Cuando belleza, arte e inteligencia coinciden en el agua… | Video
La española Ona Carbonell conquistó la medalla de plata en el solo técnico de nado sincronizado en Gwangju 2019, gracias a una rutina que incluye un discurso de Nelson Mandela.
(Foto: Twitter @tjcope)

Extraordinaria rutina…

Los pasillos del gimnasio Yeomju de Gwangju, una ciudad al sur de Corea del Sur, que creció con la empresa Hyundai, acogen un bullicio de nadadoras que hacen ejercicios de calentamiento, que gritan para tranquilizarse, que se ajustan los ya ajustadísimos peinados, pero aparece Ona Carbonell y todas, todas, todas sin excepción, callan y atienden.

Nadará un ejemplo, quien ganaba medallas allá por 2007, cuando la mayoría de ellas eran unas niñas, pero sobre todo nadará distinto. En su ejercicio de solo técnico, por primera vez en la historia de la natación sincronizada, no dominará la música, se acabó el debate entre clásica y moderna; sonará un discurso de Nelson Mandela en la ceremonia de los Premios Laureus 2000 sobre el poder del deporte.

La recompensa por la innovación sólo puede ser una: plata para Carbonell, su cuarta medalla en un Campeonato Mundial de Natación en el solo técnico después del bronce de Barcelona 2013 y las platas de Kazán 2015 y Budapest 2017.

La española no pudo ser más inteligente. Después de su año sabático, regresó a la piscina en primavera con la rutina que le había hecho subcampeona mundial dos años atrás, ‘La serpiente’, y no salió como esperaba. La japonesa Yukiko Inui, veterana como ella, hasta ahora siempre por detrás, le superó en marzo y abril en las World Series de París y Tokio y le anticipó un Mundial en el que sería complicado incluso subir al podio.

Por eso Carbonell cambió el rumbo. Meses atrás, en una visita al estudio de su productor de siempre, Salvador Niebla, lo había descubierto musicando un poema para unos bailarines contemporáneos y había empezado a trabajar para hacer ella lo mismo. Nadar palabras, ése sería el golpe de efecto contra Inui. Y surgió efecto.

Por detrás de la rusa siempre inalcanzable Svetlana Kolesnichenko (95.0023), Carbonell completó un programa casi limpio (92.5002) para superar a Inui (92.3084) y quedarse con su vigésimaprimera medalla mundialista. Una barbaridad.

“Estoy muy contenta, ya tengo 21 medallas en Mundiales, ni me lo creo la verdad. Después de un año de intentar cuidar mi cuerpo y mi mente sabía que subir al podio aquí era un objetivo muy difícil y, además, con los Juegos en mente, me había centrado en las categorías olímpicas, el dúo y el equipo, y había dejado un poco apartado el solo.

“No era fácil conseguir lo que he conseguido, creo que Nelson Mandela me ha ayudado allí donde esté. Fue un acierto innovar, aunque sabía que también era muy arriesgado”, comentaba la española en zona mixta con razón: en realidad, la apuesta pudo ser un fracaso.

En los últimos tiempos la Federación Internacional de Natación (FINA) ha introducido cambios en el nado sincronizado que, además de cambiar de nombre -ahora es natación artística-, supuestamente se ha vuelto más objetiva: los jueces tienen menos margen de puntuación y los movimientos están más medidos.

Bajo el nuevo criterio, la rutina de Carbonell con el discurso de Mandela podía ser penalizada, nadaba entre la incertidumbre, pero finalmente fue un éxito que acabó en medalla.

La primera de España en un Mundial donde tiene pocas posibilidades -ella, Mireia Belmonte (natación) y poco más- y la primera de la nadadora que el próximo miércoles 17, en el que posiblemente será el último solo de su vida, buscará una segunda.

En el solo libre, ésta vez sin sorpresas, bajo las notas de la potente ‘ It’s A Man’s Man’s Man’s World’ cantada por James Brown y Luciano Pavarotti, intentará volver a situarse por encima de Inui y mantenerse en los puestos de honor. Entonces, también será amenaza la joven ucraniana Marta Fiedina, que este domingo en el técnico acabó cuarta.

( El Mundo)
banner-deportes








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.