May supera moción de censura y permanece como primera ministra; deberá presentar plan sobre Brexit el lunes
La Cámara de los Comunes rechazó por 325 votos la moción de censura presentada por la oposición, mientras que 306 parlamentarios la apoyaron.
Foto: Reuters

El Parlamento británico votó 325-306 en contra de la moción de censura presentada por la oposición y que buscaba destituir a la primera ministra Theresa May, lo que asegura su permanencia en el gobierno tras la apabullante derrota parlamentaria que tuvo su acuerdo sobre el Brexit.

“No tomo esta responsabilidad a la ligera y mi gobierno continuara su trabajo para aumentar nuestra prosperidad, garantizar nuestra seguridad y fortalecer nuestra unión”, dijo May tras superar la votación.

“Y sí, continuaremos trabajando para cumplir la solemne promesa que hicimos a la gente de este país de satisfacer el resultado del referéndum y salir de la Unión Europea”, agregó y llamó a los líderes de los partidos con representación en la Cámara de los Comunes a negociaciones inmediatas que comenzarán esta misma noche.

La moción fue presentada este martes por el líder laborista de oposición, Jeremy Corbin, luego de que el plan de salida de May de la Unión Europea (UE) fue rechazado por 432 legisladores contra 202 que lo respaldaron, en una derrota que se consideró “histórica”.

Con el fracaso de la moción, May tendrá que presentar a votación un nuevo acuerdo en un plazo mínimo, sólo tiene hasta este lunes 21 de enero para hacerlo.

Antes de la votación, la primera ministra aseguró que Reino Unido dejará la UE el 29 de marzo, como está planeado, y que el bloque comunitario sólo accederá a una prórroga del periodo de negociación si hay un plan alternativo de salida creíble.

El pacto, que estipulaba un periodo de dos años en los que Reino Unido permanecería sujeto a las reglas comerciales de la UE, enfrentó gran oposición en el Parlamento, especialmente por el llamado ‘backstop’, que define las condiciones en que quedaría la frontera Irlanda del Norte (RU) y la República de Irlanda (que seguirá siendo parte de la UE).

Bajo el acuerdo, tanto los británicos como la UE se comprometieron a una salvaguarda para impedir que existiera una frontera dura . Si no había una solución para 2020, Irlanda del Norte continuaría bajo las normas del bloque por tiempo indefinido, algo que rechazaron la mayoría de los legisladores.

Analistas daban un fuerte margen de victoria a la moción de “no confianza” al gobierno May, lo que hubiera abierto un periodo de 14 días de negociaciones para que la administración conservadora hiciera el último intento de sobrevivencia, o bien un grupo de partidos con presencia parlamentaria negociara y presentara una opción de gobierno.

El centro del debate es la forma en que Reino Unido dejará la UE en la fecha pactada del próximo 29 de marzo, donde se busca que sea la más conveniente para el país europeo.

De ahí que May haya llamado a los líderes de los partidos con representación en la Cámara de los Comunes, para negociaciones inmediatas que comenzarán esta misma noche.








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.