Diputados prohíben “adquirir” propaganda electoral en radio y tv, fuera de la ley
El pleno de la Cámara de Diputados avaló incluir en la Constitución la prohibición de “adquirir” de manera ilegal cobertura informativa o tiempos en radio y televisión, lo que quedó establecido como causa de nulidad en elecciones federales o locales.

El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó con 413 votos a favor, 29 contra y dos abstenciones, reformas al Artículo 41 Constitucional, con relación a la adquisición de propaganda en elecciones.

Con esta modificación se agrega la palabra “adquirir” en la Carta magna, y se pretende que la nulidad de elecciones no sólo ante la compra sino cualquier tipo de adquisición de cobertura informativa o tiempos de radio y televisión fuera de los supuestos previstos en la ley.

La reforma, aprobada en sesión del periodo extraordinario, fue al inciso B) del tercer párrafo de la Base VI del Artículo 41 de la Constitución. Con esta reforma, ese inciso queda como sigue: “Se compre o ´adquiera´cobertura informativa o tiempos en radio y televisión, fuera de los supuestos previstos en la ley”.

La reforma necesita lograr los votos a favor de la mitad más uno de los Congresos locales, a fin de que el Ejecutivo federal la promulgue.

Al argumentar el dictamen, el presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, el perredista Julio César Moreno Rivera precisó que el objetivo es evitar la simulación en la contratación de medios de comunicación.

Además, dijo que pretende aclarar que la nulidad de elecciones se puede producir no sólo ante la compra, sino ante cualquier tipo de adquisición de cobertura informativa o tiempos de radio y televisión fuera de los supuestos previstos en la Ley.

Se consideró que la reforma es pertinente porque fortalece la democracia y es acorde a los principios que debe regir todo proceso electoral, tales como certeza, legalidad, independencia, imparcialidad, máxima publicidad y objetividad.

En el dictamen se destacó que el término “adquirir” es más amplio que “comprar”, dada la complejidad que se requiere en materia probatoria para acreditar este último supuesto.

De lo anterior, se advierte que el término “adquiera”, abarca toda la gama posible de acceso a radio y televisión, más allá de la compra, porque esos tiempos se pueden adquirir por donación, regalo, cesión, aportación, entre otros mecanismos.

También especifica que es causa de nulidad cuando se exceda el gasto de campaña en un 5.0 por ciento del monto total autorizado o se reciban o utilicen en las campañas recursos de procedencia ilícita o públicos.

En la reforma política que se promulgó en marzo pasado por el Ejecutivo federal, al ser debatida en la madrugada en la Cámara de Diputados, se presentó una reserva que cambiaba la palabra “adquirir” o “comprar” la cual fue aprobada en votación económica.

Al regresar la minuta al Senado de la República la aprobó también y la envió a los congresos locales para su aprobación, y ante la inconformidad que provocó entre legisladores al promulgar esa reforma, el presidente Enrique Peña Nieto anunció otra enmienda.

Esta iniciativa de reforma que manda el Ejecutivo federal es al Artículo 41, para agregar la palabra “adquiera” para ampliar los conceptos de nulidad en materia de propaganda política.

En el debate en San Lázaro, principalmente los perredistas Purificación Carpinteyro Calderón y Fernando Belaunzarán Méndez, señalaron que el día que se votó y se aprobó la reforma en materia política nadie se dio cuenta de que se presentó la reserva.

Ambos reconocieron su error y se congratularon por la corrección que hace el Ejecutivo federal al enviar la nueva enmienda al Artículo 41 de la Constitución.

Antes, los diputados Alfonso Durazo y Ricardo Mejía Berdeja, del Movimiento Ciudadano, reiteraron que su fracción votaría en contra porque no se prestaban a una simulación. (Con información de Notimex)



Temas relacionados:
Diputados
Poderes



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]