Economía mexicana crecerá 2.3% y la inflación se ubicará en 4.1% en 2018: IMEF
El tipo de cambio será la principal variable financiera que absorba los choques ocasionados por la incertidumbre del TLCAN, las elecciones y la reforma fiscal de EU, afirmó Fernando López Macari, presidente del Instituto.
Foto: Cuartoscuro/ Guillermo Perea

Al cierre de este año México registrará un crecimiento económico de 2.3 por ciento y una inflación de 4.10 por ciento, pese al alto grado de incertidumbre, estimó el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

En conferencia de prensa el presidente del IMEF, Fernando López Macari, destacó que la esperada reducción de la inflación general anual tiene que ver con el efecto aritmético que causa “aumentos de una sola vez”, y subrayó que no existen presiones inflacionarias relevantes salvo las que pudieran derivar del próximo proceso electoral en el país.

“Muchos de los efectos que impulsaron la inflación de 3.4 por ciento de 2016 a 6.7 por ciento en 2017 es la liberación de los precios de la gasolina, el gas LP y un ciclo agropecuario atípico. Fueron efectos no recurrentes, es decir, no se verán en este año”, expuso Gabriel Casillas, presidente del Comité Nacional de Estudios Económicos del IMEF.

López Macari detalló que el tipo de cambio será la principal variable financiera que absorba los choques ocasionados por la incertidumbre sobre la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el impacto de la reforma tributaria en Estados Unidos y los comicios electorales en México.

Anticipó que es posible que el peso se deprecie en la primera mitad del 2018, y en el segundo, se registre una apreciación luego de que concluya el proceso electoral.

Ante esto, el presidente del IMEF exhortó a las autoridades a llevar a cabo una reforma fiscal integral en el país, que fortalezca las finanzas públicas e impulse la inversión a través de una mayor competitividad fiscal a nivel internacional.

Afirmó que los cambios tributarios propuestos por el IMEF (disminuir la tasa del Impuesto Sobre la Renta y del Impuesto al Valor Agregado) recientemente tomaron un sentido de mayor urgencia, debido a los efectos que podría traer la reforma fiscal de Estados Unidos.

Si bien reconoció como poco probable las modificaciones fiscales por los tiempos electorales, indicó que existen alternativas que por decreto pudieran ejecutarse para contrarrestar los efectos de dicha reforma e incentivar la inversión.

“Para no perder competitividad, México necesita seguir captando inversión extranjera y para ello es importante bajar la tasa de Impuesto Sobre la Renta, incrementando la base de contribuyentes, grabar alimentos y medicinas, con excepción de ciertos artículos de la canasta básica”, agregó.






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.