Hallan cuerpos de 4 policías de Villagrán, Guanajuato; 10 agentes ejecutados en 5 días
Tras el ataque a la comandancia del municipio de Villagrán, aumentó a 7 el número de policías muertos.

Por Javier Bravo

El saldo del ataque a la comandancia de Villagrán, Guanajuato, aumentó a siete policías muertos; la mañana de este sábado, sobre la carretera Panamericana, fueron abandonados los cuerpos de los cuatro agentes secuestrados durante la agresión armada.

Este último hallazgo completa una serie de hechos violentos, en los que 10 elementos de seguridad municipal perdieron la vida en diferentes ataques o bien, mediante ejecuciones directas.

La madrugada del 8 de diciembre, la Secretaría de Seguridad Pública de León confirmó la muerte del oficial Martín Salinas Sánchez con su propia arma de cargo y a manos de un presunto ladrón.

Según el comunicado de la Secretaría de Seguridad Pública, el homicidio del oficial Martín ocurrió mientras atendía un reporte de allanamiento de morada y robo a comercio en la zona rural de la ciudad. El oficial llegó hasta la calle Puerto de Chetumal en la colonia Granjas Económicas y se dirigió a un taller de reparación de tractocamiones, que estaba siendo allanado por un presunto ladrón.

Tan sólo horas después, la comandante de la policía preventiva de Irapuato, María Sonia Arellano Mendoza, fue secuestrada junto con su esposo y su hijo. La tarde del miércoles 11, fueron localizados sus restos en la brecha conocida como «La Coyotera» en bolsas de plástico.

Horas antes, el fiscal general de Guanajuato, Carlos Zamarripa Aguirre, declaró que la mujer y su hijo habrían sido puestos en libertad; sin embargo, a quienes liberaron fue al esposo, también policía, y a su hijo.

De acuerdo con información extraoficial, a un costado de los restos de la comandante Sonia fue dejada una cartulina firmada por un grupo de la delincuencia organizada. En agosto, la comandante María Sonia Arellano Mendoza recibió el reconocimiento al Mérito Policial 2019.

El 12 de diciembre los ataques directos siguieron. Dos policías, uno en Celaya otro en Irapuato, fueron atacados y asesinados a balazos.

En el caso de Celaya, el policía primero Irving Urive Martínez fue acribillado cuando conducía su motocicleta en la colonia Jardines, a las 6:20 de la tarde. Testigos indicaron que el agente, que se encontraba en su día de descanso, fue alcanzado por los ocupantes de una camioneta negra y le dispararon en repetidas ocasiones.

Ese día, minutos antes de las diez de la noche, un elemento de la policía municipal fue asesinado a balazos en una tienda de abarrotes de la colonia Constitución de Apatzingán.

Antes de terminar el día, un comando armado atacó las instalaciones de la policía municipal de Villagrán. Se confirmó la muerte de tres oficiales y el secuestro de otros cinco, entre ellos un oficial calificador.

De acuerdo con el parte policial, el hecho ocurrió cerca de las 7:55 de la noche, cuando un convoy de tres camionetas con hombres armados llegaron y arremetieron contra la fachada de la corporación ubicada en el Bulevar Luis Donaldo Colosio, a escasos metros de la carretera Panamericana Celaya-Salamanca.

En la agresión, los hampones lograron asesinar a dos oficiales, un hombre y una mujer que se encontraban en el exterior, además de herir a otro policía que fue trasladado a un hospital grave de salud, que finalmente también falleció.

Fuentes al interior de la Dirección de Seguridad Pública confirmaron que los sujetos ingresaron a la dirección y secuestraron a cuatro oficiales y un juez. Tras este último hecho, se dieron a la fuga haciendo uso de las llamadas «estrellas poncha llantas» para evitar que los siguieran.

La mañana del viernes 13 de diciembre, los cuatro agentes secuestrados fueron abandonados sin vida en la carretera Panamericana, justo en el entronque a las carretera que conduce a las ciudades de Irapuato y Salamanca.



Temas relacionados:
Guanajuato
Inseguridad
Violencia





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.