Urzúa envía SOS para anticipar el desastre: Dresser; AMLO debe justificar presencia de Romo en gabinete: Meyer
El académico Sergio Aguayo observó que hay "una respuesta insuficiente" de parte del presidente López Obrador ante las acusaciones del exsecretario de Hacienda sobre Alfnnso Romo.
Foto: Cuartoscuro

Las declaraciones del exsecretario de Hacienda, Carlos Urzúa, tanto en su carta de renuncia como en la entrevista con Proceso, equivalen a disparar una bengala cuando un barco está en peligro, pues lo que quiere es mandar una señal de auxilio (SOS) ante el desastre que advierte, afirmó la politóloga Denise Dresser. 

“Lo innegable es que Carlos Urzúa lo que ha hecho, tanto con la carta como con la entrevista, es pedir un golpe de timón y el gobierno les está contestando que prefiere seguir navegando como lo ha hecho hasta el momento”,  afirmó en la Mesa Política con la periodista Carmen Aristegui.

Dresser añadió que no considera que Urzúa sea un neoliberal, traidor o alguien que se opone a los cambios que el país necesita, sino que después de unos meses en el gobierno se dio cuenta de que se toman decisiones sin sustento y sin prever las consecuencias.

“Se está imponiendo a funcionarios incompetentes en la Función Pública, donde impera la lealtad sobre el profesionalismo, permitiendo un viejo problema, la perpetuación del conflicto de interés, señala Urzúa… Esos conflictos de interés que han caracterizado a la economía política de México y que explica su disfuncionalidad”, abundó.

La politóloga observó que estas declaraciones no han llevado a un replanteamiento o a un reconocimiento por parte del gobierno sino a que Carlos Urzúa sea “quemado en la plaza pública”.

Por su parte, el historiador Lorenzo Meyer comentó que a diferencia de las administraciones anteriores, las razones de la renuncia del funcionario son claras.

La diferencias entre miembros del gabinete y el presidente son normales, pero se mantenían bajo un gran manto de misterio y silencio, ahora ya se quitó el manto y todos nosotros podemos tomar nuestra posición porque tenemos la información”, apuntó.

El historiador refirió que una de las inconformidades de Urzúa se debe a que el jefe de la Oficina de Presidencia, Alfonso Romo, tiene acceso a información confidencial importante y que su familia es parte de una estructura financiera que puede aprovechar esos datos.

Por eso, indicó, “sería una buena decisión separar a (Casa de Bolsa) Vector, de los dirigentes de la familia Romo, que dejaran sus intereses a cargo de otras personas, como se hace en otros países” para que no haya ninguna sospecha de conflicto de intereses.

Asimismo, consideró que el presidente Andrés Manuel López Obrador debería entrar al debate y explicar porqué tiene a Alfonso Romo en su gabinete, para que los ciudadanos tengan manera de juzgar.

El analista político Sergio Aguayo expuso que uno de los asuntos más destacados por Urzúa están relacionados con “la creación de tribus” por parte de Romo.

Asimismo, observó que hay una respuesta insuficiente de parte del presidente López Obrador.

Desde su punto de vista, Urzúa eligió darle la entrevista a Hernán Gómez porque es un personaje muy cercano a la Cuarta Transformación. 

Javier Duarte: pacto y podredumbre

La semana pasada, en entrevista radiofónica, el exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, dio a conocer que para cesar la persecución de la que su familia era víctima, pactó con funcionarios de la administración de Peña Nieto. 

Leer más: Mi detención “fue un circo”, acusa Javier Duarte; Cisen, Gobernación y PGR, involucrados

Al respecto, la politóloga dijo que las declaraciones de Duarte describen la podredumbre política que dejó la administración priista y el uso de la administración de justicia con fines particulares. 

Sobre la detención del abogado Juan Collado, Dresser señaló que es muy relevante debido a que era el defensor de “la mafia en el poder”.

“La única especulación que hago en este momento es que el detonador quizá fue la fotografía de la boda su hija, en la que queda retratada la mafia en el poder ahí reunida, incluyendo varios ministros de la Suprema Corte. Es una fotografía icónica de la impunidad, que debe haber llegado al presidente, al nuevo gobierno y el mensaje que envía esa foto es ‘aquí no pasa nada’… Entonces esta embestida sobre Juan Collado, muy estrambótica, me parece un esfuerzo gubernamental de enviar un mensaje de quién manda, cómo se manda”, añadió.

Meyer recordó que la presencia de abogados como Juan Collado en México, ya es vieja.

“El sistema político tradicional tenía mucha consideración para las gentes de dinero y que tenían conexiones políticas o estaban directamente en la élite política. De vez en vez algunos de ellos, por casi razones accidentales, caían en las redes de la ‘justicia’, y entonces, estos abogados salían rápidamente, cobraban una cantidad fantástica de dinero y sacaban de problemas a los miembros de la élite”, explicó.

Además, el historiador señaló que en el pasado el gobierno perdía sus casos porque tenía el personal adecuado.

“Aquí, en el primer encuentro con (el fiscal general) Alejandro Gertz Manero con la mafia, espero que tenga unos abogados a la altura de Collado… Si finalmente la Fiscalía se sale con la suya va a ser un caso que marque historia, va a ser un hito, que realmente la Cuarta Transformación sí hace la diferencia”, agregó.








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.