Mensajes entre ‘Guerreros Unidos’ muestran “debilidad” de “verdad histórica” del caso Ayotzinapa: Centro Pro
El centro de derechos humanos que coordina la defensa de los padres de los normalistas aseguró que la explicación oficial del caso ha sido insatisfactoria.

Las conversaciones entre miembros del cártel Guerreros Unidos publicadas por Reforma corroboran que el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la CIDH tenía razón en pedir al Estado Mexicano que agotara la línea de investigación sobre el trasiego de drogas entre Iguala y Chicago, dentro del caso Ayotzinapa, aseguró el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez.

En un comunicado el Centro Pro afirmó que el reportaje firmado por Roberto Zamarripa, director de Información Nacional de Reforma, advierte que Guerreros Unidos es “una compleja red trasnacional de tráfico de drogas en vías de expansión, vinculada al trasiego de heroína en autobuses, coludida con niveles de gobierno municipal, estatal y federal y cuyo organigrama real es aún desconocido”.

Las conversaciones interceptadas por agentes de seguridad estadounidenses también muestran, a juicio del Centro Pro, “la debilidad de la llamada verdad histórica”.

Un mensaje enviado a las 15:28 horas del 27 de septiembre de 2014, en la conversación entre miembros de Guerreros Unidos, habla de “60 paquetes ya guardados y otros con San Pedro”. Suponiendo que la palabra “paquetes” se refiera a personas, el mensaje habla de 60 personas guardadas, pero según la versión de la Procuraduría General de la República a esa hora los estudiantes ya habían sido incinerados.

Además, añade el Centro Pro, la conversación entre los integrantes del grupo criminal permite afirmar que ellos supieron desde el principio que en los autobuses que atacaron viajaban normalistas de Ayotzinapa, derribando la hipótesis de que los miembros del cártel se hubieran confundido o hubieran pensado que el grupo de estudiantes estaba infiltrado por narcotraficantes.

Sin embargo, el propio texto de Reforma indica que “los integrantes de GU (Guerreros Unidos) creían que un grupo de Los Rojos, enviado por Santiago Mazari, alias “El carrete”, pretendía tomar la plaza de Iguala y supusieron que la movilización estudiantil era parte de la operación rival“.

“A casi 43 meses de los hechos, los mensajes confirman que el caso no puede cerrarse y que la explicación oficial que se ha dado es insatisfactoria. A la luz de la revelación de Reforma, exigimos que la PGR agote todas las líneas de investigación que surgen de los mensajes, evitando un cierre precipitado con tintes electorales y que se profundice el escrutinio de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la colaboración de las agencias norteamericanas”, concluye el comunicado.

PGR oculta enorme red de complicidades: AI

Amnistía Internacional se sumó a la exigencia del Centro Pro y afirmó que es tiempo de que la PGR ajuste su investigación y se allegue de toda la evidencia disponible.

“La revelación de que el ataque a los estudiantes y a otras personas pudo estar dirigido, desde los Estados Unidos, por miembros de la delincuencia organizada debe mover a las autoridades mexicanas a abandonar finalmente su desacreditada teoría del caso y a comprometerse a investigar los hechos de forma seria y expedita”, indicó AI en un comunicado.

Afirmó que la PGR no ha atendido adecuadamente la línea de investigación sobre trasiego de drogas entre Iguala y Chicago, “lo que parece ser un esfuerzo más por ocultar lo evidente: que este caso demuestra la existencia de una enorme red de complicidades que involucran a autoridades en todos los niveles del Estado mexicano que ha permitido la comisión de violaciones a los derechos humanos y crímenes de derecho internacional”.






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]