Petromex va por 40 mil agremiados para quitarle el control a Romero Deschamps: Ana Lilia Pérez
El escritor Fabrizio Mejía comentó que por décadas los sindicatos han sido considerados un instrumento de control político.

Petromex, el nuevo sindicato de Petróleos Mexicanos (Pemex), buscan afiliar a 40 mil trabajadores y pelear la titularidad del contrato colectivo, que hoy está en manos del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), dirigido por Carlos Romero Deschamps, afirmó la periodista Ana Lilia Pérez. 

En #MesaDeAnálisis, Ana Lilia Pérez afirmó que la reforma laboral, con la cual se establece que los trabajadores deben elegir libremente a sus representantes, viene muy en sintonía con lo que ha ocurrido con el gremio petrolero, donde hace unos días se otorgó registro a un nuevo sindicato, a Petromex, que es el primero que se crea a partir de la Expropiación Petrolera.

Con ello, apuntó, “existe una nueva posibilidad para los trabajadores de poder afiliarse a este sindicato que está dirigido por una mujer, Yolanda Morales, una empleada de Petróleos Mexicanos desde hace más de 30 años, que había sido parte de un grupo disidente de Tabasco”.

Pérez dijo que tuvo la oportunidad de hablar con Morales, quien le compartió que ya tienen un censo de 40 mil empleados que podrían agremiarse con ellos.

“Es muy interesante, porque ellos buscarían pelear la titularidad del contrato colectivo de Petróleos Mexicanos“, señaló.

Expuso que este año toca revisar el contrato colectivo de Pemex, que se firmó en 2017 con vigencia a 2019; sin embargo, consideró que al nuevo sindicato “todavía no le alcanzaría para pelear la titularidad”.

De acuerdo con la periodista, el sindicato que dirige Carlos Romero Deschamps tiene más de 90 mil agremiados vigentes y más de 60 mil jubilados, pero “aunque ya empieza esta nueva campaña de Petromex, el abogado que los representa dijo que, siendo realista, “no nos alcanzaría para disputar la titularidad”.

Añadió que de acuerdo con la ley, cuando hay dos sindicatos en una misma empresa, quien puede negociar la titularidad del contrato es el que tiene mayor número de agremiados.

“Para nadie es ajeno esto de que se tendría que revisar la presencia de un líder como Carlos Romero Deschamps al frente del sindicato de Pemex, no sólo por lo que ha representado sino por la prebendas mismas que ha tenido este sindicato y clausulas bastante polémicas que deberán sujetarse a revisión. Por ejemplo, una clausula por la cual cada mes le transfiere al Sindicato más de 7 millones de pesos para que gasten en su oficina administrativa, y que yo pude revisar las facturas de qué gastaban con esos siete millones de pesos y me encontré gastos tan superfluos, como cremas de belleza, música ambiental“, detalló.

Por si te lo perdiste| Director de Pemex habla sobre el sindicato: “todo cumple un ciclo”

Además, recordó que uno de los reclamos principales que se le ha hecho a Romero Deschamps es que no se transparente el dinero de las cuotas de los trabajadores.

“A los trabajadores se les hace un descuento que va de los 150 pesos los 350 pesos catorcenales, es una bolsa millonaria de dinero”, precisó.

El escritor Fabrizio Mejía comentó que por décadas ha existido la idea de que los sindicatos sirven para el control de la estabilidad política.

Recordó que desde que cuando se dio un pacto con el gobierno de Miguel de la Madrid para el control de precios y de los salarios, los sindicatos no pedían aumentos salariales ni hacían huelgas.

LA GUARDIA NACIONAL

En otro orden de ideas, respecto a la Guardia Nacional, Mejía observó que “estamos saliendo de un Ejército que siempre ha sido utilizado para labores de represión política, de movimientos sociales, encarcelamiento y tortura, y que después fue utilizada por el expresidente Felipe Calderón para la guerra contra el crimen organizado”.

Sin embargo, consideró que por lo menos ha cambiado la retórica de qué va a hacer esta Guardia Nacional separándose de la guerra contra el crimen organizado.

Parece ser que el asunto no será el control del Estado sobre el territorio, que era un poco la obsesión de Calderón o su pretexto para desatar la guerra, sino el asunto de la seguridad. Ahí hay un faltante que se supone va a ser cubierto durante estos cinco años, que es tener seguridad en las poblaciones, en los municipios donde hay el mayor número de homicidios, de secuestros, de actividad ilegal armada, e ir capacitando a la policía que llegue a donde queremos llegar, que es el nivel municipal, que es ahí donde está la seguridad de una población”, abundó.

Sobre este tema, Ana Lilia Pérez refirió que el presidente Andrés Manuel López Obrador rompió el consenso al designar a un mando militar, porque durante su campaña él planteaba que el tema de la criminalidad en México no se resuelve con el Ejército o la Marina.

“Hay que analizar qué pasa en la reunión que tiene, ya como presidente electo en agosto pasado, con los representantes de la Secretaría de Marina y la Defensa Nacional. ¿Qué tipo de información le darían, para que a partir de entonces el discurso presidencial, en torno a la Fuerzas cambiaran diametralmente?”, cuestionó.

Un aspecto que preocupa, indicó, es que no se ponga la debida atención en el trabajo de inteligencia, que fue una de las grandes fallas que hubo en el periodo de Felipe Calderón.

El gran desafío será el propio trabajo de inteligencia, las estrategias que él mismo (AMLO) pueda plantear. Se requiere un trabajo quirúrgico, muy cuidadoso, y sobretodo el acercamiento con la ciudadanía, el trabajo de a mano con las comunidades. En el caso de México, el trabajo desde los propios municipios”, subrayó.

LA DETENCIÓN DE ASSANGE 

El jueves, Julian Assange, fundador del portal WikiLeaks, fue detenido en la embajada de Ecuador en Londres.

Fabrizio Mejía consideró que Assange “está pagando las consecuencias de revelar un imperio”, al dejar al descubierto que los organismos de inteligencia de Estados Unidos espiaban a su  población sin ningún tipo de restricción”.

Al respecto, la periodista consideró que el caso de Assange “es muy grave porque puede marcar un mal precedente contra la libertad  de prensa, la opinión, y sobretodo, la libertad de los periodistas de publicar verdades por muy incómodas que resulten a cualquier sistema”.

A continuación la #MesaDeAnálisis completa:






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.