TE RECOMENDAMOS
Austeridad no aplicará al INM para dar atención a migrantes: subsecretario de SRE | Videos
El Plan de Desarrollo para América Central ya cuenta con fondos suficientes que provienen tanto de recursos fiscales como de países solidarios.

Para hacer frente a la crisis migratoria que atraviesa el país, con la llegada de caravanas de centroamericanos y la posible deportación masiva de mexicanos desde Estados Unidos, el Instituto Nacional de Migración se verá exento de las políticas de austeridad republicana que ha impulsado la administración de Andrés Manuel López Obrador.

Así lo informó el subsecretario para América Latina y el Caribe de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Maximiliano Reyes Zúñiga, durante su comparecencia ante los diputados que integran las comisiones de Asuntos Migratorios, y de la Frontera Norte y la Frontera Sur.

“Habrá una excepción en los cumplimientos de austeridad a los que todo el Gobierno de la República nos hemos sujetado, con el propósito de no disminuir su capacidad institucional para poder hacer frente a este tamaño del reto que se está enfrentando”.

Durante su introducción a la reunión de trabajo, la diputada Julieta Kristal Vences Valencia destacó que México está marcando “una nueva ruta en la política migratoria de la región, y, si bien es cierto que no se puede descuidar la seguridad nacional, tampoco se puede anteponer a los derechos humanos, y es por ello que celebro que sigamos construyendo puentes hacia una migración segura, ordenada y regular”.

Por su parte, el diputado priista Rubén Moreira destacó la necesidad de contar con una coordinación entre los gobierno de México y Estados Unidos para conocer, y prever, cuántos solicitantes de asilo centroamericanos se tiene contemplado regresar a México mientras aguardan la resolución de su petición, a qué ciudades fronterizas mexicanas serán retornados y por cuánto tiempo.

Su copartidaria, Mariana Rodríguez Mier y Terán, planteó su preocupación por los procedimientos de deportación de los connacionales y de retorno a México de los solicitantes de asilo extranjeros, ya que en algún momento llegaron a hacerse en horas de la madrugada.

“Eso nos preocupa mucho, porque, para poder salvaguardar la integridad y el bienestar de estas personas, tendríamos que estar enterados”.

También cuestionó la posibilidad de brindar una atención efectiva, ante la reducción del 26 por ciento a los recursos operativos del Instituto Nacional de Migración (INM) y del 22 por ciento a la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), así como el desmantelamiento presupuestal del Fondo de Apoyo al Migrante.

Reyes Zúñiga expuso que hasta el momento no se tienen establecidos los puertos de cruce internacional por los cuales regresarán a México, ni se han asignado recursos adicionales al INM o a la Comar para atender a los migrantes que llegan al territorio nacional o que son devueltos de Estados Unidos.

Sin embargo, aclaró que los recursos del Plan de Desarrollo para América Central ya cuentan con fondos suficientes que provienen, tanto de recursos fiscales del Gobierno Federal que ya estaban asignados para este año, así como de donaciones de países solidarios como España, Alemania, Chile y Bolivia, que serán ejercidos a través de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

“La mayoría de los recursos no terminan en las arcas de los ejecutivos nacionales o federales, los propios requisitos que establecen los países donantes señalan que tienen que ser empleados a través de las agencias de cooperación, de organizaciones sociales, o de manera directa con los grupos de trabajo”.








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.