Intolerable, odio y violencia de grupos neonazis: Pence; miles rechazan violencia supremacista
“La división de la nación debe detenerse ahora”, urgió Trump.
Foto: Reuters

Miles de personas participaron el domingo en más de un centenar de manifestaciones contra el odio y el racismo en Estados Unidos, como respuesta a los actos violentos promovidos por grupos supremacistas blancos el sábado en Charlottesville, Virginia.

De acuerdo con reportes de The Indivisible Project, las protestas se generalizaron luego de las acciones violentas del sábado, cuando un conductor enfiló su auto contra activistas contrarios al supremacismo, y decenas de heridos.

En Charlottesville, más de 200 personas participaron el domingo en una vigilia, en donde cantaron que el amor supera al odio y corearon consignas como “no toleraremos al racismo”.

“Lo que estamos tratando de hacer hoy es estar en solidaridad con los afroamericanos, con los judíos, con la comunidad LGBT, con personas que son blanco de la supremacía blanca y el racismo blanco”, dijo el profesor de filosofía de Clemson University Todd May, uno de los organizadores de la actividad.

“Queremos hacerles saber que Greenville no condona la supremacía blanca ni el racismo, que nos oponemos a ellos, y que aquellos que son el sujeto de esta opresión no están solos”, añadió.

La protesta pública contra los actos de los supremacistas, que el sábado dejaron al menos tres muertos y 35 heridos en Charlottesville, se generalizó en otras ciudades como Los Ángeles, Oakland, San Francisco y Louisville.

En dos eventos separados, los miembros del Consejo del Metro de Louisville y de la filial local de la red Black Lives Matter (Las vidas negras importan) fueron a las calles el domingo para orar y reunirse a raíz de la violencia en Virginia.

Por la tarde, se celebró un “Momento de Unidad” en el Parque Jefferson, para ofrecer oraciones públicas y apoyo a las víctimas de la tragedia de Charlottesville.

“Pedimos a todas las personas de buena voluntad que muestren a todos, en todas partes, que como ciudad, no toleraremos ningún esfuerzo para dividirnos por aquellos que predican y practican el odio y el racismo”, dijo la concejal Cheri Bryant Hamilton, en Louisville.

A su vez, la red Black Lives Matter planeó una manifestación y marcha en el Carl Braden Memorial Center la tarde de este domingo.

“Estamos destrozados por la violencia que condujo a la pérdida de vidas mientras la gente buena y decente se oponía al racismo, a la supremacía blanca y al odio”, indicó una declaración de Black Lives Matter en Louisville.

“Nuestro mitin responde a un llamado nacional para solidarizarse con todos aquellos que se enfrentaron al supremacismo blanco el fin de semana en Charlottesville”, agregó.

En Denver, cientos de personas marcharon al Capitolio del estado de Colorado por la violencia de Charlottesville, mientras que en Seattle, se registraron algunos incidentes entre manifestantes y la policía.

En Carolina del Sur, activistas de Greenville dijeron que los enfrentamientos de Charlottesville son sólo los últimos incidentes de este tipo entre muchos problemas que asolan a la nación.

“Odio y violencia de grupos neonazis”: Pence

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, aseguró que “no se puede tolerar el odio y la violencia de los grupos neonazis”, en referencia a los disturbios provocados por grupos supremacistas blancos en Charlottesville, Virginia.

Pese a críticas por la falta de firmeza del presidente Donal Trump al reprobar los sucesos, Pence afirmó que el mandatario condenó de forma muy clara “el odio y la intransigencia” de estos grupos neonazis, tras los incidentes que dejaron tres personas muertas y decenas de heridos.

“No se puede tolerar el odio, la violencia de grupos neonazis, supremacías de blancos y del Ku Klux Klan. Estos grupos extremistas peligrosos no tienen ningún lugar en nuestro debate político y los condenamos de la manera más contundente”. señaló.

Reiteró que el gobierno de Trump condena estos actos de violencia de sectores extremistas xenofóbicos y aseguró que el gobierno de Estados Unidos dispondrá de todos los recursos al Departamento de Justicia para que investigue y enjuicie a los responsables de los hechos en Charlottesville.

Trump “pidió unidad desde su corazón. Fue un llamado sincero en momentos que hay tantas ideas encontradas en nuestros países para que aquellos que están en los extremos sean relegados y que la mayoría de los estadounidenses que aman la libertad y justicia para todos, se unan en forma renovada y de manera novedosa”, dijo.

Censuró “el hecho que los medios de comunicación critican más al presidente que a los que perpetraron esa violencia. Nosotros tenemos que concentrarnos, donde se merece. Es decir, en estos grupos extremistas y tienen que ser relegados, sacados del debate público, porque son grupos de odios y extremistas”.

“La mayoría de estadounidenses, con muy pocas excepciones, aman los valores que son el fundamento de nuestros países”, subrayó.

Pence llegó el domingo a Cartagena en el primer destino de su periplo por América latina que incluye escalas en Colombia, Argentina, Chile y Panamá.

El sábado, el presidente estadunidense Donald Trump condenó a ambos bandos en las protestas que protagonizaron grupos supremacistas y opositores en Charlottesville, Virginia.

“La división de la nación debe detenerse ahora”, urgió el mandatario estadunidense desde la ciudad de Nueva Jersey, donde se encuentra de vacaciones, al tiempo que calificó a estos incidentes como “algo muy triste”.

Trump, quien se encuentra de vacaciones en su club de golf privado en Bedminster, Nueva Jersey, instó a la gente a “unirse como uno” en respuesta a las protestas, pero no mencionó de manera explícita a los grupos supremacistas como el origen del conflicto.

En mensajes publicados en redes sociales, el mandatario estadunidense manifestó: “Todos debemos estar unidos y condenar todo lo que representa el odio”, para agregar “No hay lugar para este tipo de violencia en América. ¡Vamos juntos como uno!”.

Los incidentes se produjeron luego que las autoridades de Charlottesville declararon ilegal la manifestación “Unite the Right”, que esperaba reunir al mediodía de este sábado entre dos mil y seis mil personas, entre nacionalistas blancos, neonazis y activistas de derecha, en el Parque de la Emancipacion.

La manifestación fue convocada ante la decisión de la ciudad de retirar la estatua del general confederado Robert E. Lee, pero una hora antes de que se llevara a cabo se produjeron choques entre grupos que se dirigían a la protesta y opositores a los supremacistas, por lo que la actividad fue declarada ilegal.

El gobernador de Virginia, Terry McAuliffe, declaró el estado de emergencia y llamó a la Guardia Nacional a Charlottesville ante los incidentes. (Con información de NTMX)



Temas relacionados:
Estados Unidos



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]