Tribunal permite entrada del buque Open Arms cargado de migrantes en puerto italiano
La ONG española presentó el martes una queja urgente ante el tribunal italiano y ahora su barco se dirige hacia Lampedusa, mientras que el ministro Salvini anunció que presentará un nuevo recurso para impedir su ingreso
Foto: Reuters

El buque Open Arms podrá desembarcar a los 147 migrantes, que mantiene a bordo desde el 1 de agosto pasado, en un puerto italiano, luego que el Tribunal Administrativo Regional (TAR) de Lacio suspendió este miércoles la prohibición de ingreso en aguas italianas a la nave de la organización no gubernamental.

Considerada como una decisión sin precedentes, el TAR de Lacio, con sede en Roma, intervino para desbloquear la situación de los migrantes que llevan 14 días varados en el Mediterráneo ante la prohibición de desembarcar del primer ministro del Interior, Matteo Salvini, reportó el periódico La Repubblica.

La decisión del TAR fue anunciada por la ONG española que el martes presentó una queja urgente ante ese tribunal regional, y que ahora se dirige hacia la isla italiana de Lampedusa, mientras que el ministro Salvini anunció que presentará un nuevo recurso para impedir su ingreso.

El TAR “ha reconocido la violación de las normas del derecho internacional en materia de socorro y la situación de gravedad y urgencia excepcionales debido a la permanencia a largo plazo de los náufragos en el mar”, según Open Arms.

El diario italiano citó que en sus argumentos el TAR consideró que a la luz de los reportes médicos, psicológicos, y las declaración del jefe de la misión que visitó el barco del Open Arms, “la situación es de excepcional gravedad y urgencia, como para justificar la protección requerida, con el fin de permitir la entrada del barco Open Arms en las aguas territoriales italianas”.

Además de prestar asistencia inmediata a los migrantes rescatados más necesitados.

En el Mediterráneo se encuentran dos barcos con un total de 503 migrantes a bordo. Uno es de la organización Open Arms y el otro es el Ocean Viking, que enfrentan olas de hasta dos metros de altura, y que esperan la autorización para desembarcar a las personas que rescataron en un puerto seguro.

El Ocean Viking, dirigido por las organizaciones SOS Mediterráneo y Médicos Sin Fronteras, se acerca a la zona europea con 356 personas rescatadas en cuatro operativos durante los últimos días en el Mediterráneo.

El primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, pidió al ministro del Interior que permitiera el desembarco de los migrantes, pero Salvini mantiene su política de puertos cerrados.

“Conte me escribió para el desembarco de unos cientos de inmigrantes a bordo de un barco de una ONG que es extranjera, está en aguas extranjeras y responderé cortesmente que no está claro por qué deben desembarcar en Italia“, señaló Salvini.

Los migrantes han permanecido varados desde el 1 de agosto ante la negativa de gobierno italiano de abrir sus puertos y en espera de que la Comisión Europea gestione entre los países miembros de la Unión Europea (UE) la distribución de los migrantes.

Hasta ahora solo Francia se habría comunicado con la Comisión Europea para disertar sobre qué naciones acogerán a los migrantes, pero aún no hay un acuerdo entre las miembros de la UE.

(NTX)








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.