¿Qué se juega en Venezuela?
Más de 18 millones de electores fueron convocados a las urnas en este nuevo duelo entre el oficialismo y la oposición. En los comicios, el oficialismo intenta mantener su dominio en 20 de las 23 gobernaciones.
Foto: Reuters

Diego Oré/ Reuters

Caracas.- Desde muy temprano, los venezolanos salían a votar el domingo en unos comicios donde se elegirán a 23 gobernadores y en los que la oposición parte como favorita, según sondeos, ante la desazón de muchos que sufren por la crisis económica que azota al país.

Pero los adversarios del presidente Nicolás Maduro tendrán que luchar con la alta abstención que suele haber en este tipo de comicios y por complicaciones preelectorales como la inhabilitación de candidatos, confusas papeletas de votación y la reubicación de última hora de varios centros de sufragio.

Y aún si la oposición logra arrebatarle al oficialismo el control de la mayoría de los 20 estados que gobierna, poco podrá hacer porque los gobernadores están supeditados a la poderosa Asamblea Nacional Constituyente, formada por aliados de Maduro. Por eso los analistas ven estas elecciones como un proceso “simbólico”.

A diferencia de las elecciones regionales previas, esta vez no se renovarán parlamentos locales, que son controlados en gran parte por el partido de Maduro. De ganar, los gobernadores de la oposición deberán dirigir los estados con un congreso en contra.

“Reubicaron centros en lugares lejanos para evitar que la gente pueda votar cerca como siempre se hizo”, se quejó el jefe de campaña de la oposición, Gerardo Blyde, explicando que ahora muchos deberán votar no sólo en zonas alejadas y peligrosas sino, históricamente bastiones del gobernante chavismo.

“Como el Gobierno se sabe perdido, en su desespero ha inventado una nueva maniobra”, agregó.

Según una rectora del Consejo Nacional Electoral (CNE), la reubicación de casi 300 centros electorales “estaba prevista” por la “violencia” ocurrida durante la ola de protestas contra el Gobierno que entre abril y julio dejó 125 fallecidos.

La oposición también tendrá que luchar contra la frustración de sus seguidores después de que las manifestaciones no lograran desbancar a Maduro. Recientemente mostraron su malestar por los acercamientos entre la dirigencia opositora y el oficialismo con miras a iniciar un diálogo para superar la crisis en el país.

Pero la coalición opositora tratará de sacar provecho de la baja aprobación que aún tiene Maduro entre el electorado.

“A llorar a Washington” 

Venezuela sufre la peor crisis de su historia contemporánea: a la inflación de tres dígitos se le suma una recesión económica de casi cuatro años y escasez de alimentos y medicinas.

La oposición culpa a Maduro del descalabro económico, pero el socialista asegura que la crisis es producto de una “guerra económica” de los opositores con apoyo de Estados Unidos.

El difícil panorama de Venezuela se ha agravado con sanciones financieras desde Estados Unidos, que le ponen más trabas a la hora de adquirir préstamos y pagar sus compromisos internacionales justo cuando precisa de liquidez.

Buscando legitimidad afuera y en casa, Maduro presenta estos comicios como la validación de la asamblea constituyente, que ha sido desconocida por la oposición y por varios países de América y Europa.

“Todo el que salga a votar está respaldando la constituyente”, dijo en la semana. “Todos los gobernadores que van a ser electos el domingo tendrán que juramentarse ante la Asamblea Nacional Constituyente y el que no se juramente no toma su cargo y punto (…) que vayan a llorar para Washington”.

Escaramuzas

Electores cuyos centros de votación fueron cerrados y reubicados fueron insultados y agredidos por grupos oficialistas al acudir a ejercer su voto en los comicios para renovar a los gobernadores de los 23 estados de Venezuela, según denunció hoy la oposición.

El candidato opositor a la gobernación del estado norteño de Miranda, Carlos Ocariz, y el diputado local Miguel Pizarro acudieron a votar en el barrio popular de Petare, en el este de Caracas, luego de ser reubicados y fueron empujados e insultados por grupos oficialistas.

Ocariz se trasladó a Petare en uno de los autobuses dispuestos por la oposición para transportar a los electores cuyos centros fueron cerrados y reubicados en otros, según el Consejo Nacional Electoral (CNE) por razones de seguridad.

Al salir del centro en el barrio Unión, de Petare, grupos oficialistas comenzaron a lanzarle objetos e intentaron golpearlo.

Ocariz busca ser el relevo del líder opositor Henrique Capriles en Miranda, ante el chavista Héctor Rodríguez. Es alcalde saliente del municipio Sucre, en cuya jurisdicción está Petare.

A su vez, Pizarro también fue objeto de empujones y golpes de oficialistas que lo critican por haber sido una cara visible de las protestas contra el gobierno, que entre abril y julio dejaron más de 100 muertos.

“En Venezuela los violentos son minoría. Todos los votos importantes. Los que gritan lo hacen por desespero”, dijo Pizarro a los periodistas.

La oposición puso en marcha un operativo para garantizar el transporte a los electores que fueron reubicados, luego que el CNE cerrara 203 centros de los 13 mil 559 en todo el país, alegando razones de seguridad del personal del ente electoral.

El CNE dijo que la medida fue acordada en julio, debido a las protestas contra el gobierno que generaron acciones violentas.

El rector principal del CNE, Luis Emilio Rondón, recalcó que el voto es un instrumento “pacificador” por excelencia, por lo que condenó que grupos “pequeños” intentaran perturbar la marcha de la elección.

“El llamado es a las autoridades correspondientes para que no se perturbe la marcha del proceso”, señaló luego de votar.

En los comicios este domingo, los venezolanos votan para elegir a 23 gobernadores, dos meses y medio después del fin de las protestas.

Las votaciones comenzaron con lentitud en la apertura de algunos centros electorales y largas filas de electores, lo que fue una denuncia insistente de la oposición.

La presidenta del CNE, Tibisay Lucena, admitió el retraso en la apertura de varios centros. Sin embargo, calificó de “óptimo” el inicio del proceso y resaltó la alta participación.

El presidente Nicolás Maduro dijo que la elección representa un triunfo de la democracia y que estas son las primeras elecciones convocadas por la Asamblea Constituyente, un órgano con suprapoderes rechazado por la oposición.

“Vamos a votar con conciencia por la paz. Estas son las primeras elecciones que convoca la Asamblea Nacional Constituyente. Debemos demostrar que somos un pueblo democrático y rebelde”, dijo en un mensaje por la televisión oficial.

El jefe del comando de campaña del chavismo, el alcalde oficialista Jorge Rodríguez, pidió a la oposición que no se les ocurra denunciar fraude, mientras el pueblo está votando.

“Estas elecciones son una demostración de que los venezolanos resuelven sus diferencias en paz a través de la expresión del voto. La gente está votando en paz, para elegir a los mejores. Es un mensaje muy claro que está enviando al mundo entero el pueblo, el pueblo de Venezuela está diciendo que los asuntos nuestros los resolvemos nosotros”, dijo en un primer balance.

A la vez, el jefe del comando de campaña de la oposición, Gerardo Blyde, dijo que se presentaron retrasos deliberados en la apertura de los centros, muchos de los cuales comenzaron a trabajar dos horas después de iniciado el proceso.

“La causa fundamental fue que testigos del oficialismo no se presentaron y tuvieron que ser sustituidos por otros”, explicó.

Blyde denunció que el sistema de medios de prensa del sector público mantiene espacios llamando a votar por los candidatos del oficialismo a pesar de que la campaña terminó el jueves.

(Con información de NTMX)



Temas relacionados:
Venezuela



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]