El Castillo de Chichén Itzá, maravilla del mundo moderno, construido sobre un cenote
Lo reveló una tomografía eléctrica tridimensional en la Pirámide de Kukulkán, realizada por investigadores de la UNAM.
FOTO: INSTITUTO DE GEOFÍSICA UNAM /CUARTOSCURO.COM

La pirámide de Kukulkán, considerada una de las siete maravillas del mundo moderno y conocida también como El Castillo, fue construida sobre un cenote, reveló la primera tomografía realizada por la UNAM a la estructura.

René Chávez, investigador del Instituto de Geofísica de la casa de estudios, explicó en conferencia de prensa que tienen la certeza de que el cuerpo de agua no es muy grande, pero aún es necesario hacer más estudios para conocer bien sus características y acceso.

El trabajo, realizado a finales del año pasado, se hizo con fondos de la UNAM mediante el uso de 96 electrodos SySCAL que se colocaron alrededor de la pirámide y revelaron la presencia del cenote, cuya humedad no está expuesta a la estructura, pues cuenta aún con un techo de tres a cinco metros de grosor, precisó el investigador.

Hacia 1997, un equipo de arqueólogos liderado por la doctora Linda Manzanilla, sugirió la existencia de oquedades en algunas zonas de la pirámide, luego de realizar un análisis de radar en el terreno, por lo que supusieron que se trataba de trincheras.

Aunque existía la intención de continuar con el estudio, faltaban fondos económicos y, hasta el año pasado -como reportó Reforma-, se logró reactivar el proyecto con la idea de realizar una Tomografía Eléctrica Tridimensional en Kukulkan y la pirámide de El Osario.

“Creemos que es una estructura pequeña y tampoco creemos que esté totalmente lleno. El hallazgo es importante porque los arqueólogos lo intuían, pero no existía la seguridad”, añadió Chávez ante los medios de comunicación reunidos en la Casa de las Humanidades.

Los primeros cálculos indican que el cuerpo de agua mide (de norte a sur) unos 25 metros y, en su parte más alargada, 30 o 35, con una profundidad estimada en poco más de 20 metros.

Denisse Argote, investigadora del INAH que participó en el proyecto, añadió que bajo varios edificios prehispánicos del territorio nacional se han hallado o se piensa que existen oquedades o cavidades que eran importantes para la cosmovisión prehispánica, por ejemplo, en Teotihuacán.

(Con información de Reforma).



Temas relacionados:
Cultura
Viajes
Yucatán





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.