¿Por qué perdió Anaya? Visto en cuatro yerros (Artículo)
El académico Miguel Eraña sostiene que el candidato de PAN, PRD y MC ha estado por meses batiéndose con Meade por el polo de la conservación.
(Foto: Cuartoscuro)

¿Por qué perdió Anaya? Visto en cuatro yerros
Miguel Eraña (@m_eranya)

Por si faltasen explicaciones del porqué Ricardo Anaya se enfila ya a una derrota el 1 de julio, recientemente Jorge Castañeda (su coordinador anti-estratégico) puso en prensa otra razón sin tapujos: “Se jodió a todos por su candidatura y eso tiene un costo”. Entre leguleyos se diría “a confesión de partes, relevo de pruebas”.

Sin embargo, a riesgo de simplificaciones, mejor propongo leer aquí cuatro yerros que a mi parecer han hecho del candidato de “Por México al Frente” (PAN-PRD-MC), un personaje del que tal vez estos partidos se afrenten o avergüencen pronto.

1. De Rocky a Ricky 

Si en jerga boxística a dicho frente urgía un candidato peso pesado (para batir al robusto AMLO), el primer yerro consistió en oponerle un Anaya peso mosca. El mayor problema del queretano fue que, con habilidad y gravitación parecidas a las del coleóptero mencionado, revoloteó casi cinco años entre obscenidades del Pacto por México (como presidente de los diputados y panista apruebalotodo) y, después, quiso en vano ser una especie de cambio inteligente encarnado. Siendo indudable que hasta Margarita o Corral habrían logrado algo más creíble.

Es por ello que Anaya ha estado por meses batiéndose con Meade por el polo (¿o en el lodo?) de la conservación, dejando al tabasqueño muy libre en el polo del cambio. Lo curioso es que pocos cayeron en la cuenta.

2.- Hay más inteligencia en la gente de lo que elitistamente se piensa 

Aquel estilo debilucho no implicaría defecto ninguno, si en campaña Anaya hubiere gobernado ese rol exasperante del estudioso y “matado” cuya sobreactuación le ganó una creciente impopularidad. Menos por su inteligencia en sí, y más por su soberbia de pensar que electores y audiencias son tontos consubstanciales, y por ello esperaría le dieran notas sobresalientes olvidando el uso repetido de trampitas como piratear propuestas del adversario o manipular recursos a conveniencia (fotos, revistas o estadísticas).

En otras palabras, dicho candidato soñó liderar el espectro del cambio como si a éste lo precipitare sólo una serie de decretos metafísicos (o una clase improvisada de yoga). Y sin importar pasados perturbables.

3.- Dime con quien te coaligas…

En contraste con AMLO que echó mano de personalidades para el contrarresto de incertidumbres/negativos (dando hasta anticipos de su gabinete), Anaya lo hizo exactamente al revés. Envolvió en misterios a quiénes lo acompañarían en un gobierno eventual.

Pero desde precampaña dejó en claro -como hasta hoy- que sigue manteniendo tres círculos de afines: a) los panistas del cambio fallido de 2000 y del desaseo congresual (Creel y el grupo de aplausos-Montana); b) El grupo de los Chuchos; y c) Los llamados inmaculados y abogados (Basave, Álvarez Icaza, y bufetes necesarios).

Salvo por el círculo último al que se da bien defenderlo, entre los cercanos restantes siguen trenzados sólo por llevarse iniciativas y honores personales. Lo cual vuelve titánica toda llegada colectiva a buen puerto (por desencantos y fugas continuas de simpatizantes).

4.- Nunca menosprecies al adversario
La gran lección para Anaya es que debió cuidarse en despreciar de más al decano de la elección de 2018. Al colmillo (del puntero en encuestas), le bastó un par de definiciones mediáticas para refundir al queretano en una injusta pequeñez política dentro del imaginario colectivo: “Anaya es un aprendiz de mafioso” y “Ricky, Rickín, Canallín”. Del cual difícilmente se sacudirá, por acumulación merecida de sus yerros.

Nadie debería congratularse por asistir a tan disminuido nivel del debate de estas elecciones (y a la todavía más criticable ola de violencia contra candidatos y ciudadanos), pero la penosa realidad es lo que hay. De ahí que sea impostergable el diagnóstico que se ha tocado fondo y que, de placebos e imposturas, este querido país ya tuvo suficiente.








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.