Praga de encanto
Praga es la ciudad de los castillos góticos y palacios renacentistas que se descubren cada mañana debajo de una fina capa de niebla
Puente de Carlos en Praga (Foto: Corbis)

Por Mariel Galán

Praga es la capital de la República Checa,  está ubicada en el corazón de Europa y es la ciudad más importante de la región de Bohemia. En su aréa mas antigua se encuentra el Reloj Astronómico del Ayuntamiento que entre las 9:00 am y las 22:00 horas presenta un show icónico que reúne a turistas y locales.

Cada vez que este artefacto medieval marca una hora, desfilan doce estatuas de apóstoles que anuncian su salida con el repicar de las campanadas.

Es posible subir a la torre del reloj y admirar desde lo alto toda la plaza, así como la majestuosidad de la iglesia de Nuestra Señora del Týn, un recinto de estilo románico del que sobresalen imponentes remates o pináculos góticos.

Torre del reloj, Praga

Este barrio pintoresco  es custodiado por palacios neoclásicos y barrocos donde se puede degustar una cerveza checa muy fria, famosa por ser considerada una de las mejores del mundo. Hoy en día la cerveza de este país se produce en 50 fábricas industriales y en 21 minicervecerías – restaurantes.

La riviera del  río Moldava es el escenario ideal para dar un paseo relajante, el trayecto inicia desde  Malá Strana (Ciudad Pequeña), el alma barroca de Praga, hasta llegar al Puente de Carlos, la construcción más antigua que cruza el río. Esta galería peatonal está custodiada por 30 esculturas que se elaboraron entre 1683 y 1714, y que representan a diversos santos.

Un imperdible es aproximarse a la estatua de San Juan Nepomuceno, un santo praguense que fue ajusticiado por Wenceslao IV por desacato y que fue lanzado al río después de haber sido martirizado. Cuenta la leyenda que si pones tu mano en la representación de su martirio (en la base de la estatua), cualquier deseo te será concedido.

Castillo de Praga

El Castillo de Praga es el conjunto arquitectónico emblemático de la República Checa, se trata de  un antiguo recinto rodeado por patios, palacios, museos y jardines. Adentro del conjunto se levanta la catedral gótica de San Vito en donde están enterrados reyes checos que a su vez fueron coronados en este recinto.

No se puede abandonar Praga sin haber comído  en una tradicional taberna subterránea, el goulash, un platillo tradicional hecho a base de jabalí, cebollas y pimentón acompañado por papás al horno.

Para más artículos de viajes visita: www.elsouvenir.com

Facebook: elsouvenirmx

Twitter: @el_souvenir



Temas relacionados:
Viajes



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]