Luz Velia: “rescaté a mis hijas pero no a mi abuela”
Luz Velia Matus, habitante de Unión Hidalgo, Oaxaca, narró para AristeguiEnVivo el momento en el que su abuela quedó atrapada entre los escombros de su casa que se derrumbó durante el sismo.
Unión Hidalgo, Oaxaca (Foto: Reuters)

En Unión Hidalgo, Oaxaca, son siete personas las que han muerto luego del fuerte terremoto del pasado jueves. Isabel Morales Velázquez, abuela de Luz Velia Matus Martínez, es una de las víctimas mortales del movimiento telúrico. Luz Velia no pudo salvar a la mujer que ella consideraba una madre y delante de sus ojos vio con desesperación el momento en el que la casa donde habitaban se desplomó sobre la mujer que la crió.

“No sólo perdí mi casa, perdí a mi abuela que se quedó dentro. No pude rescatarla, sólo pude salvar a mis hijas, ella era como mi madre, ella me crió, le debo todo lo que soy”, narra Luz Velia con la voz entrecortada para Aristegui En Vivo.

Unión Hidalgo es una de las poblaciones del Istmo, se encuentra a 20 minutos de Juchitán y forma parte de las comunidades más afectadas por el terremoto. En esta región hay más de 800 viviendas afectadas y cientos de damnificados.

Las personas duermen a fuera de sus casas por miedo a que se terminen de caer, incluso Luz Velia veló a su abuela en un patio pues el temor de un desplome o de una réplica aún persiste. “A mi abuela la velamos en el patio unos minutos pues nadie quería entrar a las casas por miedo a que se caigan”.

La casa de Luz está en ruinas. Hoy vive junto con sus dos hijas menores de edad en un cuarto que sus tíos le han prestado. Dentro del espacio reducido, que hoy es su hogar, ha montado un altar en honor a su abuela y como marcan las tradiciones de Unión, debe cuidarlo durante los siguientes 40 días para que su pariente “no esté sola”.

A pesar de su encierro voluntario,  Velia sabe del dolor, además del propio, del que vive su comunidad. “Hay bastantes necesidades, hay muchas personas lastimadas. Hay mucho dolor en Unión Hidalgo”, cuenta la joven madre.

El sufrimiento no sólo es para ella, sus dos hijas vivieron también el momento en el que su bisabuela quedó atrapada entre los escombros. Las dos niñas, una de 16 y la otra de 10, se lamentan ante la impotencia de no haber podido ayudar a su familiar. 

“Mis hijas vieron a mi abuelita atrapada adentro, la mayor quiso sacarla pero no pudo. Varios días se lamentó por no poder sacar a su bisabuela. Llega la noche y mis hijas están con miedo. La impotencia de no sacarla las dañó mucho”, cuenta Luz Velia.

Los servicios poco a poco comienzan a restablecerse, el pasado lunes la luz y el agua llegó a la población. Gente de la Ciudad de México y de la capital oaxaqueña comienzan a acercarse a la población para entregar víveres y despensas, sin embargo falta  trabajo por hacer. “Aún se necesita mucho, hay muchas necesidades, hay gente que aún no ha recibido la ayuda”, dijo.

Hasta este martes, la cifra de muertos en Oaxaca es de 78, siendo este estado el más afectado en cuanto a víctimas mortales se refiere. 

 



Temas relacionados:
México
Oaxaca
Sismo
SOCIEDAD


Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]