Esta es la evidencia de la Fonoteca Nacional sobre la voz de Frida Kahlo
Evidencia técnica y testimonial ha sido recabada por la Fonoteca Nacional para determinar si es Frida Kahlo quien se escucha en la grabación descubierta. Pronto divulgarán grabaciones de La Bandida, dueña del burdel más importante de México en los cincuentas.
Foto: Victoria Valtierra/ Cuartoscuro

El testimonio de la hija de Diego Rivera y del nieto de León Trotsky, así como pruebas técnicas y análisis fonético han sido recabados por personal de la Fonoteca Nacional para determinar si es la voz de Frida Kahlo la que se escucha en una grabación presentada esta semana por la Secretaría de Cultura, como el -posible- único registro de su voz.

La dependencia federal cuenta con un acervo de más de 600 mil soportes, pero no todos han sido examinados y clasificados para su preservación, de manera que aún podrían descubrirse grabaciones importantes para la historia sonora de México.

“Si ahorita pensamos que salió Frida, o una supuesta Frida, todavía pueden salir muchas más cosas”, explicó el  director de la Fonoteca, Pavel Granados, en entrevista en Aristegui en vivo.

Se calcula que la grabación fue realizada después de 1953, pues el dispositivo en que se registró la voz llegó a México ese año, y antes del 13 de julio de 1954, fecha en que falleció la artista.

Un técnico en sonido analizó la forma de la grabación y determinó que había sido registrada en un equipo portátil y fuera de un estudio profesional, probablemente en una casa, debido al bajo amperaje de la corriente eléctrica con la que fue grabado, característico de las viviendas particulares de la época.

También se analizó la entonación de la narración grabada. Se consideró que era una voz cansada, con dificultad para mantener el volumen al final de cada frase, lo que podría coincidir con el deteriorado estado de salud de la artista plástica. Se identificó que era una lectura neutra, e incluso plana, pero con mucho sentimiento, “que reflejaba un cariño muy profundo hacia Diego Rivera”.

Durante la investigación documental emprendida por personal de la Fonoteca Nacional se entrevistó a Guadalupe Rivera, hija de Diego Rivera, y reconoció sin dificultad el tono de la voz.

También se corroboró el audio con Esteban Volkov, nieto León Trotsky, amigo cercano de Frida y Diego. El reconoció el tono de la voz, aunque notó que no era su tono natural de entonación, algo comprensible, al tratarse de una narración especial, explicó Pavel Granados.

El titular de la Fonoteca descartó la sospecha de que pudiera tratarse de una actriz profesional, pues en esos años Frida era una pintora menor con respecto a Diego Rivera. “No había esa pasión por ella que existe ahora, por lo que falsificar su voz sería improbable, fuera de lugar”.

Los corridos de La Bandida

Granados adelantó que se en fechas recientes se descubrió la grabación de Graciela Olmos, La Bandida, dueña del burdel más importante de México en los años cincuentas, cantando un corrido que relataba las andanzas del expresidente Miguel Alemán y sus ministros.

El funcionario confesó que la letra del corrido era tan grosera que lo hizo ruborizar, aunque reconoció que el trío que la acompañaba era tan bueno, que supone que se trata de Los
Panchos o Los Tres Diamantes.

Explicó que hasta ahora no se tenía conocimiento de que existiera una grabación de esta célebre figura y conocida intérprete del Corrido del Siete Leguas, dedicado al revolucionario Pancho Villa.

La siguiente semana la fonoteca dará a conocer estas grabaciones, durante un evento que contará con la participación de Marco Antonio Muñiz, actor y cantante mexicano que asegura debe su carrera a La Bandida.



Temas relacionados:
Cultura





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.