Agustín Monsreal recibe el III Premio Iberoamericano de Minificción “Juan José Arreola”
José María Espinasa entregó el reconocimiento en el marco de la Feria Internacional del Libro en el Zócalo.
(Secretaría de Cultura).

Por su escritura precisa, de asombrosa interrupción verbal y rigurosa levedad de la forma que integra en piezas que condensan significado en su brevedad y revelan una mirada penetrante y singular, el escritor mexicano Agustín Monsreal recibió el III Premio Iberoamericano de Minificción “Juan José Arreola” durante el tercer día de actividades de la XVIII Feria Internacional del Libro en el Zócalo (FIL Zócalo).

El director del Museo de la Ciudad de México, José María Espinasa, entregó al cuentista, ensayista y poeta originario de Yucatán el reconocimiento que también considera la valiosa e ininterrumpida dedicación que el autor ha prestado al género breve desde la época de la mítica revista El Cuento, de cuyo comité editorial forma parte.

“Entre tantos minificcionistas como hay en este encuentro me siento un poco como globo en fiesta de alfileres. Estoy lleno de gracias”, expresó conmovido Agustín Monsreal en presencia de hijos, nietos y bisnietos, así como de sus más próximos cómplices minificcionistas como Javier Perucho, Fernando Sánchez Clelo y Laura Elisa Vizcaíno.

El autor que a sus 77 años cuenta con alrededor de 30 libros publicados relató que su amistad con la literatura breve es antigua. “Todo empezó hace 50 años cuando emprendía yo mis pasos iniciales en la escritura y aventuré un primer texto en junio de 1968 en una humilde publicación”, que se fraguaba en la Escuela de Teatro de Bellas Artes.

Posteriormente, rememoró, en 1969 ganó menciones en el segundo concurso de la revista Punto de partida, que dirigía Margo Glantz, y a partir de ahí inició el trayecto en el mundo de las letras donde conoció a Edmundo Valadés, Augusto Monterroso, Juan Rulfo, Julio Torri y Juan José Arreola, a quienes mencionó con profundo agradecimiento por los aprendizajes adquiridos.

“En estos días he ido comprendiendo, sin poder explicármela del todo, la significativa coincidencia de que publiqué mis primeras ficciones breves incluyéndome en la ‘varia invención’ de Juan José Arreola, y hoy recibo este premio que dignamente lleva su nombre, que es un tributo a su obra inclaudicable, y que nos honra y compromete a todos cuantos conformamos la estirpe minificcionera”, compartió.

Sobre su predilección por la minificción —que “hasta el siglo XX adquirió presencia definida, reconocible y obtuvo carta de naturalización como género literario”—, confesó que no quiso contrariar a su destino ni defraudar a su curiosidad incurable.

“Ante el reto mayúsculo de apostar por el ejercicio de la minificción, no me acobardé; no me rendí ante las exigencias, los rigores y los apasionados desvelos que impone este género de tan dócil apariencia y tan difícil de complementar”, dijo el Miembro del Sistema Nacional de Creadores.

Monsreal publica antología

En la ceremonia de premiación estuvieron Déborah Chenillo, Coordinadora de Vinculación Cultural Comunitaria de la SCCDMX, y Marco Antonio Campos, en representación del Seminario de Cultura Mexicana, quienes dieron lugar a los escritores Javier Perucho y Marcial Fernández, así como al investigador universitario Lauro Zavala para hablar sobre el libro Minificciones. Antología personal, de Agustín Monsreal, publicado por Ficticia Editorial como parte del galardón.

“El volumen contiene exactamente cien textos breves de Agustín Monsreal elegidos por él mismo”, detalló el académico de la Universidad Autónoma Metropolitana-Unidad Xochimilco, Lauro Zavala, quien enlistó 10 características presentes en la producción del autor:

1) Tono irónico, con frecuencia socarrón. 2) Visión fatalista de la vida que se extiende más allá de la muerte. 3) Narrador indudablemente masculino, pero siempre intransigente. 4) Lenguaje coloquial, mexicano de origen. 5) Título que resulta imprescindible para dar sentido al texto. 6) Economía verbal que exige un lector cómplice. 7) Ritmo textual anafórico donde se presenta algo como si fuera parte de una historia anterior. 8) Tendencia a pisar terrenos escatológicos como el sexo, el cuerpo, el deseo y la muerte. 9) Estructura verbal que con frecuencia simula ser aforística, pero es más bien conversacional. (10) Equilibro entre lo familiar y lo inesperado.

El jurado del III Premio Iberoamericano de Minificción —convocado por la Secretaría de Cultura de la CDMX y el Seminario de Cultura Mexicana como parte del III Encuentro Iberoamericano de Minificción— estuvo integrado por Ana Calvo Revilla, Nana Rodríguez Romero y Raúl Brasca (distinguido con el mismo galardón en la edición anterior).

libros



Temas relacionados:
Cultura
Libros





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.