Familiares de migrante fallecido en la cárcel piden a Canadá esclarecer su muerte - Aristegui Noticias
Familiares de migrante fallecido en la cárcel piden a Canadá esclarecer su muerte
"Necesitamos respuestas, pero nadie nos las da”, señaló el hermano del preso fallecido.
(Foto: Especial)

El cuerpo de Francisco Javier Romero Astorga fue cremado, luego que autoridades de Canadá y Chile se negaron a facilitar recursos para trasladar sus restos a Santiago, mientras sus familiares presionan para conocer las causas de su muerte en prisión.

Romero Astorga llegó a Canadá en octubre del 2015, fue detenido en enero pasado y falleció el 13 de marzo en el Centro de Detección Maplehurst de Milton, Ontario, de la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá (CBSA, por sus siglas en inglés).

El motivo de su muerte no ha sido esclarecido por las autoridades, por lo que sus familiares presionan para conocer el motivo de su fallecimiento, denunció la organización pro inmigrante No One is Illegal.

Los familiares demandaron a las autoridades canadienses y chilenas, a través del consulado en Toronto, una ayuda financiera para poder trasladar su cuerpo a Chile y darle sepultura.

La organización pro inmigrantes explicó que la ayuda nunca llegó y los familiares “fueron forzados a escoger la cremación a un costo superior a los tres mil dólares, pero más económico que trasladar el cuerpo”.

Su hermano Esteban dijo desde Chile, a través de la organización, que cremar a su hermano fue una decisión difícil pero “no teníamos dinero para trasladar su cuerpo por avión”.

No One is Illegal hizo eco de la demanda de los familiares a las autoridades para conocer las causas de la muerte de Javier Romero, cuántos días llevaba preso y si estaba en la celda con alguien más, si había señales de que padeciera alguna enfermedad física o psicológica y cuál es el reporte médico.

La organización de apoyo a los inmigrantes resaltó que Francisco fue el detenido número 14 que muere en un centro de detención para inmigrantes desde el año 2000 y el séptimo desde hace tres años.

En la misma semana que falleció Francisco se reportó la muerte de un refugiado de Burundi, de 64 años, quien se suicidó.

“No sabemos mucho de las muertes de estos inmigrantes, pero lo que sí sabemos es que estaban al cuidado de las autoridades migratorias, por lo que pedimos al gobierno de (Justin) Trudeau detener estas muertes cerrando los centros de detención”, dijo Syed Hussan, de la red End Immigration Detention Network.

Esta agrupación se formó en septiembre de 2013 luego de que 191 inmigrantes detenidos en la correccional de Lindsay declararan una huelga de hambre para protestar por la larga espera para su deportación.

Muchos de estos detenidos son inmigrantes que se quedaron sin estatus legal y fueron detenidos, pero algunos son recluidos en cárceles de máxima seguridad y llevan años esperando ser liberados o deportados.

Desde el 2000, 14 inmigrantes han muerto bajo custodia de la CBSA, mientras que en 2013 fueron detenidos siete mil 300 inmigrantes sin haber sido procesados, denunció No One is Illegal. (Con información de Notimex)



Temas relacionados:
Canadá



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]