Hondureñas de 13 y 17 años fueron violadas en estación migratoria de SLP, bajo custodia del INM, en 2016: CNDH
El padrastro de las menores de edad fue detenido en 2016, absuelto en 2017 y es buscado de nuevo por la justicia.
(Foto: Archivo Cuartoscuro/Isabel Mateos).

Una niña de 13 años y una joven de 17, ambas hondureñas, fueron violadas por su padrastro dentro de una estación migratoria en San Luis Potosí en febrero de 2016, pero fueron llevadas al hospital hasta marzo de ese año por el Instituto Nacional de Migración (INM), de acuerdo con una recomendación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

El 16 de enero de 2016 las niñas hondureñas, su padrastro, su madre y dos migrantes de Belice fueron detenidos por agentes migratorios en la carretera federal Matehuala-San Luis Potosí y fueron ingresados a una estación migratoria.

Desde ese día la joven de 17 años alertó al INM sobre lo violento que era su padrastro, al responder el cuestionario del Sicatem o Sistema de Control de Aseguramientos y Traslados en Estaciones Migratorias. Este es un fragmento del cuestionario:

“¿Tienes miedo de regresar a tu país? Si.

¿Por qué? Situación Peligrosa.

¿Has recibido algún tipo de amenaza en tu país? Si.

¿De quién? Papá.

¿Por qué? Hombre violento.”

Pese a esto, la joven no fue llevada ante alguna autoridad para que denunciara los hechos delictivos de los que posiblemente había sido víctima, sino que fue ingresada junto con su hermana a la estación migratoria en la que tuvo que dormir dentro de un consultorio médico con otros hombres adultos, entre ellos su padrastro.

A principios de febrero, la madre de la niña y la adolescente fue trasladada a un albergue debido a su embarazo de alto riesgo, por lo que las menores de edad permanecieron únicamente bajo el cuidado de su padrastro. Durante ese periodo, que duró aproximadamente un mes, ambas fueron violadas por su padrastro en la estación migratoria.

En su recomendación publicada este martes, la CNDH incluyó fragmentos de las denuncias ante el Ministerio Público de la niña de 13 años y la joven de 17, respectivamente:

“Cuando estábamos en migración nos llevaron al consultorio era de noche estaban todos dormidos cuando [Q-V1, es decir, el padrastro] me tapó la boca para que no gritara me quitó toda la ropa me comenzó a tocar mi cuerpo y me metió su pene en mi vagina y me dolió mucho [Q-V1] me dijo que no le contara a nadie porque si no ya sabía lo que me iba a pasar, luego nos cambiaron de dormitorio, el martes me llevaron al doctor para que me revisara”.

“El día de ayer me llevaron al hospital porque yo les conté lo que [Q-V1] me hacía, que desde los doce años me comenzó a tocar en todo el cuerpo y cuando yo no me dejaba me golpeaba y me insultaba […] cuando llegamos a esta Ciudad [San Luis Potosí] otra ves [sic] me violó en el consultorio del doctor en la estación migratoria […] me decía que tuviéramos relaciones pero yo no quería y le decía que me dejara en paz”.

En la recomendación de la CNDH el padrastro es identificado como Q-V1 (quejoso-víctima 1) pues durante la primera visita de la Comisión a la estación migratoria, el 10 de marzo de 2016, el hombre denunció haber sido golpeado por otros migrantes y una atención deficiente por parte del INM.

Ese mismo día la CNDH tuvo conocimiento, a través de un funcionario del INM, de que los demás migrantes habían golpeado al hombre hondureño luego de enterarse de que había violado a las dos menores de edad en la estación migratoria.

Fue también el 10 de marzo cuando la Procuraduría de Protección de Niñas y Niños estatal llegó a la estación migratoria de San Luis Potosí para trasladar a las jóvenes a un albergue, tal como debió ocurrir desde un principio, señaló la CNDH; en total, la niña de 13 años y la adolescente de 17 pasaron 56 días privadas de su libertad en una estación migratoria, de forma contraria a lo que establecen diversos instrumentos jurídicos y, además, lo hicieron al lado de varios hombres adultos, uno de los cuales había sido denunciado previamente al menos por una de ellas.

La CNDH determinó que funcionarios del INM y del DIF San Luis Potosí violaron los derechos humanos de las dos menores de edad, por lo que recomendó localizarlas y brindarles atención médica y psicológica, además de asegurar la no repetición de hechos similares, para lo cual los agentes migratorios deberán tomar cursos, entre otras medidas.

Sobre el proceso judicial iniciado contra el hombre que violó a la niña y a la adolescente, la CNDH informó que el sujeto fue aprehendido el 19 de mayo de 2016 y se le dictó sentencia absolutoria el 4 de abril 2017. El Ministerio Público apeló la determinación, por lo que el 7 de septiembre de 2018 se revocó la absolución y el 3 de diciembre de ese año se ordenó la reaprehensión del hombre, quien permanece prófugo de la justicia.








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.