Borra Real Madrid al Barcelona en el Camp Nou (Video)
El conjunto de Zinedine Zidane acaricia la Supercopa de España, tras vencer 1-3 en campo rival; la vuelta el miércoles, sin CR7, quien se fue expulsado.
(Foto: Twitter @realmadrid)

El Real Madrid de Zinedine Zidane.  Ni más ni menos. Un equipo espléndido que camina solo, que se va quedando sin rivales a su paso, que parece ya inaccesible, incluso ante los oponentes más acreditados.

Intratable, incluso para el Barcelona y ante su gente. Incluso jugando con 10. Cuatro días después de conquistar la Supercopa de Europa, asaltó el Camp Nou como si tal cosa para apalabrar el segundo título de la temporada, la Supercopa de España.

A falta del partido del próximo miércoles, el 1-3 es concluyente. El Barsa, devorado por la incertidumbre tras la marcha de Neymar, a la espera de reconstruirse, se encomendó a Lionel Messi en el día que arrancaba de manera oficial el proyecto de Ernesto Valverde.

Pero hac tiempo que el Real Madrid le birló la iniciativa del futbol al Barcelona. Mandan los múltiples registros del Madrid, manda el centro del campo blanco, este domingo de azul turquesa por cosas del marketing.

En la medular construyó su imperio el equipo blaugrana, pero ahora la hegemonía es del Madrid, que sentenció en la segunda mitad con los golazos de Cristiano Ronaldo, que fue expulsado de manera injusta, tras ver el segundo cartón amarillo, y Asensio, quien sigue opositando a crack.

Es el mes de agosto. Playa, palmeras, montaña, senderismo, crema solar, futbol andando. El alocado show de Miami, con el honor en juego, había dado paso a un partido más serio, con un título en juego y las fuerzas justas.

Barsa y Madrid, respetuosos con el enemigo, se lo tomaban así, con ciertas reservas. Eran ‘Ferraris’ con el freno de mano echado, como si de una exhibición se tratara.

Luis Suárez (minuto 9) despertó a lo locales tras controlar un pase de genio de Andrés Iniesta. Isco Alarcón confirmaba (minuto 17) que el equipo que vestía tan raro en el Camp Nou era el Madrid.

Fue un primer tiempo plano, con las chispas de las patadas que se dieron Casemiro y Messi, y algo más de iniciativa en el juego del Barcelona, sin que Gerard Deulofeu hiciera olvidar a Neymar, que estaba debutando (y marcando) con el PSG.

Mateo Kovacic sujetaba bien a Messi. El Madrid había repetido la exitosa fórmula de los cuatro centrocampistas, pero jugaba un esquema un tanto extraño, un 4-4-0 con delanteros de fogueo.

Cristiano Ronaldo se había quedado en el banco. Y a Zidane le falta algo de osadía para apostar definitivamente por Asensio. El caso es que Gareth Bale y Karim Benzema siguen sin elevarse por encima de las sospechas.

Convierten al equipo blanco en una lanza sin punta, un puñal de goma espuma, aunque fue el internacional galés el que tuvo la mejor ocasión del primer tiempo (minuto 36) tras otra brillante acción de Isco.  Marc-André Ter Stegen, que al principio se había convertido en aliado del Madrid con su incalificable juego con los pies, salvó el disparo.

La noche no invitaba a pensar en una segunda parte tan intensa, tan interesante que no le faltó de nada. Gerard Piqué, que jugó un gran partido, se metió un gol en propia puerta en una buena jugada del Madrid.

Era el minuto 49 y el tanto dio paso a un nuevo Clásico. El Barcelona recuperó el empuje que le había faltado. Le sentó de maravilla la salida de Denis Suárez. Fue arrinconando al Madrid en su área. El equipo blanco, que sigue manejando el juego al contragolpe, había podido sentenciar con Danny Carvajal, pero Jordi Alba sacó bajó los palos.

Después, el partido, con mucho más ritmo y tensión, se volvió algo loco. A ello contribuyó la torpeza manifiesta del silbante Ricardo De Burgos Bengoetxea, muy inferior del nivel del encuentro.

Suárez le engañó con una caída de esas que se ven luego en los memes y Messi empató en el minuto 77. Ya estaban en el césped Cristiano y Asensio.

El delantero portugués se hizo notar pronto. Marcó un gol extraordinario en otra contra. Se quitó la camiseta y vio la amarilla. Dos minutos después, en una pugna con Samuel Umtiti, cayó dentro del área. El árbitro le señaló la segunda tarjeta al considerar que simuló la caída. El Madrid se quedaba con 10 jugadores en un Clásico, como en cuatro de los últimos cinco.

Pero el equipo de Zidane no titubea. Se mostraba más eficaz. Asensio fue fiel a su leyenda. Marcó un gol extraordinario en el debut en la competición. Su equipo acariciaba ya la Supercopa. Intratable.

(Con información de Marca Claro)
banner-deportes



Temas relacionados:
Deportes
España
Futbol



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]