Para México sería más rentable producir petróleo que gasolinas: Millán
El economista se dijo preocupado de que con la refinería de Dos Bocas se endeude aún más al país, como sucedió en el sexenio de José López Portillo.

En México sería más rentable invertir en la producción de petróleo que de gasolinas, pues una refinería como la que plantea el gobierno federal en Dos Bocas, Tabasco, sólo es una solución a corto plazo y puede endeudar aún más al país, afirmó Julio A. Millán, presidente de Consultores Internacionales S.C. 

“Si vamos a seguir con un proceso de proteccionismo y queremos tener autosuficiencia, un proyecto como estos, de gasolina, no alcanzaría para cubrir el déficit, tendríamos que seguir importando. Mi pregunta es ¿si podemos comprar la gasolina más barata como está sucediendo ahora, para qué nos ponemos a producir una más cara?”, cuestionó.

En entrevista para #AristeguiEnvivo, el economista indicó que esos 8 mil millones de dólares que se prevén destinar a la nueva refinería deberían de ser invertidos en la producción de petróleo.

“En una refinería lo máximo que puedes sacar es el 6 por ciento, 7 por ciento de utilidad, si te va bien, pero en el caso del petróleo, vas por el 15 o 20 por ciento“, señaló.

Por si te lo perdiste| Este es el plan para construir la refinería Dos Bocas

Además, apuntó, en el futuro el consumo de gasolina se reducirá al ser sustituida por energías alternas.

“De acuerdo al proceso del desarrollo tecnológico, la gasolina en 20 años va a ser un commodity más bajo; cerca de una tercera parte de lo que hoy se tiene. Se está apostando a un futuro de muy corto plazo“, anotó.

Otro aspecto que preocupa, comentó, es que el país se endeude aún más, como sucedió en el sexenio de José López Portillo.

Hacía obras faraónicas, nos endeudó, dejó un proyecto de país muy complicado que hasta hoy estamos pagando… Nos dejó una crisis enorme, en términos de devaluación y de inflación”, recordó.

Conflicto China-EU, una oportunidad para México

Por otra parte, Millán sostuvo que México puede aprovechar las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos para convertirse en un proveedor confiable para norteamérica, sustituyendo productos que vienen del país asiático.

El economista explicó que el origen del conflicto entre China y Estados Unidos es que mucha de la producción que se hacía en norteamérica se fue al país asiático.

“Fueron inversionistas americanos los que crearon las empresas que se llamaron low cost (bajo costo) para bajarle el precio al consumidor, y eso hizo que las importaciones por parte de Estados Unidos comenzaran a incrementarse, de manera que eran 33 mil millones de dólares en el 95, pero cuando comienza esta política no le podías vender a Walmart ningún producto sino tenías una empresa en China de bajo costo, de manera que esto se incrementa hasta llegar en 2018 a 419 mil millones de dólares”, expuso.

Sin embargo, señaló que una de las promesas de campaña del presidente Donald Trump fue bajar el déficit con China, y a su vez, repatriar los capitales y el mecanismo de producción y generación de empleos.

“Imagínate un proceso en el que se politiza promesa de campaña y esto genera una distorsión entre las relaciones entre dos gigantes y entre la economía mundial. Este es el riesgo”, abundó.

Además, recordó que en 2018 Estados Unidos impuso aranceles de 250 mil millones de dólares a China, y el país asiático respondió con cuotas equivalentes a 110 mil millones de dólares.

“Muchos de estos productos son de alto consumo en Estados Unidos, son placas de circuito para computadoras, materiales de comunicaciones. No se reduce la demanda y el consumidor paga un mayor precio, pero esta situación ha hecho que el pronóstico del Fondo Monetario Internacional baje en términos de que todo este proteccionismo, en lugar de generar actividad económica y valor agregado en el mundo se va disminuyendo”, subrayó.

 








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.