Trump amenazó con fase dos de medidas “muy duras” si México no logra reducir flujos migratorios
"Si México hace un gran trabajo entonces no vamos a tener muchas personas viniendo. Y si no lo hacen, entonces tenemos la fase dos. La fase dos es muy dura. Pero pienso que van a hacer un buen trabajo", dijo el mandatario estadounidense
Foto: Reuters

Si México no logra disipar los flujos de migrantes que transitan por su territorio en busca de llegar a Estados Unidos, el presidente Donald Trump aseguró que su gobierno estaría listo con medidas aún más duras para presionar al gobierno de Andrés Manuel López Obrador a actuar.

Después de que el secretario de Relaciones Exteriores mexicano, Marcelo Ebrard, y funcionarios del departamento de Estado estadounidense alcanzaron un acuerdo migratorio que evitó la imposición de aranceles sobre las importaciones de productos mexicanos, Trump dijo que tiene lista una fase dos si el pacto no funciona.

“Si México hace un gran trabajo entonces no vamos a tener muchas personas viniendo. Y si no lo hacen, entonces tenemos la fase dos. La fase dos es muy dura. Pero pienso que van a hacer un buen trabajo”, dijo el mandatario estadounidense a periodistas en el Salón Oval de la Casa Blanca donde recibió al presidente de Polonia, Andrzej Duda.

Lee más | “Aquí traigo el acuerdo con México que todos dicen no tengo”, dice Trump y muestra una hoja de papel doblada

Al ser cuestionado sobre a qué se refería con una fase dos, Trump se limitó a decir que sería algo muy duro.

Tanto el gobierno de EU como el de México han dicho que analizarían en 45 días el avance de las medidas migratorias adoptadas, incluyendo el despliegue de 6 mil elementos de la Guardia Nacional en la frontera con Guatemala y la expansión de las devoluciones de solicitantes de asilo a México.

“México está moviendo 6 mil tropas a su frontera sur. Esas son muchas tropas. Nunca habíamos escuchado un número como este. Esas son muchas tropas. Pero eso es lo que quieren hacer porque ellos quieren producir (resultados)”, dijo Trump.

Mientras que, Ebrard aseguró que México tiene la confianza de lograr resultados y disminuir los flujos migratorios en los próximos 45 días pero reconoció que de no lograrse, tendrían que regresar a Washington a negociar la condición de tercer país seguro.

Ante tal escenario, el canciller explicó que su delegación impulsará un acuerdo regional en el que diversos países latinoamericanos se unan para “repartir la carga”.








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.