Si el gobierno reduce más el gasto público, habrá una contracción económica significativa: Arturo Huerta
Para evitar contener la desaceleración, el académico sugirió bajar la tasa de interés e incrementar el gasto público en favor de la actividad productiva y la creación de empleo.

Si el gobierno de México continúa con reducciones en el gasto, con el objetivo de obtener buenas calificaciones de las agencia internacionales, podría enfrentar “una contracción económica significativa”, afirmó el economista Arturo Huerta. 

En entrevista para Aristegui En Vivo, el también académico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) comentó que no se alcanzará el objetivo de crecimiento de 2 por ciento y que es altamente probable que se dé una recesión.

El economista mencionó que uno de los riesgos para la economía destacado en la minuta 68 del Banco de México es la ratificación del Tratado México-Estados Unidos-Canadá (TMEC).

Leer más| Actividad económica en México muestra una desaceleración mayor a la anticipada: Banxico

Sin embargo, apuntó, aunque el T-MEC se ratifique “México va a ser perdedor, porque Estados Unidos impuso sus condiciones”.

Por otra parte, criticó que la Junta de Gobierno no hablara de las altas tasas de interés que han establecido.

Esta tasa de referencia de 8.25 por ciento es la más alta de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Hay tasas de interés en Japón, en varios países que es negativa o son menores al 1 por ciento, Estados Unidos 2.5 por ciento, y México la tiene a 8.25 por ciento. Eso ha provocado grandes entradas de capitales que vienen a abalanzar el dólar y a fortalecer el peso. Las autoridades dicen ‘tenemos un peso fuerte’, pero la fortaleza de una economía no la da el peso sino del crecimiento, la capacidad productiva, la generación de empleo y el bienestar, cosa que no se da en este país”, explicó.

Refirió que los especialistas de Banxico también advirtieron que las calificadoras podrían bajar el grado crediticio a México, por parte de Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad, lo cual se va a traducir en aumento de la tasa de interés en futuros créditos que México demande en mercados financieros.

Si bien consideró que la actual administración ha tomado la decisión de trabajar con superávit fiscal para generar un ahorro para el pago de la deuda, los mismos recortes presupuestales son los responsables de la desaceleración.

“Cae la demanda, cae la venta de las empresas, cae la contratación, aumenta el desempleo, disminuye el ingreso nacional y termina disminuyendo el ahorro nacional, porque el ahorro depende del ingreso”, expuso.

En este sentido, advirtió que si el gobierno continúa reduciendo el gasto para ser bien calificado por las agencias internacionales habrá una contracción económica.

“Esta diferencia entre la recesión técnica alta o baja va a ser si caemos 0.5, 1, 1.5, 2 o 3 por ciento. Yo no veo ninguna política fiscal ni monetaria en la perspectiva de poder generar condiciones de crecimiento, o sea, de frenar esa tendencia recesiva de estancamiento a la cual nos están conduciendo”, abundó.

Ante esto, el economista indicó que se debe bajar la tasa de interés, incrementar el gasto público en favor de la actividad productiva y la creación de empleo, para que las empresas puedan incrementar sus ventas, en torno al mercado interno, y por consiguiente, el ingreso nacional, lo cual aumentará la recaudación de impuestos.

El gobierno debe de trabajar con gasto público deficitario en favor de Pemex, de CFE, del sector productivo, del sector agrícola, para así producir internamente los bienes que importamos y así disminuir el déficit para generar excedentes para el pago de la deuda”, indicó.

 








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.