A un año del asesinato de defensor rarámuri, llaman a autoridades a ampliar investigación
Red en defensa de territorios indígenas afirma que "se tiene conocimiento que el asesino (material) se encuentra vinculado con un grupo de sicarios que operan en la comunidad de Coloradas de la Virgen".

un año del asesinato de Isidro Baldenegro López, activista rarámuri que luchó para defender el territorio de su comunidad y los bosques, la Red en defensa de territorios indígenas de la Sierra Tarahumara exigió que las autoridades amplíen las investigaciones, pues si bien hay un detenido como presunto autor material aún falta establecer a probables autores intelectuales.

“El pasado 8 de marzo del 2017, se aprehendió al presunto autor material del crimen, Romeo Rubio Martínez, quien continúa bajo prisión preventiva; sin embargo, la investigación del crimen se ha centrado sólo en la autoría material, por lo que se espera que ahora las autoridades amplíen la investigación, para detectar a posibles autores intelectuales y, en consecuencia, les hagan rendir cuentas ante la justicia, ya que desde las organizaciones se tiene conocimiento de que el asesino se encuentra vinculado con un grupo de sicarios que operan en la comunidad de Coloradas de la Virgen”, indicó la red.

“El homicida de Isidro Baldenegro López, es hermano de Feliciano Rubio Martínez, quien un año anterior asesinó a Víctor Carrillo Carrillo, hijo de un beneficiario del Mecanismo de Protección, asesinato que –hasta la fecha- continúa impune”, agregó.

En un comunicado recordó el caso pues este lunes 15 se cumple un año del asesinato ocurrido en la comunidad de Coloradas de la Virgen, en el municipio de Guadalupe y Calvo, Chihuahua, lugar del que es originario y desde donde organizó durante más de una década actividades de resistencia y exigencia a las autoridades gubernamentales; además de que enfrentó a los caciques que intentan despojar a la comunidad de su territorio ancestral y saquean los bosques de la región.

Lo anterior hizo a Baldenegro merecedor del Premio Medioambiental Goldman 2005.

La ONG recordó también que en dos semanas se cumplirá un año del asesinato de Juan Ontiveros Ramos, otro activista rarámuri de la comunidad de Choréachi (Pino Gordo), también en el municipio de Guadalupe y Calvo.

“La Red en defensa de los territorios indígenas de la Sierra Tarahumara declara que la indignación y la tristeza alimentan la lucha y dan fuerza a las comunidades indígenas para continuar en busca de justicia, de reconocimiento a sus derechos y a su resistencia, para estrechar cada vez más el costo de sangre, la desigualdad y la miseria, siempre desde la dignidad humana”, finalizó.



Temas relacionados:
Chihuahua
Sociedad





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.