opinión*
“@RectoriaUMSNH, corrupción e impunidad”, artículo de Ernesto Villanueva
El mundo al revés por Ernesto Villanueva

Por @evillanuevamx

“Son los usos y costumbres arraigados en la Universidad” me decía hace tiempo el jurista Héctor Pérez Pintor, profesor de tiempo completo y funcionario de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), al referirse a la corrupción endémica que lacera a esa institución académica. Pérez Pintor es profesor de la Facultad de Derecho de esa universidad y, contra la regla general, no se anda por las ramas ni me invoca la secrecía del secreto profesional para hablar de lo que pasa en su universidad a la que se debe. Debo decir que estaba fuera de mi radar la situación de la UMSNH. Un análisis somero, empero, pone de relieve que efectivamente la corrupción y la impunidad forman un círculo vicioso en la administración de @MedardoSernaG, quien llegó a la rectoría de la UMSNH con apreciables prendas de administración académica y generó altas expectativas. Hoy, de nueva cuenta, se han desvanecido las esperanzas que muchos habían puesto en este hombre. Veamos.

Primero. Hace menos de dos semanas, el rector @MedardoSernaG informó-solicitó que se requerían 850 millones para que la UMSNH pudiera cumplir sus obligaciones mínimas. Visto así, a primera vista, cualquiera pensaría que el Estado busca desmantelar la universidad pública. Una mirada más de fondo refleja, empero, que las cosas no son así. La elasticidad- por decirlo de alguna manera- en el cumplimiento de la ley, la colusión de servidores públicos y la firme creencia en la impunidad que genera incentivos para que se reproduzca la corrupción se entrelazan para crear un círculo perverso.

De acuerdo a reportes de la Auditoría Superior de la Federación dados a conocer por diversos medios locales a mediados del 2017, la administración de @MedardoSernaG era probable responsable de afectación al patrimonio universitario por más de mil millones de pesos, sólo por lo que corresponde al año y medio del actual rector y a los programas auditados por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) (https://michoacan.redactor.mx/detectan-dano-al-erario-federal-umsnh-mil-036-millones-271-mil-432-pesos/). Hasta la fecha no se han atendido las observaciones hechas por la ASF. Tampoco se han atendido las observaciones formuladas desde el 2014 y no hay un solo peso recuperado. Sobra decir que es la única universidad pública del país que en ese mismo periodo ha entregado la cifra de 0.0 pesos de recuperación de recursos observados. Vaya que no es fácil llegar a ese número. (http://www.asf.gob.mx/pags/Recupera1/201610/Detalle.pdf)

Segundo. La UMSNH es víctima de su rector, @MedardoSernaG, por la procacidad de su gestión. Es esa lógica del absurdo: No llegan a ver que hay, sino a ver que se llevan parafraseando al profesor Héctor Pérez Pintor, quien valientemente diagnostica lo que pasa en esa importante casa de estudios. Con esos datos no sorprende en lo absoluto que la UMSNH se haya visto envuelta en varios recientes escándalos, como el de firmar contratos con la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) con sobrecostos y donde, por esa razón, se presume que se incurrió en actos de corrupción, pues “subcontrató más del 49 por ciento de los servicios con ocho empresas y no realizó las contrataciones de acuerdo con la ley. Pagó 10 millones 79 mil 200 pesos por productos de los que no se tiene evidencia de su elaboración ni de su entrega”. (http://aristeguinoticias.com/0211/mexico/millonarios-sobrecostos-y-probable-corrupcion-halla-asf-en-contratos-de-universidades-y-gobierno/). Y el diario Reforma dio cuenta que la UMSNH es la única universidad pública donde las jubilaciones son equivalentes al 154% sobre el salario, siendo las más altas en las instituciones públicas de educación superior del país.

Tercero. En ese contexto sorprende el cinismo del rector @MedardoSernaG al solicitar al pueblo mexicano (no sólo al michoacano) que salve a la UMSNH de su frágil situación económica que, no sobra decirlo, no es responsabilidad de asignaciones menores de la federación o de mala voluntad del gobernador michoacano @Silvano_A, sino de un conjunto de presumibles actos de corrupción de las propias autoridades de esa digna casa de estudios. En lugar de solicitar recursos para solventar el dinero que se ha ido por los presumibles ilícitos y delitos del rector y los suyos, el sentido común aconseja que las autoridades federales y locales deben actuar con firmeza para sancionar, si es el caso, al rector @MedardoSernaG. Y es que si no se generan disuasivos para que tenga costos la corrupción, la impunidad existente en la UMSNH seguirá siendo un hoyo negro que nunca va a tener solución alguna. Más aún, los coordinadores parlamentarios del PAN, @MarkoCortes, del PRD, @FMartinezNeri, del PRI, @CesarCamachoOfi, de MORENA, @rocionahle, de Movimiento Ciudadano, @ClementeCH , del PANAL, Luis Alfredo Valles Mendoza, del PES, Alejandro González Murillo y del PVEM, @chuchosesma en la Cámara de Diputados deberían condicionar recursos a la UMSNH a una auditoría exhaustiva de la Auditoría Superior de la Federación para poner un dique a la corrupción+impunidad que ahí anida.

[email protected]

Ernesto Villanueva

Ernesto Villanueva es doctor en derecho y doctor en comunicación pública por la Universidad de Navarra. Investigador por oposición del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM. Su obra más reciente es "Parásitos del poder: cuánto nos cuesta a los mexicanos mantener los privilegios de los expresidentes de la República". Ediciones Proceso, 2015.

*La opinión aquí vertida es responsabilidad de quien firma y no necesariamente representa la postura editorial de Aristegui Noticias.


Temas relacionados:
Michoacán
Opinión
Sociedad
Escribe un comentario

Nota: Los comentarios aquí publicados fueron enviados por usuarios de Aristeguinoticias.com y han sido editados en orden de llegada. Invitamos a los usuarios a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]