Donald Trump anuncia sanciones y se declara listo para “destruir rápidamente la economía de Turquía”
El presidente de EU criticó que la ofensiva militar turca ponga en riesgo la estabilidad en la región y el trabajo estadounidense contra el Estado Islámico.
(Foto: Reuters).

“Estoy completamente preparado para destruir rápidamente la economía de Turquía“, advirtió el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en un comunicado en el que adelantó que impondrá sanciones contra el gobierno turco por sus acciones militares en el noreste de Siria.

Las sanciones que serán impuestas “pronto”, de acuerdo con el presidente, irán dirigidas contra funcionarios y exfuncionarios del gobierno de Turquía. Además, los aranceles al acero subirán 50 por ciento, para quedar en el nivel previo a la reducción de mayo pasado, y cesarán las negociaciones encabezadas por el Departamento de Comercio sobre un acuerdo comercial entre ambos países que involucra 100 mil millones de dólares.

El objetivo de las sanciones sería castigar a quienes puedan estar involucrados en violaciones a derechos humanos, la obstrucción de un cese al fuego, evitar que personas desplazadas se reúnan con sus familias, forzar la repatriación de refugiados o a quienes amenacen la paz, la seguridad y la estabilidad en Siria.

La ofensiva militar de Turquía contra los kurdos en Siria ha puesto en peligro a civiles y podría poner en riesgo el trabajo de las tropas estadounidenses en la región contra el Estado Islámico, criticó Trump.

“He sido perfectamente claro con el presidente Erdogan: Turquía debe asegurar la integridad de los civiles, incluyendo a las minorías religiosas y étnicas y es ahora, o lo será en el futuro, responsable de la detención de terroristas del Estado Islámico en la región”, añadió el mandatario en su comunicado.

Trump también informó que retirará a las tropas estadounidenses que permanecen en el noreste de Siria y que las fuerzas de Estados Unidos que han derrotado físicamente al califato del Estado Islámico serán redistribuidas y permanecerán en la región monitoreando la situación para prevenir que se repita lo ocurrido en 2014 cuando la amenaza del Estado Islámico fue desestimada y se extendió en Siria e Irak.

El pasado 8 de octubre comenzó una ofensiva militar turca contra los kurdos en Siria, cuando aviones de combate turcos bombardearon una base de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) en Al Malikiya, en la provincia de Hasaka.

Un día antes, el presidente Donald Trump anunció la retirada de las tropas estadounidenses del norte de Siria, ante la amenaza de Turquía de una invasión militar contra las milicias kurdas.








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.