opinión*
Resistencia urbana y cultura en la Ciudad de México (Artículo)
por Julio Moguel

Julio Moguel

I

La resistencia urbana en contra del capital inmobiliario y por la regeneración de la vida social y colectiva tiene en la Ciudad de México (CDMX) múltiples manifestaciones, pero son pocas las experiencias que pueden presentarse como exitosas en esta época viralmente enferma por la mentalidad mercantil. Aunque no es sólo el capital inmobiliario el que viene a cuento en este orden de contradicción: el mediano o gran inversionista es polifórmico y opera sin tope alguno de control o de regulación por parte del gobierno –u opera, en su caso, en colusión o en amasiato simple con el referido gobierno–, de tal forma que se impone la lógica del negocio, y el desarrollo urbano basado en la idea de que “la ciudad es de todos” termina por perimir.

Pues resulta que una de estas experiencias exitosas de resistencia urbana se presentó públicamente el pasado 15 de abril: protagonizada por los vecinos de la calle San Jerónimo, entre Isabela Católica y Bolívar –Centro Histórico de la CDMX–, se inauguró la exposición callejera del pintor Alberto Castro Leñero y los murales de los pintores Benigno Casas, Alberto Castro Leñero, José Luis Corral, Coral Revueltas, Ernesto Alva, Rubén Morales y José Luis Venegas, en el marco y contexto de lo que ha sido en realidad un proceso –largo– de defensa y de “reapropiación” social del espacio público desde la iniciativa de la micro-cósmica vecindad.

La presentación pública de la exposición de Alberto Castro Leñero y de los murales referidos es en realidad una entre otras de las múltiples acciones que los vecinos de la calle de San Jerónimo han desarrollado para llevar a cabo la mencionada “reapropiación”: previo a ello lograron colocar jardineras a lo largo de una de las líneas de banqueta, logrando así que se abrieran las posibilidades de ganar una calle peatonal. Más aún: pintaron y remozaron algunas de las fachadas de las casas y de los conjuntos habitacionales que componen parte del lugar, generando un ámbito público de convivencia que se vuelve amable para cualquier peatón que atraviese de punta a punta la calle en proceso de rehabilitación.

II

El nombre de Alberto Castro Leñero apenas exige alguna presentación. Que la “reapropiación del espacio público” en la céntrica calle San Jerónimo haya sido coronada con una exposición de sus obras define la experiencia colectiva reseñada como algo más que un esfuerzo por “sumar algo” de arte o de cultura a la experiencia colectiva de la vecindad. El breve espacio de este artículo no permite extenderse en la enumeración de sus múltiples méritos artísticos, muchos de ellos con un relevante reconocimiento internacional. Pero valga mencionar los cuatro murales que conforman el conjunto “Elementos”, obra que tiene una extensión de 11 metros de largo y de tres metros de altura y que cualquiera que transite por la estación del Metro Taxqueña puede contemplar.

La mención de esta obra nos lleva de nuevo muy directamente a la calle de San Jerónimo: cuando los murales del Metro Taxqueña se inauguraron, en 2017, el autor dijo que su esfuerzo artístico pretendía “dignificar un espacio público”. Así de simple. Su exposición en la calle de San Jerónimo va de la mano o acompaña el proceso de dignificación implicado en la reapropiación de un espacio de vida, pensado como una esfera colectiva de convivencia y como uno entre otro de los bastiones urbanos que aún mantienen espíritu y dignidad.

Julio Moguel

Economista de la UNAM, con estudios de doctorado en Toulouse, Francia. Colaboró, durante más de 15 años, como articulista y como coordinador de un suplemento especializado sobre el campo, en La Jornada. Fue profesor de economía y de sociología en la UNAM de 1972 a 1997. Traductor del francés y del inglés, destaca su versión de El cementerio marino de Paul Valéry (Juan Pablos Editor). Ha sido autor y coautor de varios libros de economía, sociología, historia y literatura, entre los que destacan, de la editorial Siglo XXI, Historia de la Cuestión Agraria Mexicana (tomos VII, VIII y IX) y Los nuevos sujetos sociales del desarrollo rural; Chiapas: la guerra de los signos, de ediciones La Jornada; y, de Juan Pablos Editor, Juan Rulfo: otras miradas. Ha dirigido diversas revistas, entre ellas: Economía Informa, Rojo-amate y la Revista de la Universidad Autónoma de Guerrero.

*La opinión aquí vertida es responsabilidad de quien firma y no necesariamente representa la postura editorial de Aristegui Noticias.


Temas relacionados:
Arte
Ciudad de México
Opinión


    Contenido Relacionado


  1. Eduardo Subirats reivindica al muralismo mexicano en su nuevo libro
    marzo 4, 2018 10:31 am
  2. Personalidades narran su paso por el Palacio de Bellas Artes
    enero 24, 2018 3:51 pm
  3. “Extrarradio” y la pérdida de sentido de la labor artística (Artículo)
    enero 22, 2018 3:57 pm
Escribe un comentario

Nota: Los comentarios aquí publicados fueron enviados por usuarios de Aristeguinoticias.com y han sido editados en orden de llegada. Invitamos a los usuarios a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]