“Desmadre generalizado” en el Cono Sur; para México, tiempo de hacer alianzas: Bonasso
El periodista argentino, Miguel Bonasso, señaló que sería buen momento de que México mire al sur y el sur mire a México para lograr una unión profunda y en serio.
Foto: Reuters

“El Cono Sur está convertido en un desmadre generalizado“, sentenció el periodista argentino, Miguel Bonasso, en entrevista para Aristegui en vivo. Sin embargo, aseguró que frente a este momento de enorme tensión en América, es tiempo de procurar realmente alianzas históricas y “yo en este momento abogo por una alianza económica y política, muy seria, entre Argentina y México”.

La posibilidad de que dicha alianza suceda comenzó a creerse a partir de la visita del presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, a México, en donde se reunió con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Creo que [Fernández] ha venido a México en busca no solo de un apoyo político sino con intensión de una integración económica”, dijo. Detalló que lo que el presidente electo busca es que Argentina mire a México, que no se detenga en la relación con Brasil.

Parte de la tensión por la que atraviesa la región latinoamericana tiene que ver con el conflicto entre el presidente brasileiro, Jair Bolsonaro, y Fernández, pues a pesar de ser socios, el conflicto entre ambos ha escalado al ámbito personal, afectando la situación entre ambos países.

“Nosotros tenemos un déficit crónico comercial con Brasil y tenemos pocas oportunidades de superar esa situación deficitaria, necesitamos otro socio. Por otro lado sería muy bueno que México mire al sur, por eso es muy importante todo lo que ha ocurrido con Evo”, comentó Bonasso.

Miguel Bonasso fue asilado por México en la década de los 70 durante la última dictadura en Argentina. Ahora, frente a la decisión del gobierno de López Obrador por el cumplimiento irrestricto de la Doctrina Estrada, celebró el que México haya otorgado asilo político al expresidente de Bolivia, Evo Morales.

Detalló que la decisión del gobierno mexicano ha hecho pensar sobre la posibilidad de que “México mire al sur y que el sur mire a México, de que hagamos una unión más en serio, más a fondo”.

“Lo que ha hecho México con Evo Morales me parece fantástico y me parece lamentable que Argentina no haya condenado como golpe de Estado y se haya sumado a la posición nefasta de la OEA de cuestionar si fue un golpe de Estado y peor aún lo que dijo Almagro al señalar que el golpe de Estado se dio cuando Evo hizo fraude. Esto me parece siniestro”, manifestó.

Bonasso señaló que basta con voltear a ver lo que ocurre en Ecuador, Bolivia, Chile, Haití… para entender que se trata de “una situación de choque de proyectos, de agotamiento de recursos naturales, de lucha brutal por los recursos naturales y es en ese contexto que se da el golpe de Estado”.

Explicó que en el caso boliviano se debe considerar que el país, además de tender petróleo y gas, tiene litio. “Los celulares necesitan litio, el litio es un poco en esta época, como lo fue el petróleo en los tiempos del llamado oro negro al comienzo del siglo pasado”, dijo.

“Yo creo que la suerte de Evo estaba echada desde antes de las elecciones”, señaló Bonasso. Explicó que en Bolivia existe todo un sector racista que busca separarse de la Bolivia indígena. “Preocupa el hecho de que Fernando Camacho, que es un personaje siniestro y que está vinculado al escándalo de los Panama Papers, de la fuga de capitales, haya entrado con un crucifijo a la llamada “Casa del Pueblo” por Evo y diciendo ‘Vamos a sacar de aquí a la Pachamama’, con un racismo”.

Confesó que hay algo que le preocupa y es que “el fascismo está volviendo. Lo tenemos con Vox en España y con Bolsonaro en Brasil“, aseguró Bonasso. Al respecto, detalló que al presidente Bolsonaro le convenía en golpe en Bolivia, pues “siempre patrocinó la posible secesión de Bolivia, la separación de la Bolivia indígena de la Bolivia blanca que es Santa Cruz y las provincias de la Media Luna”.

“Camacho es una especie de Bolsonaro de Bolivia. Y Bolsonaro es un enemigo de la Argentina actual”, dijo. Respecto a la postura de aquellos que consideran a Fernández un socialista, Bonasso desestimó que eso sea verdad y lo tildó de absurdo.

“A él no se le puede considerar socialista, en todo caso es muy pragmático, inteligente, conoce el Estado, conoce el poder y yo creo que con Bolsonaro ha chocado seriamente”, agregó.

Respecto al escenario chileno, en donde la sociedad lleva más de cuatro semanas en las calles, en protestas contra el gobierno de Sebastián Piñera, Miguel Bonasso, destacó que “las manifestaciones han sido tan masivas, tan abrumadoras, que han desenmascarado al Chile que nos quisieron vender como la maravilla del capitalismo“.

Miguel Bonasso ligó lo ocurrido en Chile con el golpe de Estado a Morales, pues explicó que ante la idea de que se habían terminado los gobiernos populistas, dando pie a la entrada de los neoliberales, percepción que se fortaleció con la llegada de Bolsonaro, se cayó con los levantamientos en Ecuador, Haití y el propio Chile.

“Dijeron ‘hay que poner la casa en orden’. desde Donald Trump para abajo, cuando él dice que los que siguen son Nicaragua y Venezuela, está marcando una agenda de golpes por venir. Esto es peligrosísimo”, resaltó.

En el marco de este panorama de caos, Miguel Bonasso aseguró que “hay que darle una mano a AMLO para que estabilice, a Alberto para que estabilice. Sería la madurez”.








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.