En Chihuahua, ex líder de SNTE suma cargo por desvío millonario
Villarreal Aldaz justificó la obtención de recursos del erario destinados a pensionados y jubilados del magisterio, con la supuesta inversión para la infraestructura de un hotel.

Este viernes 14 de septiembre, la Fiscalía General del Estado (FGE) de Chihuahua le formuló una nueva imputación a Alejandro Villareal Aldaz, ex secretario general de la Sección 8 del SNTE, por el delito de peculado agravado ante su presunta participación en el desvío de 3 millones 500 mil pesos del erario chihuahuense.

El ex secretario, quien fungió en el cargo durante la administración de César Duarte, fue detenido la madrugada del miércoles 27 de junio de este año, en plena campaña, ya que buscaba una diputación local por el Partido Nueva Alianza a través de la vía plurinominal.

De acuerdo con un comunicado, se presume que el desvío de 3.5 millones de pesos, que estaban destinados a pensionados y jubilados del magisterio, se llevó a cabo cuando era dirigente sindical, en complicidad con funcionarios públicos de la pasada administración.

Las investigaciones ministeriales efectuadas en el marco del Operativo Justicia para Chihuahua, indican que el ex dirigente magisterial y sus cómplices -previo al reparto de roles y actividades-, desviaron la referida cantidad y, para ello, a finales de mayo y principios de junio de 2016 simularon la realización de un procedimiento administrativo de apoyo en la inversión para la instalación de paneles solares en el hotel SNTENARIO; sin embargo, el otorgamiento de recursos públicos para dicha actividad era improcedente desde el principio, indicó la FGE.

Para obtener la inversión, Villarreal Aldaz y sus cómplices integraron dentro del procedimiento una solicitud de suficiencia presupuestal y diversa documentación relacionada, para pretender justificar la salida de los 3 millones 500 mil pesos de la cuenta bancaria número 0182551179 de la institución bancaria BBVA Bancomer; cuenta perteneciente a la Secretaria de Hacienda del Gobierno del Estado durante el sexenio de 2010 a 2016.

La salida se efectuó con la expedición del cheque número 13300083, fechada el 02 de junio del año 2016, que fue cobrado al día siguiente, ante los Servicios Educativos del Estado de Chihuahua (SEECH) y se dispuso en efectivo.

El año pasado, la Secretaría de Educación y Deporte también acusó al ex secretario en enero de 2017, meses después de que Javier Corral se convirtiera en gobernador de Chihuahua, por el presunto desvío de 6.8 millones de pesos, justificado como un adelanto en el pago de prestaciones a maestros, recursos que nunca recibieron.

Estos hechos, a consideración de la FGE, son constitutivos del delito de peculado con penalidad agravada, de acuerdo con lo previsto y sancionado por el artículo 260 del Código Penal, atribuyéndole a Alejandro Villarreal, el grado de cómplice.

Al término de la audiencia, el Juez de Control le impuso la medida cautelar de prisión preventiva, destacando que actualmente el imputado se encuentra vinculado a proceso penal en un caso distinto de peculado.

 

Un salvavidas millonario

El 2 de julio, el juez Ornelas Pérez dictó auto de vinculación a proceso al ex secretario general de la sección 8 del SNTE; a Diógenes Bustamante Vela, director de los Servicios Estatales del Estado de Chihuahua (SEECH), y a Martha Patricia Barreras Banda, ex directora de Administración de la misma dependencia, por su presunta responsabilidad en el desvío de millones de pesos del erario estatal.

Casi dos meses después, el 20 de agosto de 2017, el SNTE salió en defensa de Villarreal Aldaz y depositó como garantía, ante un juzgado de Chihuahua, 5 millones de pesos, con el fin de que encare un proceso por el presunto desvío por la misma cantidad que debió ser destinada a bonos de maestros y becas de hijos de éstos.

La defensa depositó el pago ante la Secretaría de Hacienda estatal y defendió que el imputado sí vive en el domicilio que señaló en el fraccionamiento Jardines del Norte, y presentó testimonios de familiares y conocidos que, además, alegaron que éste tiene un padecimiento hepático, que le demanda tener higiene y cuidados especiales como tratamiento.

Sin embargo, el juez Alexis Ornelas Pérez negó en audiencia, modificar la medida cautelar, ya que el cheque no fue validado, lo que dejó sin efecto la solicitud de la defensa.






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]