cuatro integrantes de la banda rusa de punk Pussy Riot recibieron una sentencia de 13 días en prisión y la prohibición de ingresar a eventos deportivos durante tres años, luego de haber irrumpido el partido de la final de la Copa del Mundo entre Croacia y Francia, vestidos de policías.

“¡Atención! La corte acaba de condenar al primer miembro de Pussy Riot, Veronica Nikulshina, con 15 días de arresto administrativo (los pasará en una prisión especial) y le prohibieron visitar eventos deportivos“, comunicó la banda a través de su cuenta de Twitter, a poco más de 24 horas de haber sucedido los hechos en la final del Mundial.

Fue también a través de su cuenta de Twitter que, minutos después, los cuatro miembros de la banda rusa se responsabilizaron de la interrupción y justificaron la invasión al asegurar que tenía como propósito exigir la libertad de presos políticos (específicamente la del cineasta ucraniano Oleg Sentsov); no encarcelar a las personas por los “me gusta” en las redes sociales; frenar las detenciones ilegales en mítines políticos; permitir la competencia política en Rusia, y no inventar casos criminales.

A pesar de las estrictas medidas de seguridad, tres mujeres y un hombre, miembros de la banda, lograron ingresar al campo de juego durante el segundo tiempo del partido, cuando el marcador se encontraba 2-1, favor Francia. 

Debido a la intromisión, el partido tuvo que ser frenado unos minutos en lo que el equipo de seguridad corría y detenía a los músicos. Tres de ellos lograron recorrer una gran cantidad de metros e incluso “chocaron” sus manos con jugadores del equipo francés como Kylian Mbappé.

Sin embargo, Veronica Nikulshina, Olga Kurachova, Pyotr Verzilov y Olga Pakhtusova, fueron detenidos y pasaron la noche en la comisaría de policía, en donde sus compañeras denunciaron que “no hay condiciones para dormir, comer, tomar una ducha, etc.” e incluso les fue negado su derecho a ver a su abogado hasta minutos antes de ingresar a la Corte.

Los cuatro miembros de la banda recibieron la misma pena. Sin embargo, esta no es la primera vez que la el grupo de punk recibe penas de cárcel por manifestarse en contra del mandatario ruso.

En 2012, tres de las miembros, entre ellas Nadezhda Tolokonnikova y Maria Alyokhina que aún continúan en la banda, fueron detenidas y encarceladas por manifestarse en contra de Putin en una iglesia. Desde entonces se han convertido en uno de los grupos más problemáticos para el Kremlin.

En Rusia, no existe el Estado de Derecho y cualquier policía puede interrumpir tu vida sin ninguna razón. El Mundial de la FIFA demostró cómo de bien pueden comportarse los policías, pero ¿qué pasará cuando acabe?”, señalaron tres de las Pussy Riot, una de ellas con el rostro tapado, en un video subido a su canal, horas después de la hazaña de sus compañeros.

Sin embargo, el video ha sido bajado de la plataforma debido a que contenía material cuyos derechos le pertenecen a la FIFA.








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.