Chantaje y extorsión sindical serán eliminados con Reforma Laboral: Secretaria del Trabajo
Luisa María Alcalde dijo que para conformar un sindicato, los líderes tendrán que solicitar una constancia ante un órgano autónomo, con el respaldo de sus agremiados.
Foto: Cuartoscuro

La Reforma Laboral permitirá eliminar el chantaje y la extorsión que actualmente ejercen los líderes sindicales hacia las empresas y agremiados, afirmó la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde. 

En entrevista para #AristeguiEnvivo, la funcionaria comentó que “estamos ante un cambio profundo” tras años de lucha por lograr un sindicalismos independiente, “peleando por que no haya controles y que exista la posibilidad de que hombres y mujeres que viven de su trabajo se puedan organizar libremente, puedan decidir quién los representa frente a los empleadores en las negociaciones”.

Explicó que la Reforma Laboral se ha trabajado desde tiempo atrás, con la reforma constitucional desde febrero de 2017, “que ya establecía cambios muy importantes”.

“Ya hablaba del voto libre y secreto para elegir a dirigentes, ya hablaba de las consultas a los trabajadores frente a las negociaciones colectivas, ya hablaba de la parte de pasar de la Junta de Conciliación Arbitraje a los tribunales laborales, y a esto se suma después la ratificación del Convenio 98, en septiembre del año pasado, por parte del Senado, de libertad sindical y finalmente los compromisos asumidos por México en el  Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC)“, abundó.

Expuso que la reforma a la Ley del Trabajo, la cual ya fue aprobada por la Cámara de Diputados, es una ley secundaria a la reforma constitucional, en la que no se hablaba de subcontratación, que para este gobierno es un tema pendiente.

La funcionaria precisó que regular el tema de la subcontratación no requiere una reforma constitucional, ya que “se puede modificar en la Ley Federal del Trabajo”.

Comentó que si bien en la reforma de 2012 se lograron poner candados a la subcontratación, no se han utilizado correctamente.

“Hay muchísima subcontratación al margen de la ley y sumamente abusiva, que es utilizada solamente para precarizar el empleo y los salarios“, señaló.

Por si te lo perdiste| Avalan diputados en lo general reforma laboral; deja fuera el ‘outsourcing’

Por otra parte, Alcalde Luján destacó que con la Reforma Laboral existe la posibilidad de rescatar la negociación y la contratación colectiva.

De acuerdo con la funcionaria, esto le permitiría a los trabajadores decidir quiénes son sus líderes sindicales, a través del voto personal, libre, secreto y directo, mientras que a los empleadores podrán eliminar de tajo el chantaje y la extorsión por parte de los dirigentes.

Con las nuevas reglas, expuso, “tú (líder sindical) antes de poder emplazar y solicitar la firma de un contrato colectivo, vas a tener que acudir a una autoridad distinta, a un órgano autónomo que se va a crear, y vas a tener que pedir una constancia de representación, la cual sólo la puedes obtener si por lo menos representas al 30 por ciento de los trabajadores. Es decir, primero tendrá que haber trabajadores contratados y ellos tendrán que respaldarte como sindicato, irás a la autoridad y solicitar esta constancia de representación”.

La secretaria del Trabajo dijo que se prevé la creación de un órgano autónomo encargado de todos los registros de los sindicatos del país, tanto de los federales como los locales, con el propósito de evitar que su conformación dependa de intereses particulares.

Sin embargo, aclaró que aunque en una empresa puede haber más de un sindicato, sólo uno, el que represente a la mayoría, será el que tenga la titularidad del contrato colectivo.

“Eso quiere decir que habría una disputa (del contrato colectivo) entre los dos, tres o los que sean, y quien tendría mayor respaldo es el que tiene la titularidad“, anotó.

Al ser cuestionada sobre qué pasará con los sindicatos que han jugado un papel central en la política mexicana, Alcalde respondió que “tendrán que ir cambiando porque finalmente se van a encontrar frente a este momento en el cual las bases son trabajadores en lo individual los que van y depositan un voto en una urna de manera secreta”.

“Los sindicatos y los líderes tendrán que hacer esa tarea de nuevamente acercarse nuevamente y construir desde abajo“, indicó.

Al hablar de los desafíos de la reforma, consideró que el gran reto es la implementación.

“Tiene que haber esta mesa de trabajo que ya empezó a generarse, porque desde el inicio esta reforma se fue formando con la academia, el Poder Judicial y muchos actores que han planteado cómo es el mejor modelo mexicano frente a estos cambios”, agregó.

Detalló que se requieren dos años para crear el órgano encargado de los registros de los sindicatos, y cuatro años para revisar todos los contratos colectivos depositados actualmente, que suman medio millón.

Asimismo, destacó que otro objetivo es agilizar la justicia laboral a través del Poder Judicial.

“La idea es que en una sentada se pueda resolver a través de una conciliación. El órgano autónomo se encargará primero de sentar a las partes para que traten de conciliar, y de no ser así se iría a los tribunales laborales especializados que tendrán plazos muy cortos para poderse resolver. La idea es que en meses se puedan resolver los conflictos“, subrayó.

Sobre el tema de los trabajadores y trabajadoras del hogar, la funcionaria recordó que el 99 por ciento de estas personas no tienen seguridad social, por lo que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ordenó al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) poner en marcha un programa para incluirlas.

“Ya está operando y la idea es ir obviamente hacia la obligatoriedad. Es un piloto que se va a evaluar, ahorita seguimos en que el piloto es una inscripción voluntaria, pero la idea es poderlo ir evaluando para que finalmente se convierta en lo que la Corte ya dijo debe ser: un esquema obligatorio“, señaló.

Al hablar del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, informó que “más de 350 mil jóvenes ya se están capacitando”.

“Eso quiere decir que probablemente en este año podamos alcanzar el millón de jóvenes aprendices, y para el siguiente año pensar en la meta que son 2 millones 300 mil jóvenes. Esta cifra es un alto en el camino para ver si hay más jóvenes. Según el Inegi, es la cifra de jóvenes entre 18 a 29 años que no están estudiando o no están trabajando, pero buscan empleo o están disponibles para trabajar”, anotó.

Expuso que entre los jóvenes que se han registrado hay más mujeres que hombres, lo cual indica que es más complicado para ellas incorporarse al mercado laboral.

La gran mayoría tiene preparatoria o preparatoria trunca, luego primaria y luego licenciatura. Tenemos muchos jóvenes con licenciaturas concluidas que salen de la universidad, tocan puertas y no consiguen trabajo”, agregó.

A continuación la entrevista completa:






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.